Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

22Octubre2017

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015

Carolina Viggiano Austria

Carolina Viggiano Austria

"Es abogada por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y tiene especialidades en las materias civil, procesal civil y mercantil en la Ciudad de México, así como diversos diplomados en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y en el Centro de Investigaciones y Docencia Económica (CIDE). Ha sido secretaria general del PRI en Hidalgo y coordinadora estatal de campaña de Miguel Ángel Osorio. Anteriormente ha sido Diputada Local por el Distrito XV y Diputada Federal por el 01. Fue la primera mujer en presidir el Tribunal Superior de Justicia de Hidalgo; fue integrante fundadora del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial. Fue coordinadora estatal de la Comisión Interinstitucional para el Nuevo Sistema de Justicia Penal en Hidalgo; secretaria de Planeación y Desarrollo Regional, secretaria de Desarrollo Social en la misma entidad y Diputada Federal en la pasada Legislatura LXI."

URL del sitio web: http://www.caroviggiano.org

Social Profiles

Domingo, 13 de Octubre de 2013 23:43

Día Internacional de la Niña

“Ante las atrocidades tenemos que tomar partido.

El silencio estimula al verdugo. ”

Elie Wiesel, Premio Nobel de la Paz 1986

Lunes, 07 de Octubre de 2013 16:36

Divorciados

“El divorcio probablemente se remonta a la misma época que el matrimonio. Yo creo, sin embargo, que el matrimonio es algunas semanas más antiguo”.
Voltaire

Domingo, 29 de Septiembre de 2013 20:59

Vacuna de amor

“Lo que una persona es y hace durante su vida, no es más que el resultado de

todos los factores que operan sobre ella, desde el momento mismo de su concepción”.

Charles Darwin

El pasado jueves tuve la oportunidad de presentar, ante expertos nacionales e internacionales que se dieron cita en un Encuentro internacional sobre Desarrollo de la Primera Infancia, el modelo de educación inicial que el Consejo Nacional de Fomento Educativo opera en las comunidades más apartadas del país.

Este encuentro tuvo lugar en Morelia, Michoacán, hermosa Ciudad que vio nacer a grandes personajes de la historia mexicana, tales como José María Morelos y Pavón, Agustín de Iturbide y Josefa Ortiz de Domínguez, misma que fue declarada patrimonio cultural de la humanidad por la UNESCO en 1991.

Camino al majestuoso palacio de gobierno, cuyo estilo barroco combina con los extraordinarios murales del pintor Alfredo Zalce, señalé que además de maravillosa, me parecía una ciudad extraordinariamente limpia. La joven y callada persona que me conducía hacia aquel lugar, puntualizó que no se trataba de la ciudad más limpia, sino de la que menos se barre, dos cosas que, además de ciertas, reflejan la bonhomía de su gente.

No sólo me sorprendieron sus calles llenas de historia y cultura, sino la calidad de los ponentes que se dieron cita en el encuentro y que nos brindaron la oportunidad de aprender y reflexionar acerca del impacto que tiene, en la vida de un ser humano, la estimulación temprana brindada por padres, abuelos y otros cuidadores durante la primera infancia, lo cual no puede aportar ni el mejor colegio ni los juguetes más caros.

Keneth Richard Pug, Presidente y Director de Laboratorios Hasking de la Universidad de Yale en Estados Unidos, explicó la importancia del desarrollo del cerebro para la inteligencia, el lenguaje y la lectura. En su charla, expuso los resultados de diversas investigaciones que revelan la incidencia que tiene en el desarrollo del cerebro, el rechazo que un niño recibe incluso antes de nacer y durante su primera infancia.

Explicó también la importancia de hablarle a un bebe desde el vientre materno, a efecto de ir construyendo el lenguaje suficiente para prepararlo ante procesos que le esperan durante sus primeros años de vida, como el proceso de lectura, además de la importancia que tiene hacerlo sentir protegido y generar vínculos emocionales así como la influencia positiva de estos estímulos en el cerebro, pues es precisamente durante los primeros cinco años que este alcanza el 90% de su tamaño.

