Back to Top

contacto@nuestrarevista.com.mx

headerfacebook headertwitter
 

Nunca es tarde para cumplir tus sueños

Susana Cepeda Islas

Una acción natural, permanente y cotidiana del ser humano es construir sueños, y ¿Qué son los sueños? Si buscamos la definición encontraremos que son historias realistas que nuestro cerebro crea mientras dormimos o que es una parte integral de la vida cotidiana, una necesidad biológica que permite restablecer las funciones físicas y psicológicas esenciales para un pleno rendimiento. En esta ocasión, me quiero referir a los sueños personales, a los objetivos que nos proponemos, que nos provocan alegría e imaginación, a nuestros deseos más íntimos. Frecuentemente nos vemos frustrados porque pasa el tiempo, y no podemos realizarlos en el momento que deseamos, esta idea es suficiente para abandonar nuestros sueños, dejar a un lado todas las energías necesarias para conseguirlos. Estoy convencida de que nunca es tarde para alcanzar nuestros sueños, ya verá mi querido lector porque lo afirmo.

Hace ya algunos años, no recuerdo si 17 o más, coincidimos en la alberca de un recién inaugurado Club deportivo en Saltillo, con Blanca Leticia Valdés Coss (alias Lety Tormenta) ambas compartimos la pasión por nadar, sólo que ella es más audaz porque también corre y anda en bicicleta. Es una mujer a la que respeto y admiro. Se jubila del área administrativa del Instituto Mexicano del Seguro Social en 2007, recién había cumplido 54 años. Una mañana estaba tomando su café en la cocina de su casa, muy cómoda leyendo el periódico, cuando vio un anuncio de una competencia de bicicleta, y sin pensarlo dos veces, salió de su casa para inscribirse en la carrera, -debo señalar que desde pequeña le han apasionado los deportes- tenía años de no subirse a una bicicleta, sin embargo, ese no fue ningún impedimento, fue con el Sr. Romo que tenía un taller donde se reparaban las bicicletas y le pidió prestada una para la carrera. El Sr. Romo le presto su bicicleta, no sin antes explicarle como trabajaba y describirle la función de cada palanca, le recomendó que entrenará, en ese momento no lo hizo porque la competencia era ese fin de semana.

De esta manera, empieza su amor por el deporte, ya era su tiempo, ya había formado un hogar, había dedicado esfuerzo y energía para apoyar a sus hijas. Dos de ellas grandes deportistas Berenice y Alejandra Meza, participaron en Olimpiadas Nacionales, Juegos Centroamericanos y Panamericanos. Ya sin compromisos laborales y familiares empieza Lety su nuevo camino por el deporte, transcurren cinco años de competir sin tener una bicicleta propia, gracias a la generosidad de Romo, después bajo la asesoría de Rocío Riojas quien la animó a inscribirse en un triatlón. Empieza a entrenar y a subir poco a poco a mejores lugares en las competencias hasta llegar a clasificar para competir internacionalmente, en 2012 es su primer mundial en Nueva Zelanda.

Después de su primer mundial, siguieron las participaciones internacionales, ha estado en Londres; Edmoton, Canadá; Chicago, EU; Rotterdam, Holanda, Lausana, Suiza, Abu Dhabi, los Emiratos Árabes; Gold Coast, Australia; España y la lista de países que ha visitado con su bicicleta al hombro no acaban, lo increíble es que siempre ha estado entre los 5 primeros lugares. Pero esta aventura no ha sido siempre divertida, durante sus competencias ha tenido varios accidentes en la bicicleta y corriendo, caídas que le han fracturado sus piernas, brazos, mandíbula, tobillos y demás partes del cuerpo, lo admirable es que se levanta y sigue compitiendo sin importarle el dolor, su único pensamiento es terminar la competencia, sin importar el lugar en el que llegue. Le han robado sus maletas, no llega a tiempo a las competencias su bicicleta, En fin, una serie de contratiempos que no la paran, sigue.

