Back to Top

contacto@nuestrarevista.com.mx

headerrss headerfacebook headertwitter
 

CAPITALES: El reto de los mexicanos: aprender inglés

Francisco Treviño Aguirre

Nuestro país es un de los principales destinos para turistas de Estados Unidos, Canadá y Reino Unido, países donde el idioma oficial es el inglés, pero tristemente solamente un porcentaje muy bajo de la población en México habla este idioma. Algunos analistas mencionan que solo el 10 por ciento de los mexicanos pueden tener una conversación básica, mientras que quienes pueden mantener una conversación fluida, es menos del 1 por ciento (se habla de 500 mil mexicanos en una población donde somos 120 millones de habitantes).

En este sentido, sobresalen los destinos turísticos como aquellos lugares donde la población tiene mayor dominio de este idioma, seguido de las ciudades con mayor desarrollo industrial como Monterrey, Guadalajara y Ciudad de México. Según el Índice del Dominio del inglés de Education First del 2021, ocupamos el lugar 92 de 112 naciones clasificadas, colocándonos en la última posición de los países Latinoamericanos.

Considerando que México es un destino turístico por excelencia y un país muy atractivo para la llegada de inversiones internacionales, donde la gran mayoría provienen de Estados Unidos, la barrera del idioma es en ocasiones un impedimento para que quienes aspiran a colocarse en alguna posición importante en dichas empresas lo puedan hacer. Aquí la pregunta es, ¿Por qué en las instituciones de educación básica no se fomenta el aprendizaje del inglés como una parte fundamental de las materias básicas?

No estamos hablando solamente de la educación pública, también las instituciones privadas necesitan fortalecer el inglés no solo como una materia más, sino como parte de un plan de estudios que permitan a los estudiantes contar con un nivel aceptable para que durante su vida estudiantil se siga fortaleciendo. Existen muchas aristas que van desde la desmotivación por parte del estudiante, hasta el poco interés de algunos maestros para que los alumnos aprendan. No estamos generalizando, ya que hay estudiantes que realmente se esfuerzan por aprender y maestros con gran vocación de servicio, que, pese a muchas limitaciones en sus centros de trabajo, logran formar excelentes estudiantes.

Hace algunos años, el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) llevó a cabo una propuesta de agenda nacional llamada ingles es posible, donde participaron organismos e instituciones nacionales e internacionales donde se menciona que el dominio del inglés puede llegar a favorecer la calidad de vida de la población y mejorar la competitividad de las empresas mexicanas, al incrementar la participación tanto de la sociedad como del sector productivo en un entorno global. Para alcanzar estos objetivos es importante crear un trinomio entre la iniciativa privada, el sector educativo y el gobierno, donde se impulsen desde la educación básica e intermedia el aprendizaje de inglés y se tomen las mejores prácticas llevadas a cabo en otros países que han logrado sobresalir en este tema.

Si en nuestro país se logró salir adelante en la pandemia con clases en línea pese a las grandes limitaciones que existen en materia de tecnología, es posible llevar a cabo un proyecto de nación para impulsar que más mexicanos puedan dominar el inglés. No es cuestión de ser fifís o no, el idioma inglés es una herramienta básica para competir en un mundo cada vez mas globalizado, y quien tenga esta llave, será capaz de abrir más puertas.

Twitter: @pacotrevinoa

 

CAPITALES: México con gran potencial para combustibles cero-emisiones en el transporte marítimo

Francisco Treviño Aguirre

De acuerdo con un estudio donde participan varios expertos en el sector energético y el Foro Económico Mundial, nuestro país cuenta con el potencial de desempeñar un papel clave en la transformación del transporte marítimo global a través de combustibles verdes derivados del hidrógeno y electricidad limpia. La proximidad de México con importantes socios comerciales en la costa de América del Norte y de los océanos Pacífico y Atlántico facilita el acceso a los mercados de prácticamente todo el mundo. Esto podría posicionarnos como un proveedor líder de embarcaciones que visitan los puertos y un importante exportador de combustibles limpios.

Este estudio menciona que el acceso de México a rutas marítimas concurridas y el abundante potencial de energía renovable nos colocan en una buena posición para impulsar el mercado de combustibles sin carbono. México tiene un rico potencial de energía renovable: se han establecido metas para una disminución del 22 por ciento en las emisiones de gases de efecto invernadero para 2030 y del 50 por ciento para 2050. La descarbonización del sector naviero local a través de la exploración de combustibles verdes como el hidrógeno es una forma de alcanzar este objetivo.