Por su parte, Omar Gasparini, Presidente del Frente Parlamentario por la Primera Infancia de Brasil, abordó el tema de las bases neuro-científicas para la cobertura y equidad de la primer infancia, destacando la importancia de concientizar a los padres acerca del papel que juegan en el desarrollo de sus hijos, particularmente durante los primeros 18 meses de vida.

De igual manera, compartió los estudios que demuestran el costo beneficio que existe en el gasto en materia criminal contra la inversión en educación inicial, pues los resultados han demostrado estar por encima de cualquier otro programa social articulado en el mundo, toda vez que la educación inicial abona a disminuir de manera considerable la criminalidad y otros problemas sociales, funcionando como un programa fundamental en materia de prevención social de la violencia y la delincuencia.

La Doctora Feggy Ostrosky, Directora del Laboratorio de Neuropsicología de la Facultad de Psicología de la UNAM, compartió sus estudios sobre mentes criminales, basados en un análisis del cerebro de algunos criminales, demostrando el impacto negativo en el desarrollo del mismo y la ausencia de algunas conexiones neuronales ocasionada por factores como el rechazo, el abuso y la violencia, presentes durante su primera infancia.

Los ponentes recordaron que las metas del milenio obligan a las naciones a comprometerse para trabajar sobre la calidad y la cobertura de la primera infancia, por ello, hoy se estima que es necesaria la firma de un Pacto Mundial que genere una revolución en materia educativa con énfasis en los primeros años de la vida de las niñas y los niños.

Estimados lectores, he querido compartir con Ustedes esta experiencia, porque estoy convencida que ningún niño o niña que tenga una madre con una mirada amorosa es pobre, incluso podemos encontrar muchos niños que nacen en familias con muchos recursos económicos pero con una gran pobreza, por lo que no nunca desarrollan una relación de apego y vínculo que les genere autocontrol y seguridad a lo largo de su vida.

Hoy vivimos en un mundo en el que nuestros niños y jóvenes se enfrentan a un debilitamiento de valores, embarazos tempranos, adicciones, suicidios, deserción escolar, entre otros fenómenos. Por ello debemos  estar conscientes de que la vacuna para prevenir estos factores se aplica con atención, estimulación, entornos saludables y particularmente con amor, toda vez que no se trata de un asunto de pobreza sino de información y capacitación.

Alma Carolina Viggiano Austria

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

www.carolinaviggiano.com

 

twitter @caroviggiano

Domingo, 15 de Septiembre de 2013 21:18

Felicidad, amor y comprensión

“Para los niños trabajamos, porque los niños son los que saben querer,

porque los niños son la esperanza del mundo”.

José Martí

La convención sobre los derechos del niño, aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1989, establece que los niños deben crecer en un ambiente de felicidad, amor y comprensión.

En México, alrededor del 30% de la población está integrada por niños y niñas de entre 0 y 14 años sin embargo, pese a la existencia de instrumentos legales como la Ley para la Protección de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes o la Ley de Asistencia Social, en muchos de los casos viven en condiciones de marginación, desnutrición, violencia y falta de oportunidades, lo cual dificulta su acceso a  derechos humanos como la educación o la salud.

Lo anterior ha generado que diversos organismos internacionales emitan recomendaciones a México para que fortalezca su sistema de protección a la infancia, toda vez que pese a la existencia de organismos como las Procuradurías de la Familia de las entidades del país, las cuales han realizado un importante esfuerzo en la materia, no existe una institución que tenga la rectoría de la política pública en materia de infancia, es decir, que tenga la fuerza necesaria no sólo para defender y brindar atención a las niñas y niños sino para garantizar que ejerzan sus derechos de manera plena e integral.

El primer paso para transitar hacia una política de infancia es reconocer a las niñas y los niños como sujetos de derecho y no sólo como personas menores de edad que necesitan atención únicamente cuando se encuentran en situación de vulnerabilidad. Ello permitirá que el respeto a los derechos humanos gire en torno a las niñas y los niños por su condición de ser humano y no solo por su edad.

