Back to Top

contacto@nuestrarevista.com.mx

headerrss headerfacebook headertwitter

Abandonaron la Inteligencia

De acuerdo a un trabajo de reconstrucción realizado por el equipo del programa En Punto de Noticieros Televisa sobre los acontecimientos ocurridos en Culiacán, Sinaloa, el pasado día 17 a las 15:00 horas, varios subsecretarios de gobernación y defensa que volarían de la ciudad de México a Oaxaca, para asistir a la gira presidencial, se quedaron en la ciudad tras recibir el mensaje de un operativo que se estaba llevando a cabo, en Culiacán, Sinaloa, por parte de elementos del ejército y de la guardia nacional.

A las 15:30 reciben la confirmación de que se había detenido a Ovidio Guzman López, en una casa en el sector Tres Ríos. Simultáneamente, empiezan a recibir reportes de disparos y presencia de hombres armados en esa zona de Culiacán, especialmente cerca de la Fiscalía Estatal.

Leer más: Abandonaron la Inteligencia

Rosario Ibarra de Piedra

Al iniciar su administración, el Presidente Miguel de la Madrid designó a Horacio García Aguilera, Secretario de Agricultura y Recursos Hidráulicos. Con una vida trabajando en el FIRA, la oficina burocrática en materia agrícola del Banco de México, el Secretario no tenía experiencia en esta área de la política agrícola mexicana, que implicaba mucho trabajo político y por ende conocimiento de cada uno de los elementos que participaban en esta empresa tan delicada del país.

Los esquemas tecnocráticos de García Aguilera y su equipo de FIRA chocaron de frente contra la realidad del campo. Sus propuestas carecían de sensibilidad social y por tanto no incluían mecanismos políticos que facilitaran su aplicación. De igual forma, al interior del aparato administrativo, los recién llegados se enfrentaban a la burocracia en todos sus niveles. En pocas palabras, no nos entendíamos.

Leer más: Rosario Ibarra de Piedra

Los Verdaderos Anarquistas

Ahora que, usada sin ningún rigor, se escucha y se lee entre noticias, noticieros y tertulianos la palabra anarquista, les comparto un pasaje escrito por el Maestro e historiador Fernando Benítez de la vida política de los hermanos Flores Magón, cuyo pensamiento libertario, se ha dicho, es el resultado de una amalgama entre la concepción comunitaria de la vida en los pueblos indígenas, la tradición decimonónica liberal mexicana y el pensamiento de filósofos anarquistas europeos.

Los estudiantes, en la atmósfera de cobardía y fatalismo imperante desde la época de Manuel González, habían sido el alma de los movimientos populares, situación que los hermanos Flores Magón lograron aprovechar al máximo. Para asistir a la escuela de jurisprudencia y a los bufetes de abogados en que se sostenían muy precariamente trabajando de pasantes, les era necesario vestirse como la “gente decente”, y traicionar a su clase en alguna medida, lo cual después de todo no era un obstáculo, ya que “la plebe” reconocía a los estudiantes por sus libros, los consideraba sus líderes naturales y lo seguía hasta el sacrificio.  “Es decir, resume Enrique Flores Magón, que en aquella época   (1892) los estudiantes fuimos el cerebro del pueblo, como el pueblo habría de constituirse en los brazos de los estudiantes”.

Leer más: Los Verdaderos Anarquistas