Para ella: “Participar en un triatlón claro que causa emociones: como el miedo e inseguridad ante un peligro real o imaginario, por ejemplo, cuando nadas en el mar y hay mucho oleaje, o hay corriente en contra. O a veces toca competir con lluvia y el agua es mantequilla para la bici, tienes más probabilidades de sufrir una caída. En el 2024 en el triatlón de Acapulco, nos suspendieron la nadada porque había cocodrilos en el mar. También te da temor perder la dirección del recorrido en el mar. Te da temor sufrir una caída en la bicicleta (tienes que ir muy atenta y concentrada).  Si cometo un error, trato de superarlo y continuar. Y no reaccionar de forma exagerada cuando las cosas salen mal (caídas, ponchadas de las llantas de la bici). En el mismo evento de Acapulco me caí dos veces de la bicicleta muy fuerte, primero se aflojó el manubrio y después atropellé a una persona que se atravesó, me recuperé, continúe y terminé. Cuando termino un triatlón siento satisfacción, alegría y mucha gratitud, por poder física y mentalmente realizar el triatlón”.

Ahora a sus 66 años, le pregunté hasta cuando Lety dejarás de competir y su contestación fue: “Le voy a seguir hasta donde pueda y hasta donde Dios lo permita, porque al terminar un triatlón me siento orgullosa, feliz y viva”. Espero que aún sean muchos, muchos años más, verdad estimado lector que Lety es una mujer fuera de serie, y lleva muy bien puesto el alias de Tormenta porque nada la detiene, su disciplina, constancia y método, le ha dado grandes satisfacciones. Verdad que nunca es tarde para cumplir tus sueños, ¡Sólo decídete! Ya lo decía sabiamente Gabriel García Márquez “Vale la pena volver a empezar una y mil veces mientras uno esta vivo”.

El poder de las palabras

Susana Cepeda Islas

No tengo la menor duda que la sociedad esta atravesando por una cruda y caótica crisis. Consecuencia del avance de la tecnología, el fanatismo por poseer y el apego (a las personas, a las cosas materiales etc.), el individualismo, la competencia, el descrédito a los valores éticos, la adoración a la ignorancia, la facilidad para mentir, estas acciones llevan a la destrucción. A tomar el camino más fácil para obtener cosas que no tienen importancia. En fin, nos olvidamos del ser y damos importancia al tener. Todo lo queremos rápido y sin el menor esfuerzo, esta situación ha afectado también la comunicación con nuestros semejantes.

Obviamente olvidamos el poder que tienen las palabras, las utilizamos de una manera determinada para comunicarnos, lo hacemos con expresiones habituales y diferentes formas de hablar, con las palabras podemos resolver problemas o crearlos, podemos también emocionarnos, entristecernos, alegrarnos, enojarnos, en fin, provocan un sin número de manifestaciones en las personas, las palabras por lo tanto tienen poder, porque a través de ellas podemos crear o destruir. Buda con gran sabiduría comentaba “La lengua es como un cuchillo afilado… mata sin que brote la sangre”. La biblia en el salmo 119:105 señala: “Tu palabra es una lámpara a mis pies; es una luz en mi sendero”.

Michel de Montaigne escritor, filósofo y humanista francés considerado el héroe de la conversación, comprendió que la palabra es una gran herramienta para formar nuestras ideas, aseguraba que la buena conversación es el laboratorio principal de ideas y un semillero de prosperidad. En sus brillantes premisas descubre que la conversación es un valioso espacio vital para juzgar nuestras propias ideas, para conservar un pensamiento crítico vivo, otorgar un buen orden a nuestras ideas y cuidar nuestros argumentos.

Es lamentable que en la actualidad no cuidemos las palabras que expresamos al comunicarnos, olvidamos que el lenguaje es bello, basto, existen palabras para señalar de manera precisa objetos concretos, conceptos abstractos, de manera que la conversación sirva para intercambiar opiniones, algunos estudiosos afirman que las palabras son tan poderosas que tienen un poder sanador y también el efecto contrario enfermar.

Lo caótico es como ahora las personas utilizan una gran cantidad de adjetivos descalificativos al comunicarse con sus semejantes, desmereciéndolos o reforzando lo negativo al expresarse. Escuchaba hace poco tiempo una conversación que llamó mi atención, entre dos buenos amigos que supuestamente se aprecian, utilizaban un lenguaje con una gran cantidad de adjetivos que expresan todo lo contrario a una buena amistad que debería alentarte, no descalificarte, hablar con palabras amables, no con palabras toscas, rudas, una amistad te demuestra lo valioso que eres como persona, no se empeña en hablarte con palabras que humillan.

Considero que la sociedad no está consciente que se encuentra enfrascada en vivir los antivalores, que se manifiesta cuando nos comunicamos con los otros. Todo ello, producto de la desintegración familiar, la situación económica, las adicciones, y demás situaciones. A esto súmele como todos los medios de comunicación difunden conductas antiéticas que frecuentemente realizan los ciudadanos y que sólo fomentan el egoísmo, mentira, injusticia, los impulsos negativos, la falta de amor al prójimo, el individualismo, todo esto lleva a la destrucción de la familia, a la decadencia de la sociedad, observemos como estas conductas se están haciendo normales, eso es peligroso.