Por ello resulta muy trascendente que el Gobierno de la República, encabezado por el Licenciado Enrique Peña Nieto, ha planteado como una prioridad dentro del Plan Nacional de Desarrollo, fortalecer los mecanismos que garantizan el acceso de las niñas y niños a sus derechos, de manera particular al de la educación, mismo que constituye la llave que abre la puerta al resto de los derechos.

De igual manera, tanto la Cámara de Senadores como en la de Diputados se encuentran en proceso de discusión de dos iniciativas que plantean crear nuevos ordenamientos que fijen la rectoría de la política pública en la materia así como un organismo que proteja los derechos de las niñas y niños de México.

Tanto las iniciativas como el contenido del Plan Nacional de Desarrollo son un avance fundamental en la consolidación de un sistema de protección de derechos enfocado en la familia pero de manera particular en las niñas y niños.

A ello deben sumarse las entidades del país, quienes deberán emprender un proceso de revisión de su modelo de atención a la infancia, tanto desde la óptica de los Sistemas de Desarrollo Integral de la Familia como de la Procuradurías de la Familia, a efecto de realizar los ajustes normativos necesarios para que estas instituciones tengan uñas y dientes para defender los derechos de la infancia y garantizar que niñas y niños accedan a ellos de manera equitativa e integral.

En Coahuila el Gobernador ha instruido iniciar con este proceso de revisión que va desde la Constitución del Estado hasta leyes como la de Asistencia Social o la de Protección de los Derechos de las Niñas y los Niños, a efecto de incorporar los mecanismos más avanzados en materia de protección de derechos, con el objetivo de trazar una política adecuada cuya piedra angular sean las niñas y niños de coahuilenses.

Para que el estado mexicano alcance sus metas en materia de derechos de infancia, deben sumarse todos los órdenes y ámbitos de gobierno, ello se traducirá en un mejor futuro para nuestros hijos, que de trazarse de manera sustentable impactará positivamente en la sociedad entera.

Alma Carolina Viggiano Austria

www.carolinaviggiano.com

 

twitter @caroviggiano

Domingo, 08 de Septiembre de 2013 21:40

A cuarenta y dos años

“Si quieres aprender, enseña”.

Cicerón

El próximo 11 de septiembre, el Consejo Nacional de Fomento Educativo cumple 42 años de llevar educación a las comunidades más alejadas del país. Su historia ha sido construida a través del esfuerzo y dedicación de miles de jóvenes instructores comunitarios que, desde 1971, llevan los beneficios de la educación básica a las comunidades que no cuentan con tan importante servicio.

Hablar de la historia del Conafe implica remontarnos a la época de su creación, en la que 70% de la población era rural, y 30% urbana, lo cual dificultaba el acceso de la mayor parte de los mexicanos a los servicios básicos y, de manera particular, a la educación.

Conafe nació como un organismo público descentralizado de la Secretaría de Educación Pública y logró ofrecer un modelo de educación comunitaria que, en su momento, fue reconocido como pionero a nivel mundial. Este modelo innovador quedó plasmado en los materiales “Dialogar y Descubrir” que, con ajustes realizados a través de los años, aún siguen vigentes y son piedra angular del quehacer de las figuras educativas del Consejo y del proceso de enseñanza y aprendizaje de miles de niñas y niños.

Hablar de la historia del Conafe es descubrir que, a lo largo de más de cuatro décadas, esta gran institución ha reunido la obra de personajes como Octavio Paz, Elena Garro, Andrés Henestrosa, Elena Poniatowska, Pablo Neruda, Miguel León Portilla, Eduardo Matos, Ricardo Garibay, entre otros. A través de bellas publicaciones que han logrado alimentar el espíritu de decenas de generaciones de mexicanas y mexicanos de todas las edades, el ingenio de la pluma de estos autores ha enriquecido el acervo del Conafe.