Los beneficios de adoptar combustibles sin carbono van más allá de facilitar la descarbonización del transporte marítimo. Con la exploración de la producción de combustibles con bajas emisiones de carbono, se podría ver un aumento en la creación de empleos verdes y, posteriormente, la necesidad de volver a capacitar a la fuerza laboral. Además, la transición podría respaldar la descarbonización en otros sectores difíciles de reducir y colocar a México en la posición de ser un importante exportador de productos básicos verdes, respaldando la demanda mundial de productos bajos en carbono.

México puede beneficiarse de varias maneras de llevar un sector de combustibles para el transporte marítimo libre de carbono. Además de garantizar que el país alcance sus objetivos más amplios de descarbonización, las energías renovables desplegadas localmente también pueden crear seguridad energética y ayudar a catalizar la economía baja en carbono al apoyar la descarbonización de otros sectores, creando una amplia gama de empleos.

Hoy por hoy, atraer la inversión extranjera y nacional requeriría una demanda regular del sector naviero mundial y un panorama político que facilite esta industria. A medida que los actores dentro de la cadena de valor del transporte marítimo y el gobierno mexicano hagan sinergia donde se demuestre que la descarbonización del transporte marítimo es factible, el potencial para suministrar combustibles de cero emisiones podría dar paso a un crecimiento real y una gran oportunidad de negocio.

El excepcional potencial de energía renovable de México, la proximidad geográfica a las rutas marítimas clave y los sólidos acuerdos comerciales podrían catalizar la descarbonización del transporte marítimo a través de la ampliación del abastecimiento de combustible sin carbono y la expansión de las exportaciones de combustibles de hidrógeno. Esto tendría un impacto a largo plazo en la economía local a medida que se crean empleos verdes y se fortalecen las cadenas de suministro locales.

El cambio hacia el transporte marítimo sin emisiones  debe acelerarse en la próxima década, y apoyado en una regulación efectiva también creará oportunidades para que los países catalicen y se beneficien de esta transición necesaria. Si se toman decisiones en tiempo, México puede convertirse en un actor central en el suministro de la demanda mundial de combustible verde y un pionero en la producción de combustible para el transporte marítimo sin carbono.

Twitter: @pacotrevinoa

 

CAPITALES: A propósito del Día de la Tierra

 Francisco Treviño Aguirre

De acuerdo con un análisis del World Economic Forum (WEF), invertir en nuestro planeta es el tema del Día de la Tierra 2022. Es un llamado a actuar con decisión, innovar ampliamente e implementar de manera equitativa acciones para cuidar nuestro planeta. El sector del agua se encuentra en un punto de inflexión en el que debe hacer la transición a un sector renovable. Las estrategias de economía circular ahora se han afianzado en sectores de recursos históricamente insostenibles como la minería y la silvicultura. Las empresas líderes en estas industrias están haciendo la transición a un modelo comercial más sostenible que ofrece valor económico, ambiental y social a largo plazo.

El tema del agua está en la cúspide de la misma transición para ser renovable y circular. Este es un cambio dramático para un sector que, históricamente, podría haber sido visto como extractivo. Como sociedad hemos interrumpido el ciclo hidrológico natural durante demasiado tiempo, tanto directamente como como consecuencia del cambio climático. Tampoco hemos logrado integrar prácticas renovables y sostenibles en esta "intervención", centrándonos en buscar más suministros de agua en lugar de reducir la demanda, escalando la reutilización y reciclando lo que tenemos.

En este sentido, la era de acceso a la tecnología tiene la oportunidad de aumentar la seguridad del agua, la resiliencia y el acceso equitativo al agua potable segura. Pero esta transición debe acelerarse para competir contra el reloj del cambio climático. Para que el sector del agua pase de ser extractivo a renovable, debemos centrarnos en adoptar las tecnologías y estrategias que pueden impulsar a un esquema circular y diversificado: esto incluye aumentar el reciclaje y la reutilización del agua en hogares, ciudades y sectores industriales como la agricultura y la fabricación- También es necesario diversificar las fuentes de agua y aprovechar los sistemas de suministro y tratamiento de agua localizados. Por ejemplo, en algunos países, se cuenta con la capacidad de entregar agua potable a la población a través de tecnologías innovadoras como la captura de humedad del aire y el tratamiento del agua para múltiples propósitos a escala residencial.

