Entre las características que un gobierno democrático debe tener están la trasparencia, la objetividad en la información que proporciona y el respeto a los medios públicos. Así mismo, una sociedad moderna requiere de medios de comunicación democráticos que garanticen el pluralismo y la diversidad de opiniones.

El pasado 12 de abril, el reportero Jorge Ramos se presentó a la conferencia matutina del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, no como un periodista buscando respuestas, más bien parecía un activista queriendo manifestar una consigna con tufo de propaganda política:  “2019 será el año más violento de la historia moderna del país”. Como premisa mostró sus cifras.

El presidente, en contraparte, mostró y defendió las cifras de su gobierno sobre el número de homicidiosen el país en lo que va de su gobierno, y aseveró que se revirtió la tendencia en esta materia toda vez que ya no se sigue la misma estrategia equivocada de sexenios anteriores.