Recordar la historia del Consejo Nacional de Fomento Educativo es hacer un recorrido por la obra de ilustradores y artistas plásticos, desde Francisco Toledo hasta Sergio Arau, quienes dieron alas a la imaginación de las niñas y niños que, durante décadas, han aprendido a leer con un libro del Conafe en las manos.

Revisar estos 42 años de servicio a la población más necesitada del país es, también, conocer las historias de miles de niños que, sin el Conafe, no habrían conocido un lápiz y, peor aún, probablemente jamás se hubieran acercado a las letras. Muchas de esas historias he podido conocerlas gracias a sus protagonistas, quienes estudiaron en el Conafe, para luego ser instructores comunitarios, más tarde profesionistas e, incluso algunos, han llegado a ser magistrados, alcaldes, legisladores u otras figuras destacadas de la sociedad.

A 42 años de su creación, en el Conafe hemos emprendido la tarea de revisar con detalle el modelo educativo que actualmente se aplica, para retomar las mejores prácticas e incorporar otras que son necesarias para ajustar su labor a los retos de una sociedad que, contrario a lo que ocurría en 1971, hoy está integrada por un 78% de población urbana y 22% rural.

La historia del Conafe, desde las aulas, se sigue escribiendo todos los días con los primeros pasos de los alumnos de educación inicial, con las primeras letras de los niños de educación básica y con el trabajo de quienes se han consolidado como líderes para la educación comunitaria y luchan todos los días para hacer realidad sus sueños.

Alma Carolina Viggiano Austria

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

www.carolinaviggiano.com

twitter @caroviggiano

Domingo, 08 de Septiembre de 2013 21:40

A cuarenta y dos años

“Si quieres aprender, enseña”.

Cicerón

El próximo 11 de septiembre, el Consejo Nacional de Fomento Educativo cumple 42 años de llevar educación a las comunidades más alejadas del país. Su historia ha sido construida a través del esfuerzo y dedicación de miles de jóvenes instructores comunitarios que, desde 1971, llevan los beneficios de la educación básica a las comunidades que no cuentan con tan importante servicio.

Hablar de la historia del Conafe implica remontarnos a la época de su creación, en la que 70% de la población era rural, y 30% urbana, lo cual dificultaba el acceso de la mayor parte de los mexicanos a los servicios básicos y, de manera particular, a la educación.

Conafe nació como un organismo público descentralizado de la Secretaría de Educación Pública y logró ofrecer un modelo de educación comunitaria que, en su momento, fue reconocido como pionero a nivel mundial. Este modelo innovador quedó plasmado en los materiales “Dialogar y Descubrir” que, con ajustes realizados a través de los años, aún siguen vigentes y son piedra angular del quehacer de las figuras educativas del Consejo y del proceso de enseñanza y aprendizaje de miles de niñas y niños.

Hablar de la historia del Conafe es descubrir que, a lo largo de más de cuatro décadas, esta gran institución ha reunido la obra de personajes como Octavio Paz, Elena Garro, Andrés Henestrosa, Elena Poniatowska, Pablo Neruda, Miguel León Portilla, Eduardo Matos, Ricardo Garibay, entre otros. A través de bellas publicaciones que han logrado alimentar el espíritu de decenas de generaciones de mexicanas y mexicanos de todas las edades, el ingenio de la pluma de estos autores ha enriquecido el acervo del Conafe.

Recordar la historia del Consejo Nacional de Fomento Educativo es hacer un recorrido por la obra de ilustradores y artistas plásticos, desde Francisco Toledo hasta Sergio Arau, quienes dieron alas a la imaginación de las niñas y niños que, durante décadas, han aprendido a leer con un libro del Conafe en las manos.

Revisar estos 42 años de servicio a la población más necesitada del país es, también, conocer las historias de miles de niños que, sin el Conafe, no habrían conocido un lápiz y, peor aún, probablemente jamás se hubieran acercado a las letras. Muchas de esas historias he podido conocerlas gracias a sus protagonistas, quienes estudiaron en el Conafe, para luego ser instructores comunitarios, más tarde profesionistas e, incluso algunos, han llegado a ser magistrados, alcaldes, legisladores u otras figuras destacadas de la sociedad.