Las tecnologías digitales son fundamentales para la transición a una industria del agua renovable. Estos incluyen sensores remotos, computación perimetral, inteligencia artificial y realidad virtual para aplicaciones en los sectores industrial, de servicios públicos y público. Estas soluciones permiten la calidad del agua en tiempo real, la cuantificación del agua y el monitoreo del rendimiento de los activos para mejorar la sostenibilidad de los recursos hídricos y la resiliencia de la infraestructura. También brindan datos de calidad del agua en tiempo real para que puedan estar informados sobre las concentraciones de plomo y otros contaminantes.

El agua ya no puede considerarse un recurso inagotable que se extrae del medio ambiente. Si el sector no se enfrenta a esto, no podemos dar el siguiente paso importante para continuar involucrando y educando al público en general. Si bien hemos visto muchos esfuerzos educativos en todo el sector que piden a las personas que asignen valor a sus recursos hídricos, la verdadera educación viene con la transparencia de los datos y la información procesable.

Hay una falta de transparencia sobre el costo de la infraestructura del agua, el costo total del agua y el valor del agua. Se necesita una mayor transparencia para identificar lo que no funciona en el sistema y lo que se necesita para entregar agua de manera constante para el desarrollo económico, el crecimiento empresarial y el bienestar social. Esta transición no solo es posible, es fundamental si queremos resolver la escasez, la calidad, el acceso y la asequibilidad del agua. El sector del agua tiene la ventaja de aprender de otras transiciones del sector industrial y aprovechar las características únicas del agua. Para dejar de ser un sector extractivo, y pasar a ser uno renovable, debemos actuar con urgencia para transformarnos.

Twitter: @pacotrevinoa

 

CAPITALES: ¿Tendrá Estados Unidos la hegemonía del gas natural?

Francisco Treviño Aguirre

La invasión a Ucrania y la ruptura de los antiguos lazos energéticos de Europa con Rusia están transformando el mercado mundial del gas natural. Por ahora, la capacidad de Europa para asegurar suministros alternativos depende de la voluntad de Estados Unidos de asumir un nuevo papel global que puede ser reacio a desempeñar.

Pero reducir las importaciones de gas natural ruso llevará más tiempo. La Unión Europea creó recientemente una nueva agencia para comprar gas en nombre de los 27 estados miembros. Su primera compra conjunta, de unos 15,000 millones de metros cúbicos este año, procederá de Estados Unidos en forma de gas natural licuado (GNL), y esto es solo un comienzo.

Europa no puede alejarse rápidamente del gas ruso, particularmente en el sector industrial. La guerra del presidente ruso, Vladimir Putin, contra Ucrania impulsará la intensificación de los esfuerzos para desarrollar más parques eólicos e instalaciones solares en toda la Unión Europea, pero la energía renovable requiere mejoras específicas en la infraestructura, cuyo financiamiento e implementación llevará tiempo. Hasta que la tecnología de las baterías permita almacenar energía en grandes volúmenes, Europa necesitará plantas que funcionen con gas para el suministro de energía de respaldo en los días sin viento ni sol.

Si bien no hay escasez de gas bajo tierra, desarrollar estos recursos y llevarlos al mercado puede llevar de 3 a 5 años, o más si es necesario crear instalaciones complejas de GNL. La guerra de Putin estimulará el desarrollo de nuevos yacimientos de gas, especialmente en Oriente Medio y el Mediterráneo oriental. Pero por el momento, solo hay una fuente fácilmente disponible de suministros adicionales sustanciales: Estados Unidos. En este sentido, la promoción del gas para la exportación representa un renacimiento no deseado de la economía basada en hidrocarburos. El gas exportado desde EUA en forma de GNL generará emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), lo que se suma a un total global que ya ha vuelto a los niveles previos a la pandemia y sigue aumentando.

Por otra parte, también existe el riesgo de que el aumento de las exportaciones implique aumentar el suministro de gas y probablemente también de petróleo fuera de EUA, justo cuando los precios al consumidor de todas las formas de energía están aumentando rápidamente en nuestro país vecino. Estados Unidos ha llegado a disfrutar de la autosuficiencia en petróleo y gas que ha proporcionado el gas shale, y no está claro si convertirse en el principal exportador de gas del mundo tiene un gran atractivo.