Debemos preocuparnos por construir un buen presente, poner más atención a nuestra familia, a formar personas con valores que aprendan con nuestro ejemplo, hablándoles a nuestros semejantes de manera correcta con respeto, fomentando la armonía, la cordialidad, la empatía, para contrarrestar lo que estamos viviendo ahora, la falta de unión, muerte, odio, la ignorancia, la mentira, la destrucción. No olvidemos que el poder de nuestras palabras puede cambiar nuestra realidad por una mejor.

El agua crónica de una muerte anunciada

Susana Cepeda Islas

La crisis del agua es una realidad mundial, este suceso me recordó el título de la novela de García Márquez, Crónica de una muerte anunciada donde se describe como anuncian el asesinato de Santiago Nasar cometido por los gemelos Vicario y nadie del pueblo evita o advierte a Santiago su asesinato. Es el mismo caso el que se esta viviendo con la crisis del agua, se informa, se avisa, se anuncia, se advierte, y en la cotidianidad de la vida no se hace nada por tomar las medidas necesarias para evitar que este preciado líquido desaparezca y los daños sean irreversibles, se agote el vital para la conservación de la vida y no tenga ya solución y lleguemos al Día Cero.

Nuestro país es vulnerable a las sequías debido a que el 52% del territorio es de clima árido o semiárido. Lo cual complica la situación de escases de agua, imagine usted el 60% del agua potable proviene de los cuerpos de agua artificiales, según el INEGI, el 76% se dedica a la agricultura, 14% abastecimiento urbano, 5% a la industria y el resto a generación de electricidad. En los últimos años se ha incrementado la extracción de los mantos acuíferos, lo que nos lleva a ocupar el 4° lugar a nivel mundial con mayor extracción de agua del subsuelo, estos acuíferos están en riesgo de sobreexplotación.

Para tomar las medidas adecuadas y evitar que se escasee el agua en el país, es necesario que gobierno y sociedad civil trabajen juntos en el mismo sentido y con la misma dinámica, lo cual no se lleva a cabo en la actualidad, observamos una gestión ineficiente del este preciado líquido del gobierno Federal. ¿Qué factores impiden que se regule con eficacia de la captación, explotación y distribución del agua? Es muy simple de percibir, lo grave de este escenario, por un lado, no existe un buen marco legal regulatorio, como siempre la presencia de la corrupción, la insolvencia de inversión y la falta de voluntad política para dar prioridad a este problema nacional. Otro inconveniente es que los cuerpos artificiales y el agua del subsuelo se están contaminando.

A principios de este año, la Subdirección General Técnica de Conagua señalo que, de las 210 principales presas de nuestro país, con capacidad de almacenamiento del 92% de los embalses del país, se encuentran con una capacidad del 50%. Los estudiosos del tema pronostican que para el 2050 al menos 11 estados de los 32 que existen en el territorio nacional y que representan el 44%, no podrán cubrir sus necesidades básicas de agua. Sumemos a esto que el gobierno federal recortó el presupuesto y la ausencia de proyectos para atender la emergencia de escasez de agua.

Es necesario que se eficiente el manejo de recursos hídricos por parte de las autoridades y también en gran medida los consumidores masivos de agua tanto el sector agropecuario, industrial, hasta el individual. ¿Cómo debemos ayudar los ciudadanos para contribuir a disminuir la falta de agua? Siendo conscientes del problema, y actuando en consecuencia cada vez que utilicemos el agua.  Por ejemplo: utilizar la lavadora eficientemente, reducir el tiempo al lavar los trastes, bañarse, lavarse las manos, los dientes. Estar al pendiente de las fugas de agua y repararlas inmediatamente, investigar métodos de recolección de agua. Regar las plantas por la noche racionando el agua. Entre otras acciones que coadyuvarán a mejorar esta situación.

No hay otra forma de salir adelante, solamente exigir al gobierno Federal que incremente el presupuesto a este rubro, instrumentar proyectos eficientes para la conservación del agua. Con estas y algunas otras acciones en nuestros hogares, aseguraremos este vital líquido para las futuras generaciones, evitando con esto llegar al Día Cero, nombre que se le da al momento en que el agua será insuficiente para los seres vivos, situación que hay que evitar antes que sea tarde y se convierta en una catástrofe que nos lleve a la extinción de la humanidad. ¡Sin agua no hay vida!