A 42 años de su creación, en el Conafe hemos emprendido la tarea de revisar con detalle el modelo educativo que actualmente se aplica, para retomar las mejores prácticas e incorporar otras que son necesarias para ajustar su labor a los retos de una sociedad que, contrario a lo que ocurría en 1971, hoy está integrada por un 78% de población urbana y 22% rural.

La historia del Conafe, desde las aulas, se sigue escribiendo todos los días con los primeros pasos de los alumnos de educación inicial, con las primeras letras de los niños de educación básica y con el trabajo de quienes se han consolidado como líderes para la educación comunitaria y luchan todos los días para hacer realidad sus sueños.

Alma Carolina Viggiano Austria

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

www.carolinaviggiano.com

twitter @caroviggiano

Domingo, 01 de Septiembre de 2013 21:23

Informar para dar confianza

Básicamente nuestra meta es tomar la mayor cantidad

de información y hacerla accesible y útil.

Larry Page

De principio a fin, el acto de informar sobre nuestras acciones tiene que ver con cierta vocación para generar confianza entre quienes nos rodean.

Independientemente del escenario que se ha elegido para que el Presidente Enrique Peña Nieto ofrezca un mensaje a la nación sobre lo realizado después de ocho meses de su gestión, sigue siendo y será un acto de responsabilidad y convicción democrática.

Sin duda México ha cambiado: no se trata del Día del Presidente, yo diría que hoy estamos viendo a la sustancia de un ejercicio democrático. Informar para dar confianza a un pueblo que necesita creer en sus instituciones y sus gobernantes para continuar en la línea de transformaciones que requiere el país.

Desde la esfera pública rendir cuentas, no es una concesión del gobernante en turno, es más bien un acto de responsabilidad y compromiso moral con quienes le han confiado el ejercicio de gobierno.

Aunque apenas suman ocho meses de gestión hay grandes cosas que se deben compartir y difundir.

En materia educativa sabemos que este gobierno ha dado pasos trascendentes:

· Se ha abierto la posibilidad de configurar una nueva relación con los Sindicatos. Confío en que en los próximos días los profesores que mantienen sus legítimas demandas en el centro del país llegarán a un acuerdo en beneficio de millones de niñas y niños mexicanos.

· Se ha aprobado la nueva Ley de Educación que abre las posibilidades a una gran reforma educativa como pilar de cambio social.

· En lo que respecta a la Educación Comunitaria, desde el CONAFE, se ha comenzado a impulsar un enfoque de atención integral para las niñas y niños que viven en localidades más apartadas y para los jóvenes Líderes para la Educación Comunitaria (Instructores Comunitarios) como una política pública prioritaria para abatir el rezago educativo y fomentar la permanencia escolar y la eficiencia terminal.

Todo ello como factores reales que determinan la calidad educativa en el país.

Esto que les comento es apenas una pequeña contribución que el CONAFE hace al Sistema Educativo Nacional pero es necesario comentarlo, difundirlo y valorarlo porque son grandes cosas para miles de localidades menores a 500 habitantes que difícilmente tienen acceso a los servicios regulares de educación.

Por eso es importante informar, sólo así se pone al día a la población de lo que sus autoridades están haciendo con los recursos que les han confiado. De ninguna otra forma se logra construir confianza y legitimidad.

Alma carolina Viggiano Austria

www.carolinaviggiano.com

 

twitter @caroviggiano

“El hombre no es más que lo que la educación hace de él”

Immanuel Kant

El pasado viernes tuve el honor de estar en el salón Gilberto Rincón Gallardo en las oficinas del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) a firmar un convenio para impulsar acciones de formación y capacitación en la cultura de la igualdad y la no discriminación en beneficio de niños, niñas y adolescentes de la comunidad Conafe.

