Back to Top

contacto@nuestrarevista.com.mx

headerrss headerfacebook headertwitter

La estrategia de la polarización 

Respecto a las recién pasadas elecciones, el analista Héctor Aguilar Camín ha dicho que si se piensa la elección del domingo como un referendo a favor o en contra del gobierno, está claro que lo perdió el gobierno, porque los votos de la oposición fueron más que los votos del gobierno. Si se piensa como una elección para darle al gobierno la capacidad de cambiar con sus aliados la Constitución, también la perdió el gobierno. 

Esto impide que el gobierno vaya por algunos de sus caminos anunciados, como rehacer el INE, para lo cual necesita mayoría calificada”.  (milenio.com) 

Sin embargo, por el contrario, dos exdirigentes nacionales del Partido Acción Nacional, el partido menos débil de la alianza opositora, Gustavo Madero y Damián Zepeda, exigieron al dirigente de su partido y los dirigentes aliados hacer una revisión autocrítica de los resultados electorales, pues el bloque opositor no ganó y piden que se admita. Además solicitan que se reconozca que perdieron el 80% de las gubernaturas en disputa.

No entiendo por qué nos va a caer bien repetir una y otra vez una mentira, con eso no se va a convertir en realidad”, dijo Zepeda Vidales al señalar que no hubo victoria opositora, pues Morena ganó la mayoría de los gobiernos estatales y aumentó en más de 24 millones de mexicanos la población gobernada bajo sus siglas.

Leer más: La estrategia de la polarización 

La elección y sus lecciones 

La participación política está impulsada por el interés propio, el sentido del deber ciudadano, el impacto percibido del gobierno sobre la vida propia, el sentido de eficacia política de la acción personal, el conocimiento de las opciones políticas disponibles.  

La gente vota, hace campaña, se manifiesta, hace huelga o motines porque piensa que el gobierno puede solucionar algún problema individual o de grupo. (nuestrarevista.com.mx)

Después de haber vivido en México una campaña política intensa en todos los sentidos, es tiempo de volver a la calma, tiempo de serenarse y convertir toda la energía en razonamientos objetivos y constructivos.

Todo tiene su momento, y cada cosa su tiempo bajo el cielo: Su tiempo el nacer, y su tiempo el morir; su tiempo el plantar, y su tiempo el arrancar lo plantado. Su tiempo el matar, y su tiempo el sanar; su tiempo el destruir, y su tiempo el edificar. Su tiempo el llorar, y su tiempo el reír; su tiempo el lamentarse, y su tiempo el danzar. Su tiempo el lanzar piedras, y su tiempo el recogerlas; su tiempo el abrazarse, y su tiempo el separarse. Su tiempo el buscar, y su tiempo el perder; su tiempo el guardar, y su tiempo el tirar. Su tiempo el rasgar, y su tiempo el coser; su tiempo el callar, y su tiempo el hablar. Su tiempo el amar, y su tiempo el odiar; su tiempo la guerra, y su tiempo la paz.

Leer más: La elección y sus lecciones 

Todos a votar

Este próximo 6 de junio se llevará a cabo la elección más grande de México, y lo es no solo por la cantidad de cargos públicos a elegir, sino por la importancia que su resultado significa para el devenir democrático del país. 

Las elecciones locales, por su naturaleza, atienden a necesidades que tienen que ver con el día a día que viven los ciudadanos: la calidad de los servicios públicos primarios,agua potable, drenaje, pavimentación, alumbrado público, limpieza, parques y jardines, etcétera; y el derecho de todas las personas a acceder a ellos en condiciones de igualdad. Mientras que la campaña política en la elección de legisladores siempre es más compleja de desarrollar, porque hay que articular un discurso que muestre a los electores los beneficios concretos de las propuestas legislativas que se abanderan. Esta campaña federal, tal vez por el ambiente de polarización política que vive el país, ha hecho para el electorado aún más difícil percibir cuáles son los planes o programas de gobierno que cada partido plantea en su propuesta legislativa. 

Incluso, existe en el imaginario social que solo se presentan a la elección dos corrientes políticas, representadas cada una en su propia alianza, y que la única disyuntiva que se plantea es darle al presidente Andrés Manuel López Obrador la mayoría en la Cámara de Diputados para que continúe con su programa de gobierno, apoyado en modificaciones constitucionales, o, por el contrario, votar porque exista en la Cámara un contrapeso que contenga la actual política desarrollada por el primer mandatario. 

Leer más: Todos a votar