La infancia es fundamental en la vida del adulto

Susana Cepeda Islas

Este próximo 30 de abril se festeja el día del niño, el propósito de esta celebración es para dar importancia a la etapa infantil y crear conciencia en la humanidad, debido a que es fundamental en la vida de los individuos, reflexionar en lo vulnerable que es la infancia y luchar para que todos los niños del mundo tengan cubiertas sus necesidades básicas. La Organización de las Naciones Unidas, pensando en la situación de los niños, en el año de 1959 se realiza la Declaración Universal de los Derechos del Niño y en 1989 se aprueba la Convención de los Derechos del niño, donde se “establece una serie de derechos para los niños y las niñas, incluidos los relativos a la vida, la salud y la educación, el derecho a jugar, a la vida familiar, a la protección frente a la violencia y la discriminación, y a que se escuchen sus opiniones”.

En nuestro país en 1924, siendo presidente de la República, el general Álvaro Obregón se estableció el 30 de abril como el día del niño. Lamentablemente en nuestro país una gran parte de la población infantil se encuentra en una situación vulnerable, debido a que son muchos los factores que lo provocan. Según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), informó los siguientes datos: en 2020 el 27.5%   de la población infantil presentaba carencia de los servicios de salud, sin embargo, los datos en 2022 arrojan que el 42.3 % no tiene atención en los servicios de salud. Como puede observarse el aumento de esta cifra es considerable. Es muy triste darse cuenta de que al actual gobierno no le interesa la infancia mexicana, que representa el futuro del país, una muestra de ello es la falta de atención a los niños con cáncer, en un estudio realizado por la UNAM, reporta que aproximadamente 2 mil muertes se dan al año por cáncer infantil, producto de un diagnóstico tardío o por la suspensión del tratamiento, todo esto por falta de presupuesto a este rubro.

La organización Aldeas Infantiles SOS publicó un estudio donde se informa de la situación de los Derechos de niños, niñas y adolescentes en 2023, sobre sale que las Leyes que protegen a los niños no se cumplen, en seguridad, salud, educación, economía entre otros derechos infantiles, aumenta significativamente el número de suicidios al incrementarse 133% en una década. Otro indicador es la orfandad según el DIF Nacional, más de 118 mil menores son huérfanos producto de la delincuencia criminal. El INEGI informa que hay un millón 600 mil niños que viven sin sus padres, además de sufrir las consecuencias de la violencia, el embarazo precoz, la falta de nutrición, de educación, y el trabajo infantil.  Para rematar estos datos, el tipo de educación que se está ofreciendo es de baja, muy baja calidad, basta echar una hojeada a los libros de texto, que claramente se observa que no es educación es adoctrinamiento.

La infancia mexicana esta atravesando una situación muy delicada, pero ante este difícil problema el gobierno federal se muestra indiferente, insensible, ya que el ejecutivo tiene otros datos, por ello, se ha reducido significativamente el presupuesto. Las Organizaciones no gubernamentales que coadyuvan y son un paliativo para esta situación, contribuyendo con albergues, orfanatos, casa hogar, que daban atención a más de 40 mil niños, ya no reciben la ayuda de parte del gobierno para sostener estas instituciones dejando a su suerte a miles de infantes.

De acuerdo con la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, en su artículo 1° a la letra dice: “II. Garantizar el pleno ejercicio, respeto, protección y promoción de los derechos humanos de niñas, niños y adolescentes conforme a lo establecido en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y en los tratados internacionales de los que el Estado mexicano forma parte”; es obligación del Estado mexicano reconocer a las personas menores de edad como “sujetos plenos de derechos”, y “asegurar que todas las medidas, programas, políticas públicas, decisiones y estrategias tendientes a lograr su desarrollo integral, se diseñen y ejecuten con perspectiva de derechos, con enfoque diferenciado que atienda las características particulares de los diversos grupos que conforman la niñez y adolescencia, y teniendo como consideración primordial su interés superior”. Todo esto no se lleva a cabo, no aplica para este gobierno.