El titular del Consejo, Ricardo Bucio Mújica, expresó que era sorprendente que Conapred y Conafe no hayan tenido alguna vinculación en el pasado pues la población con mayor riesgo de padecer situaciones de discriminación, precisamente, son las niñas y niños que viven en las zonas más apartadas del país. Población que atiende el Conafe.

La trascendencia de la firma de este convenio radica en que el Conafe cuenta con una amplia estructura operativa en más de 63 mil localidades de mayor rezago social; en la mayoría de ellas la única presencia del Estado Mexicano es precisamente esta noble institución. Sin duda, una gran oportunidad para difundir valores y prácticas no discriminatorias a más de 340 mil niños y niñas que están cursando la educación básica.

México ha cambiado y ahora, de acuerdo a los principios de universalidad de los derechos humanos, es necesario que los esfuerzos institucionales adopten un enfoque basado en la protección de derechos que, en el caso de la educación, tiene una gran trascendencia.

El mejor mecanismo con que cuenta una sociedad para habilitar a sus miembros en el ejercicio de sus derechos y obligaciones es la educación. Si uno sólo de los mexicanos no cuenta con las posibilidades reales para recibir instrucción educativa, entonces tenemos una gran limitante para reconocer el resto de nuestros derechos y, por supuesto, para ejercerlos.

De acuerdo con el INEGI, en México hay más de un millón de niños de entre 3 y 15 años que viven en zonas rurales que no tienen acceso a los servicios educativos que brinda el Estado Mexicano. Sin duda un gran pendiente.

En días pasados tuve oportunidad de compartir este dato con el Secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet Chemor, y afortunadamente encontré una opinión sensible al asunto. En los siguientes días estaremos analizando las particularidades del caso para focalizar acciones  que nos permitan cumplir con las metas definidas para abatir el rezago educativo. Por el momento, en el Conafe, hemos creado un área explícita para abordar el tema de la inclusión social en donde se da seguimiento a las niñas y niños migrantes, indígenas y personas con discapacidad.

Estoy consciente de que tenemos una gran tarea por realizar, pero esta clase de convenios permitirán abonar mucho en la materia. Todo lo que hagamos en favor de los más desfavorecidos será en beneficio del país.

Colaborar con instituciones y personas que busquen mejorar las condiciones en las que viven los más desfavorecidos siempre será el mejor medio para lograr nuestras metas. A la fecha hemos firmado 5 convenios que buscan sumar esfuerzos con organismos internacionales, instituciones públicas y privadas, así como con  organizaciones de la sociedad civil A fin de ponernos de acuerdo y delegarnos tareas para no dispersar nuestras acciones y tratar de obtener mejores resultados.

Para avanzar, además de coordinación de esfuerzos, hace falta creatividad y capacidad de gestión. Reconocer el tamaño del reto que tenemos enfrente y cómo entrarle juntos de manera corresponsable, es tarea de todos. Es cierto: la responsabilidad de impartir educación la tienen los gobiernos, pero educar en la igualdad y el respeto a nuestros derechos es tarea de Usted, mía y de todos como mexicanos.

Alma Carolina Viggiano Austria


www.carolinaviggiano.com


twitter @caroviggiano

Domingo, 18 de Agosto de 2013 21:11

Jóvenes regresan a clases, pero para enseñar

El jueves tuve la oportunidad de estar en Victoria Tamaulipas en dos eventos muy significativos. El primero en la toma de protesta de 600 instructores, que en realidad son líderes para la educación comunitaria LECs, en el marco del arranque del ciclo escolar 2013 2014 y el segundo en la entrega de bicicletas a todas estas figuras educativas que el DIF estatal donó.

Ambos eventos llenos de emotividad, contagiados por las alegres sonrisas y la mirada esperanzadora de jóvenes y jovencitas que van desde los 16 a los 29 años de edad. Con la presencia del Gobernador, Egidio Torre Cantú y las autoridades educativas del estado, también se generó un ambiente de institucionalidad y reconocimiento a su gran tarea. La entrega de bicicletas representó un buen incentivo porque, para algunos, representará un vehículo que les servirá para trasladarse a las localidades en donde prestarán sus servicios; para otros, debido a lo retirado de la comunidad a donde irán a dar clases, sólo la disfrutarán cuando vuelvan a su casa. Especialmente la toma de protesta de su cargo fue el momento más emotivo.