Una creciente escasez de gas natural en Europa, donde ya se habla de racionamiento, podría socavar el apoyo público a las sanciones contra Rusia. La tentación de que Alemania y otros países presionen al gobierno ucraniano para que acepte un acuerdo de paz insatisfactorio con Rusia solo aumentará si aumenta el impacto de la escasez de gas en la economía europea. La guerra de Putin contra Ucrania ha vuelto a colocar la seguridad energética en la cima de la agenda política a ambos lados del Atlántico. Las opciones que ahora enfrentan los líderes estadounidenses y europeos pueden ser incómodas, pero también son urgentes e inevitables.

Twitter: @pacotrevinoa

 

CAPITALES: ¿Habrán llegado las energías renovables a un punto de inflexión global?

Francisco Treviño Aguirre

La energía eólica y solar alcanzó un récord en 2021, generando el 10 por ciento de todas las necesidades de electricidad del mundo por primera vez en la historia, pero las emisiones generales continuaron creciendo a medida que la demanda de energía se recuperó a raíz de los sucesivos bloqueos impulsados por la pandemia del coronavirus, lo que incrementó la generación de energía con carbón. Aun así, se estima que la generación solar creció un 23 por ciento y la eólica un 14 por ciento el año pasado. En este sentido, en los seis años transcurridos desde que se firmó el histórico Acuerdo de París, la participación de las dos fuentes de energía renovables en la generación mundial de electricidad se ha más que duplicado.

Bajo este escenario, se muestra que más de 50 países generan más de una décima parte de su electricidad a partir de las dos fuentes de energía limpia, como China, Argentina y Japón entre una serie de países que alcanzarán el umbral por primera vez en 2021, uniéndose a un grupo que ya incluye a Estados Unidos, Reino Unido y Alemania. Mientras tanto, los Países Bajos, Australia y Vietnam se han identificado como los países cuyos sistemas eléctricos están experimentando la transformación más rápida, con más del 10 por ciento de la demanda de electricidad, en el contexto de los países que ha cambiado de combustibles fósiles a energía eólica y solar en solo dos años.

Pero a pesar de estas ganancias récord en la generación eólica y solar en 2021, expertos señalan que las emisiones del sector eléctrico continúan aumentando, ya que los países de todo el mundo también recurrieron a la energía de carbón para satisfacer la creciente demanda de electricidad. El año pasado se registraron aumentos récord en la generación de energía con carbón, alcanzando un máximo histórico del 36 por ciento de la generación total de electricidad. Este repunte del carbón llevó a que las emisiones de CO2 del sector eléctrico alcanzaran un máximo histórico, aumentando en un récord del 7 por ciento interanual.

La demanda de electricidad aumentó en más de 1.400 terawatts-hora (TWh) de 2020 a 2021, pero solo el 29 por ciento de ese aumento se cubrió con la generación eólica y solar, según los hallazgos. Un porcentaje mucho mayor, el 59 por ciento, fue alcanzado por la energía del carbón, con récords de generación para el combustible fósil alcanzados en muchas de las economías más grandes de Asia, incluidas China, India, Mongolia, Pakistán y Filipinas.

La energía eólica y solar podrían proporcionar la mayor cantidad de electricidad limpia necesaria para eliminar gradualmente todos los combustibles fósiles, al mismo tiempo que ayudarían a reducir la dependencia de los países de los volátiles y costosos mercados de petróleo y gas. Sin embargo, existía el riesgo de una "recaída en el carbón" a raíz de los altos precios del gas exacerbados por la invasión rusa de Ucrania que podrían empujar el objetivo de temperatura de 1.5 ° C del Acuerdo de París fuera de su alcance.

El riesgo real de la generación de energía con carbón continúa presentando para la transición neta cero. La demanda de electricidad está destinada a aumentar en las próximas décadas a medida que la población mundial crezca, las industrias se electrifiquen, y las tasas actuales de instalación eólica y solar claramente no están cumpliendo con este aumento. Como tal, el último hito de energía limpia, aunque ciertamente debe celebrarse, también debería hacer un llamado de atención para que los responsables políticos, los financieros y los reguladores trabajen juntos para aumentar aún más la generación de energía limpia mientras se resisten al llamamiento para cerrar cualquier brecha en las necesidades energéticas globales con combustibles fósiles.

Twitter: @pacotrevinoa

 

Página 1 de 16