El daño que se está haciendo a la infancia es grave y tendrá consecuencias negativas para la sociedad. Ya lo estamos sufriendo, hace unos días una creatura de 13 años apuñala a su novia de la misma edad, porque ella terminó con la relación de noviazgo, esta situación se asemeja a una de novela ciencia ficción. Estimado lector la infancia es fundamental, porque los primeros años vida, dependiendo de su entorno tienen consecuencias en la edad adulta, por ello, se deben cuidar todos los aspectos para tener un buen desarrollo biológico, psicológico, cultural y social. La formación de un niño debe ser integral, porque define el tipo de ciudadanos, por ello, la sociedad civil debemos exigirle al gobierno federal no descuidar la infancia y poner toda la atención en preocuparse y ocuparse por formar personas responsables, éticas, con una buena formación educativa, trabajadoras, solidarias, que puedan tener una familia sólida y por ende, también la sociedad y así evitar el caos.

Rendirse ¡nunca!

Susana Cepeda Islas

Algunas personas con frecuencia no estamos conscientes de lo que significa no rendirse, esta acción la realizamos, sobre todo, cuando iniciamos una actividad que desconocemos, es normal que no la dominemos al iniciarla, sin embargo, nos desesperamos con gran facilidad y dejamos de intentarlo nos rendimos. Rendirse es abandonar, dejar que las situaciones retadoras trunquen nuestros sueños, metas, deseos, es someterse a la adversidad. Por ello, la palabra rendirse es por lo regular interpretada como renunciar, abandonar alguna actividad. La palabra viene del griego ANTHISTEMI, que significa ponerse en pie. En latín resistire significa “tolerar, combatir una fuerza”.

En diferentes manifestaciones del arte, se ha interpretado lo que significa no rendirse, por ejemplo, Mario Benedetti escribió el poema No te salves, que uno de sus párrafos dice así: “No te rindas, por favor no cedas, aunque el frío queme, aunque el miedo muerda, aunque el sol se ponga y se acalle el viento, aún hay fuego en el alma, aún hay vida en tu seno”.  También lo menciona en una canción el grupo español el Dúo dinámico titulada Resistiré, cuya letra fue escrita por Carlos Toro Montoro, periodista y compositor; la música es de Manuel de la Calva. La considero un himno, en una de sus estrofas dice: “Resistiré, para seguir viviendo. Soportaré los golpes y jamás me rendiré. Y aunque los sueños se me rompan en pedazos, resistiré, resistiré” canción que se hizo popular durante la pandemia del COVID-19.

En la biblia en Efesios 6:13 dice: “Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes”, este versículo nos anima a enfrentar las complicaciones de la vida con valentía, mantenerse firme y no moverse de ahí. Nos debemos entrenar para tolerar y aguantar lo que venga. En lo espiritual significa entregarse a la vida tal y como es.

Cuando se va a iniciar una nueva actividad pensemos en nadar, para lograr hacerlo correctamente se debe primero aprender a flotar para evitar asustarse y tener miedo a hundirse, después relajar la respiración para dominarla tomar aire y expulsarlo dentro del agua, al inició es normal que te atragantes con el agua, ya que dominas el flotar y el respirar, entonces te concentras en la patada y el braceo, ya que en cada estilo se realiza de manera diferente, para lograr nadar entonces, debes tener paciencia, practicar y practicar hasta dominar el miedo a no ahogarse, lamentablemente las personas que no lo logran de inmediato y abandonan la actividad se rinden. Se pierden de ser grandes nadadores y de todos los beneficios de hacerlo.

Si desea aprender a tocar la guitarra, es necesario desarrollar la agilidad en los dedos, conocer las notas musicales, a tomar correctamente la guitarra, a tener una postura adecuada, aprenderse las partes que la componen, dominar los acordes, las notas, la tablatura, afinar el oído para identificar que la cuerda de arriba es la más aguda y la de abajo la más grave, soportar el dolor en los dedos y además contar con la paciencia, tiempo, practicar, practicar, cuando la dominas dejarse llevar por las notas musicales. Diversas personas al no lograr interpretar sus canciones preferidas abandonan la actividad sin saber que podrían ser grandes guitarristas.

Cualquier tipo de actividad nueva que deseemos iniciar, es indispensable comprender y aceptar que al inicio no la vamos a dominar, que vamos a realizarla con torpeza porque debemos desarrollar determinadas habilidades para hacerlo correctamente. Por ello, evitemos sufrir de Atiquifobia el miedo irracional e intenso frente a las situaciones que puedan suponer un fracaso para la persona. Estimado lector es transcendental nunca rendirse, seguir y seguir, con dedicación, perseverancia, paciencia, persistir y sobre todo resistir.

Página 1 de 7