Generalmente cuando se inicia un nuevo ciclo escolar, los medios de comunicación, hacen énfasis con sus notas y reflexiones en torno a las niñas y niños que regresan a clases a cursar su educación básica. Yo quiero referirme a otros niños y jóvenes que hacen un alto en sus estudios de bachillerato o nivel superior para capacitarse e ir a alguna comunidad rural de alta o muy alta marginación a prestar sus servicios como instructor comunitario, es decir el equivalente a un docente de la educación básica.

Estos jóvenes que llegan con su mochila al hombro a presentarse ante la comunidad a ponerse de acuerdo sobre el lugar donde pueden dormir, sobre quién o quiénes le van a proporcionar sus alimentos y, sobre todo, a organizar a los padres de familia en Asociaciones Promotoras de Educación Comunitaria para poder darle clases a sus hijos. A la fecha en el sistema  de educación comunitaria se tiene alrededor de 24 mil de estas asociaciones, sin duda, una red ciudadana muy importante porque sin esta célula simplemente el servicio educativo de cualquier nivel no se puede instalar.

Estos jóvenes mexicanos que son capaces de transformar su entorno cuando el resultado de su trabajo significa que un niño que no sabe leer ni escribir en unos cuantos meses lo haga, produce un gran cambio en sus vidas. Se vuelven más conscientes de sí mismos, más responsables con sus deberes, más comprometidos, en fin, más maduros.

Tuve la oportunidad de platicar con ellos, sobre las expectativas que tienen de esta  nueva etapa que están a punto de iniciar. Sus respuestas me conmovieron: me compartieron que algún amigo les platicó de su extraordinaria experiencia vivida durante su año de servicio en comunidad, además de que con ello pueden asegurar la beca para terminar sus estudios, con una gran sonrisa dijeron, yo quiero ser enfermera, abogado, veterinario, maestra, etc.

Gracias a más de 36 mil jóvenes es posible que más de  336 mil niñas y niños puedan hacer posible su derecho a la educación en más de 24 mil comunidades marginadas, indígenas y de alto rezago social. En muchas de esas comunidades la única presencia del estado mexicano son estos jóvenes de CONAFE.

A ellos: niños y jóvenes que aprenden enseñando, que sí estudian  y sí trabajan, nuestro reconocimiento y respeto por la noble labor que durante más de 40 años muchos han realizado y, gracias a ello, hoy son profesionistas responsables y comprometidos. La prueba de esto es que cada que tengo oportunidad de ir al interior de la República muchos me dicen: yo fuí alumno Conafe, luego instructor, hoy soy magistrado, soy abogado, soy presidente municipal, etc.

Gracias Líderes para la Educación Comunitaria, ustedes hacen posible que miles de niñas y niños tengan acceso a un derecho fundamental: la educación,  ello hará que su acceso a otros  de sus derechos sea posible y que puedan contar con los elementos necesarios para tomar en sus manos la responsabilidad de construirse un proyecto de vida exitoso.

Alma Carolina Viggiano Austria

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

www.carolinaviggiano.com

twitter @caroviggiano

 

Lunes, 12 de Agosto de 2013 08:15

La juventud, fundamento del CONAFE

“Educar a un joven no es hacerle aprender algo que no sabía,

sino hacer de él alguien que no existía.”

John Ruskin

De acuerdo con lo que señala el Fondo de Población de las Naciones Unidas UNFPA, la adolescencia y la juventud son etapas de la vida en las que la toma de decisiones afectan de manera profunda el camino de una persona.

Para este 12 de agosto, fecha en que se conmemora el Día Internacional de la Juventud, que para 2013 adopta como lema emblemático “Jóvenes migrantes, hagamos avanzar el desarrollo”, vale la pena revisar algunos datos que sobre los jóvenes en nuestro país nos ofrece el Instituto Nacional de Estadística y Geografía INEGI, a través de la publicación de los resultados del Censo de Población y Vivienda 2010.

En México, la mitad de la población tiene 26 años o menos, siendo que el 22.9% de los jóvenes vive en locali­dades menores a 2 500 habitantes. Asimismo, del total de jóvenes en nuestro país, la mayor parte se encuentra soltera 61%, mientras que aquellos que están casados o unidos representan el 36.1 por ciento.

La información del INEGI nos revela que 47.1% de los jóvenes trabaja y el 26.7% estudia, lo que en apariencia nos diría que el 26% ni estudia ni trabaja; sin embargo, como señala el mismo INEGI, buena parte de este porcentaje poblacional se dedica a las labores del hogar.

Por otra parte, el 1.9% de la población entre 15 y 29 años no sabe leer ni escribir, y los jóvenes han estudiado hasta el primer año de educación media superior, ya que su grado promedio de escolaridad es de 10 años.

A nivel internacional, algunas cifras respecto a la juventud nos revelan que casi 2 mil millones de personas tienen entre 10 y 24 años; es decir, una tercera parte de la población mundial es joven. Estudios de la UNFPA señalan que aproximadamente la mitad de estos jóvenes sobreviven con menos de 2 dólares al día, y que más de 100 millones no asisten a la escuela.

Para cada individuo, ser joven tendría que representar la posibilidad de vivir sano, vigoroso y participar de manera productiva en la sociedad; sin embargo, la Organización de las Naciones Unidas ha señalado que 16 millones de mujeres adolescentes se convierten en madres cada año, y que más del 40% de las nuevas infecciones diarias por VIH en el mundo, se presentan en jóvenes.

Si bien es cierto que la participación de los jóvenes en el desarrollo de las sociedades contemporáneas es un tema que no deja lugar a dudas, para el Consejo Nacional de Fomento Educativo los jóvenes representan un pilar en el que se sostiene buena parte del quehacer institucional.

El CONAFE desarrolla su tarea pedagógica apoyado en el trabajo de más de 78 mil figuras educativas que, en su mayoría, son jóvenes que aportan su tiempo y esfuerzo para llevar educación a las comunidades indígenas, rurales y urbano marginales más apartadas del país.

El reto para México en materia de políticas públicas a favor de la juventud, es planificar y fortalecer los andamiajes que propicien y estimulen la participación de los jóvenes en el desarrollo nacional. En este sentido, quienes trabajamos en el CONAFE compartimos la convicción de que es fundamental sumar a los jóvenes en la construcción del México incluyente que todos anhelamos.

Con el fin de cumplir con su misión y, de manera paralela, apoyar el desarrollo de los jóvenes en las 63,746 localidades del país en que tiene presencia, el CONAFE implementa un esquema de apoyos económicos para los instructores comunitarios bajo la modalidad de servicio social, otorgando de 30 a 60 meses de apoyo económico para que continúen sus estudios.

Nuestro país tiene un gran reto en el sentido de apoyar el desarrollo integral de los jóvenes. Por ello, en el Consejo Nacional de Fomento Educativo, asumimos con responsabilidad el compromiso de fortalecer nuestras líneas de acción relacionadas con la mejora de las condiciones en que desempeñan su labor nuestros instructores comunitarios, jóvenes que se encuentran entre los 15 y 29 años de edad.

El reto para todos es importante: es necesario que los requisitos de ingreso a los trabajos (primeros trabajos) coincidan con la preparación académica que reciben nuestros jóvenes; hay que seguir apoyando la prevención del embarazo entre los adolescentes; también, es importante incentivar la cultura del emprendedor y, como sociedad, debemos aceptar que convivimos con la realidad de los llamados “Ninis”, jóvenes que no estudian ni han encontrado un trabajo, pero que son parte de nuestra sociedad y requieren de apoyos para su incorporación al desarrollo de nuestro país.

Alma Carolina Viggiano Austria

www.carolinaviggiano.com

twitter @caroviggiano

Página 8 de 20

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook