Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

17Diciembre2017

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015

Enrique Escamilla

Enrique Escamilla

URL del sitio web:

Social Profiles

Domingo, 23 de Junio de 2013 20:57

Presupuesto basado en resultados

La elaboración del presupuesto público nacional es una de las actividades más importantes para la administración del estado mexicano, ahí se definen las cantidades autorizadas para los distintos temas como son la seguridad nacional, infraestructura carretera, hospitales, escuelas, sueldos para burócratas, desarrollo social, en fin, todos los rubros del gobierno que requieren recursos para funcionar.

Antiguamente (antes de los 80´s), el presupuesto se definía simplemente con medidas de cantidades de recursos para la implementación de acciones, y el simple gasto efectivo del mismo era ya un logro importante para la administración pública. Los logros eran, por ejemplo, decir gastamos “X” millones de pesos en construcción de escuelas, pero no se aprecian las condiciones de resultados de esas obras o simplemente si las construcciones se hicieron adecuadamente.

El presupuesto basado en resultados es muy importante para el desarrollo del país, ya que permite asignar recursos a aquellas áreas o programas que generen verdaderos resultados para el desarrollo de la nación. Si el programa tiene buenos resultados, entonces deberá recibir presupuesto, sin por el contrario los resultados son nulos no debe de tener presupuesto asignado. De esta forma los recursos se destinan a actividades que generan un bienestar a la nación y permite que los recursos se manejen con mayor transparencia y que sean destinados a actividades productivas.

El proceso del presupuesto basada en resultados es un ciclo de mejora continua que consta de pasos básicos de implementación de la administración. Estos pasos inician con la planeación del presupuesto en base a resultados, donde se definen las políticas básicas que deberá contener el presupuesto. Después viene la programación, donde se definen como se van a asignan los recursos y cuáles son los indicadores con los cuales se van a verificar el ejercicio de los recursos y su efectividad, todo esto de acuerdo a las políticas implementadas en el primer paso. Como tercer paso llegamos a la presupuestación, donde se asigna la cantidad específica de recursos para cada área, programa o actividad. El ejercicio de los recursos es el siguiente paso en la lista, y es aquí donde los funcionarios públicos utilizan los recursos para las actividades que fueron asignados. Una vez realizada la erogación de los recursos, debe haber un seguimiento a lo generado por el uso de los recursos para ver cómo funciona. De ahí, se deriva una etapa de evaluación para medir la efectividad del uso de los recursos públicos. Una vez evaluada, hay que rendir cuentas y mostrar los resultados obtenidos contra los recursos ejercidos y de esta manera poder entrar en el círculo de mejora continua.

Este tipo de procedimientos son aplicados en muchas áreas de la administración y son necesarios para no dejar posibilidades de mal manejo de recursos o desperdicios innecesarios de recursos, optimizado de esta manera la disponibilidad del dinero y mejorando las condiciones económicas de la nación que promueve el bienestar de la población como principal objetivo.

En nuestro país la modernización de la administración pública empieza en los años 80´s a través de una serie de reformas que ayudaron a la mejor implementación de sistemas de control de los recursos públicos. Entre estas reformas podemos encontrar la creación de la Auditoría Superior, la creación de la Ley Federal de Transparencia, la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, la Ley General de Contabilidad Gubernamental, las reformas a los artículos 73, 79 y 134, la Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas, entre otras muchas acciones que han ayudado a modernizar y a hacer más eficiente el gasto público en nuestro país.

El presupuesto basado en resultados es de gran importancia para el eficiente desarrollo de nuestro país. Se han realizado importantes esfuerzos por transparentar el gasto público, por que los recursos se utilicen para fines de bienestar a la nación, sin embargo todavía hay mucho por hacer para tener una administración pública de primer nivel en donde exista la mejora continua en todos los niveles de ejercicio de recursos públicos.

Twitter: @escamilla2000

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

Domingo, 26 de Mayo de 2013 23:19

Federalismo Fiscal Mex vs EUA

 

Las entidades federativas de la república mexicana participan dentro de un sistema donde sus ingresos provienen de varias fuentes, una parte es por generación propia, y otra, la más importante, a través de la federación que reparte a los estados los recursos para sus diversas necesidades.

El sistema de repartición de recursos implementado por la federación en México obedece a ciertas normas y necesidades propias del país en el momento en que se crearon, sin embargo es necesario revisar si en la actualidad el sistema está funcionando adecuadamente, ya que las condiciones financieras de las entidades han cambiado, y es necesario revisar el procedimiento de repartición de recursos.

Las entidades federativas mexicanas reciben recursos de la federación de acuerdo a lo establecido en el marco de la Ley de Coordinación Fiscal de la federación. En esta se establecen los mecanismos y sistema para calcular las participaciones que deberá recibir y repartir la federación a las entidades de la república.

En la actualidad existe un importante debate acerca de si esta ley está actualizada o si por el contrario es necesario hacer una reforma integral, que de mayor autonomía a las entidades que así lo soliciten, generando mejores condiciones sociales y acercando la recaudación y el gasto público a los gobiernos locales, que son en gran medida quienes tienen un conocimiento más cercano de las necesidades de la región y sus habitantes.

En México existe una gran dependencia de las entidades hacia la federación, la mayor parte de los recursos recaudados ya sea por la misma federación o las entidades federativas son concentrados en las arcas federales y de ahí se genera un reparto de acuerdo a las solicitudes de las entidades y las asignaciones de acuerdo a las leyes y reglamentos de coordinación fiscal.

En comparación con nuestro vecino del norte, Estados Unidos de América, donde existe un sistema de federalismo más autónomo, que se puede definir con la siguiente frase, extracto de la publicación de William Berenson (Organización de los Estados Americanos) acerca de los impuestos que cita: "Las facultades delegadas al Gobierno Federal son pocas y se encuentran bien definidas.  En cambio, las facultades que le quedan a los gobiernos estatales son varias e indefinidas".  Principalmente, los poderes del Gobierno Federal están dirigidos a objetivos externos -- guerra, paz, negociación internacional y comercio.  Los poderes reservados a los Estados se extienden a todos los objetivos ordinarios de la vida cotidiana -- libertad, propiedad, orden público, mejora y prosperidad del pueblo (poderes policiales)".

Si tomamos en cuenta que la base del federalismo mexicano es un sistema central y en EUA el sistema federalizado es de cooperación para asuntos de exclusiva necesidad de ámbito federal, de ahí podemos entender que en México el poder financiero depende de la administración central de la administración, colocando en una posición inferior en el esquema financiero a los estados. Por otra parte en EUA, en primer lugar de la escala de manejo de recursos, tanto para ingresos como para egresos, en primer lugar encontramos a los gobiernos locales, esto hace que los estados en EUA manejen sus propios recursos impulsando el desarrollo de los mismos.

La federación debe ser una entidad que regule y revise, más no una que imponga y reparta a discreción, generando posibles beneficios o bloqueos a discreción para obtener distintos beneficios en la relación con los estados.

El sistema fiscal federal mexicano tiene un favoritismo hacia la centralización del poder de la recaudación y de la repartición del egreso en el gobierno central, derivando un importante poder para la federación y poniendo en segundo lugar a los gobiernos locales, que tienen que pedir que les envíen recursos como si no les pertenecieran. En voz de Miguel Ramos Arizpe, distinguido coahuilense y padre del federalismo “No vengo a mendigar favores del despotismo, la misión que me confirió el pueblo de Coahuila es de honor y no de granjería” al referirse a la necesidad de solicitar recursos a la federación.

Por otra parte, en EUA existe un sistema recaudatorio y de gasto público en donde los estados se encuentran como principales actores del sistema fiscal, y se deja en un plano a parte a la federación, con funciones que le competen por necesidad propia de las mismas, como las relaciones internacionales o la defensa nacional.

Tomando como base que los gobiernos locales conocen mejor las necesidades de su región y población, vale la pena valorar la necesidad de reformar el sistema fiscal mexicano.

Twitter: @escamilla2000

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

Domingo, 12 de Mayo de 2013 21:29

Coordinación fiscal

 

La forma de organización del gobierno de nuestro país está creada en base a una federación. Dentro de este sistema, uno de los factores más importantes es el aspecto de coordinación para la recaudación de impuestos y el gasto de los recursos recaudados.

En la actualidad, los estados y municipios están coordinados con la federación para efectos de recaudación de impuestos. Cada uno de los órdenes de gobierno tiene sus propias responsabilidades y en su mayor parte los recursos que recauda la federación en los distintos estados y municipios son enviados directamente a las arcas federales y de ahí se hace una distribución hacia los estados y municipios a través de distintas formas de asignación de recursos.

Cuando se creó el sistema actual de coordinación fiscal entre la federación y los gobiernos locales, no se contempló que en un futuro hubiera diferentes necesidades para los gobiernos locales y que estas reglas convenidas ya no fueran útiles, por lo tanto el sistema sigue prevaleciendo a pesar de distintos esfuerzos de gobiernos locales por ser más independientes en su captación y uso de recursos por materia de impuestos.

En México los impuestos son recaudados por los tres órdenes de gobierno, cada orden se enfoca en varios tipos de impuestos de acuerdo a la normatividad de coordinación hacendaria en el país. Existen varias formas para definir quién debe cobrar los distintos tipos de impuestos. En la actualidad la distribución del cobro de impuestos se establece de la siguiente manera:

La federación participa en los cobros de impuestos por conceptos de: ingresos de personas físicas y morales, impuesto al valor agregado, impuestos sobre ventas, producción y consumo de bienes específicos y comercio exterior, entre otros. Estos impuestos tienen la peculiaridad que no están sujetos a una delimitación geográfica, sino que su acción es móvil o puede estar permanente en varias localidades. En estos casos se puede decir que es importante que estos impuestos sean recaudados por la federación.

Los gobiernos locales participan en los cobros de impuestos por concepto de: propiedad privada, predial, nomina y tenencia vehicular, entre otros. En estos casos podemos ver que las acciones sobre las que se ejerce el impuesto están suscritas a una localidad específica, es por eso que la recaudación debe ser local.

El manejo de los recursos derivados de la recaudación de impuestos debe ser planeado de acuerdo a las necesidades federales o locales que tienen las entidades, algunas como la defensa nacional, el comercio internacional, política monetaria, entre otros, son conceptos que deben ser manejados por la federación ya que los servicios que se generan de estos servicios son nacionales.

Por otra parte funciones como educación, salud, parques, agricultura, entre otros, son de participación conjunta entre federal, estatal y municipal. La federación participa en la asignación de recursos, sin embargo la cuestión de implementación debe ser local, ya que ahí es donde se detectan las necesidades y se le puede dar seguimiento más directo.

Por otra parte existen otros rubros donde no participa la federación como: transito, bomberos, mantenimiento de calles, comercio local, cultura, entre otros, los cuales atañen directamente a los gobiernos locales y son atendidos con recursos de recaudación local en su mayoría.

Es importante analizar este sistema de coordinación fiscal que existe actualmente, ya que las condiciones de nuestro país han cambiado radicalmente en los últimos años y el paternalismo que tiene la federación ha causado problemas en los estados por cuestiones que limitan el desarrollo local por la falta de liquidez y que muchas veces orilla a los estados a buscar financiamiento.

La SHCP tiene ante sí un gran reto, de modernizar el sistema de coordinación fiscal para ampliar la base gravable, simplificar el pago de impuestos, dar mayor autonomía a los gobiernos estatales y municipales para el ejercicio de la recaudación y hacer una distribución más justa de los ingresos para que regresen a los estados y puedan generar desarrollo económico.

Twitter: @escamilla2000

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

Domingo, 07 de Abril de 2013 21:49

Justicia Social

Los sistemas de convivencia humana nos han llevado a sistemas políticos basados en el desarrollo económico de la población. Sin embargo los sistemas que se han seguido en la mayoría de los países latinoamericanos han fracasado enormemente. El indicador que nos muestra que estos sistemas le han fallado a la comunidad es sin duda la pobreza. Millones de pobres en los países latinoamericanos son testigos de cómo los modelos económicos, que con entusiasmo les prometen sus gobernantes como la receta mágica para salir de la pobreza, han fracasado. Todo queda en palabras y al final los pobres siguen en condiciones de desesperanza.

Los años pasan y continúa la injusticia social, donde los pobres sobreviven en condiciones de extrema insatisfacción. Viviendo sin oportunidades de desarrollo, con educación mediocre, con vicios culturales, con explotación, con violencia y sobre todo con la carga de ver todos los días que existe un mundo mejor al cual no pueden acceder; de ver, dan ganas. Algunas ideologías políticas pregonan que el que es pobre, es porque quiere, que para salir de la pobreza hay que trabajar incansablemente. Lamentablemente las condiciones generales de la injusta sociedad no permiten a una persona pobre tener las oportunidades de crecer, sin importar cuantas ganas pongan en el objetivo de mejorar su condición social.

La distribución del dinero en los países latinoamericanos tiene una brecha enorme entre los ricos y los pobres. No ha sido posible hacer una justa distribución del ingreso para tratar de igualar las condiciones de los ricos y los pobres, a pesar de los programas sociales que existen y promueven todos los gobiernos. El ejemplo más extremo de esto es en México, donde tenemos a la persona que hoy es catalogada como la más rica del mundo, y por otra parte tenemos a 50 millones de personas que pueden catalogarse como pobres.

Las condiciones macroeconómicas son un indicador importante para ver el estado de desarrollo económico de las sociedades en los diferentes países. Sin embargo, estos indicadores no generan una medida real a las condiciones de disminución de la pobreza. Por ejemplo, si existe una fábrica de automóviles en un país, las condiciones macroeconómicas permiten que contrate personal generando un ingreso para las personas pobres, sin embargo es un ingreso muy modesto. Cuando las condiciones macroeconómicas mejoran sustancialmente, la fábrica empezará a generar una cantidad muy elevada de ingresos adicionales o utilidad, lo que hará más ricos a los accionistas. Sin embargo para el empleado que recibe 150 pesos diarios por su trabajo, un incremento sustancial en las condiciones macroeconómicas no significaría un incremento importante en su sueldo, tal vez 10 o 20 pesos adicionales, los cuales no son una cantidad que hace diferencia a la hora de evaluar su nivel económico.

La verdadera justicia para aquellos que han sido olvidados por la historia, para aquellos que luchan todos los días por salir del circulo vicioso de la pobreza, que viven entre tragedias y problemas con la ilusión de algún día cambiar su forma de vida, debe salir de las políticas públicas generadas por el Estado, donde se le reconozca al ciudadano, sin importar su nivel social, que tiene derechos y garantías que le pondrán a su alcance las posibilidades de crecer hasta donde él lo desee, algo así como el sueño americano. Justicia para el pueblo trabajador, que con su sudor y esperanza mueven las grandes economías mundiales y han transformado el mundo. Tal vez es momento de reconocer ese esfuerzo, es el momento de voltear a ver a la gente más desfavorecida y ponernos en sus zapatos para con verdadera empatía definir las verdaderas políticas públicas que permitan mejorar los indices de pobreza. Cuando toda la gente tenga lo mínimo indispensable para vivir dignamente, en ese momento se habrá dado el primer paso hacia un mundo más justo, donde todos seamos hermanos, humanos. Justicia social.  

Twitter: @escamilla2000

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Lunes, 01 de Abril de 2013 09:58

Familia, pilar de la sociedad

"El ser humano es un ser social por naturaleza, y el insocial por naturaleza y no por azar o es mal humano o más que humano... La sociedad es por naturaleza y anterior al individuo... el que no puede vivir en sociedad, o no necesita nada por su propia suficiencia, no es miembro de la sociedad, sino una bestia o un dios." Así lo dijo Aristóteles y con toda razón, ya que desde el originen del ser humano, este se ha comportado siempre tomando como base la sociedad. La primera sociedad en la que participa el ser humano desde su nacimiento es la familia, grupo social responsable de la creación de un nuevo humano y que por instinto procura su cuidado y bienestar para que se desarrolle en la mejor condición posible durante su infancia, además le transmite conocimientos que se han adquirido con la experiencia de la vida, acelerando la evolución cognitiva del individuo y preparándolo para la sobrevivencia de su persona. Además del interés de la familia por el bienestar del nuevo individuo, esta también lo hace partícipe del modelo social en el que viven y donde conviven con más familias. Cuando el individuo alcanza una edad madura, instintivamente desarrolla el deseo de procrear y hacer su propia familia para transmitir su genética y los conocimientos a un nuevo individuo, generando así el ciclo de la vida que nos acompaña hasta nuestros días.

Muchas culturas fomentan a la familia como el pilar de la sociedad, incluyendo México. Por otra parte existen otras culturas que fomentan el desarrollo individual de la persona y tienen un concepto menor hacia este concepto social familiar. En estas culturas, como EUA y varios países europeos, los modelos sociales, políticos y económicos han promovido inconscientemente la desintegración familiar, generando problemas que radican en “la soledad” como un problema que genera depresión y desintegración social, ya que la familia es el primer círculo de convencía social, y al perderlo, la integración en los demás círculos sociales se vuelven complicados y fríos, perdiendo la empatía con los miembros y la colaboración para el bienestar común. De la mano de la desintegración familiar también se pierden conceptos que son fundamentales para el desarrollo de una sociedad, un ejemplo de esto es la religión que es sin duda uno de los mayores conceptos sociales que permiten al ser humano dar sentido a la vida. La religión (cualquiera que esta sea) promueve la unidad familiar y por consecuente la prosecución de los valores familiares y sociales. La desintegración familiar también genera el desinterés religioso de los miembros de la sociedad, lo que conlleva a problemas sociales como la delincuencia al perder el concepto del bien y el mal.   

La importancia de la familia radica en que para un individuo representa una base de soporte para su desarrollo personal. Es una comunidad donde existe la confianza, el apoyo, la comprensión, todo esto de manera incondicional, lo que genera una condición de tranquilidad emocional para el individuo ya que cuenta con una “red de seguridad” que le permite desarrollarse y arriesgarse ante situaciones de vida que generan bienestar social, económico, de desarrollo personal y permite garantizar el aprovechamiento de los recursos obtenidos en vida hacia generaciones futuras con la intención de que cada generación tenga mejores condiciones sociales.

En México la familia tiene una gran tradición y es una parte fundamental de nuestro modelo económico, político y social. Sin embargo, nuestra cercanía con el país vecino del norte y la velocidad con la que se desarrolla el modelo económico de mercados globales impulsado por EUA, así como su modelo social nos ha llevado poco a poco a perder el concepto de familia tradicional, el cual siempre ha fomentado los valores básicos del ser humano, y que durante muchos años fueron parte importante para garantizar la paz y la convivencia entre los mexicanos. Valores como el respeto, la honestidad, solidaridad, amistad, tolerancia, valor, entre otras importantes convicciones que generan la convivencia entre una comunidad, están en riesgo de perderse con la desintegración familiar.

Conservemos y recordemos siempre la importancia de la familia, imaginemos tan solo un día sin tener a los miembros de la familia al alcance, valoremos con justicia a este orden social en donde se desenvuelven las características más importantes de la vida en sociedad, y por consecuencia del desarrollo humano.

Twitter: @escamilla2000

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Lunes, 11 de Marzo de 2013 10:31

El Pueblo Unido

Seguramente has escuchado esta clásica frase “el pueblo unido, jamás será vencido”, pero además de ser una frase reconocida internacionalmente para alentar un movimiento social, su origen y fama deriva de una canción de origen chileno y letra de la banda Quilapayún. La música es creación de Sergio Ortega y ha sido tocada en todo el mundo y traducida a diferentes idiomas.

Esta es una canción poderosa, imprime inmediatamente una emoción que recorre los nervios y hace contener la respiración con sus tonos graves que denotan el poderío del pueblo avanzando hacia la conquista de sus ideales, buscando un mejor futuro con la unidad de la gente.

La representación musical creada en los años 70´s es un pilar histórico de revoluciones sociales, de cómo la sociedad ha ido avanzando por el camino de la gobernabilidad en sus distintas etapas sociales. El pueblo unido, jamás será vencido, engloba en una sola frase una amplia lección de democracia y gobernabilidad, y además invita a la participación y la conjunción de la sociedad para ser parte (y la más importante) de los procesos de gobierno.

Escuchar esta pieza estando rodeado de miles de gentes que cantan entusiasmadas este himno de libertad es una de las emociones más fuertes que he sentido, es necesario vivirlo y analizarlo para entenderlo y disfrutarlo.

Además de esta frase, la canción tiene varias frases de un amplio intelecto. La forma en que está creada esta canción, denota amplio y profundo estudio sobre el tema del empoderamiento de la gente, de la importancia de la unidad como símbolo principal para alcanzar las metas e ideales sociales y políticos.

Avanzan ya banderas de unidad. Y tú vendrás marchando junto a mí. Versa la canción con ímpetu revolucionario inspirador. Haciendo que la sangre aumente su color hasta llegar a convertirse en motor de cambio, de resistencia, de hacer las cosas bien.

Y en México, ¿el pueblo está unido?, considero que los últimos doce años crearon una desunión nacional y una disminución en el nacionalismo. Miles de personas huyeron por diversos motivos, nadie luchó por su patria. El pueblo no estaba unido, por lo tanto estaba a punto de ser derrotado. Hoy bajo el liderazgo del nuevo Presidente de México vemos como se empiezan a reconstruir los tejidos sociales, invitando al pueblo a unirse en una causa común. El pueblo unido, jamás será vencido, el pueblo mexicano unido puede ser una nación que sirva como ejemplo mundial de progreso y bienestar social.

Aquí les dejo el texto completo de la canción y un link para escucharla:

http://www.goear.com/listen/0ad7b36/el-pueblo-unido-jamas-sera-vencido-quilapayun

El pueblo unido jamás será vencido,

el pueblo unido jamás será vencido...

De pie, cantar

que vamos a triunfar.

Avanzan ya

banderas de unidad.

Y tú vendrás

marchando junto a mí

y así verás

tu canto y tu bandera florecer,

la luz

de un rojo amanecer

anuncia ya

la vida que vendrá.

De pie, luchar

el pueblo va a triunfar.

Será mejor

la vida que vendrá

a conquistar

nuestra felicidad

y en un clamor

mil voces de combate se alzarán

dirán

canción de libertad

con decisión

la patria vencerá.

Y ahora el pueblo

que se alza en la lucha

con voz de gigante

gritando: ¡adelante!

El pueblo unido jamás será vencido,

el pueblo unido jamás será vencido...

La patria está

forjando la unidad

de norte a sur

se movilizará

desde el salar

ardiente y mineral

al bosque austral

unidos en la lucha y el trabajo

irán

la patria cubrirán,

su paso ya

anuncia el porvenir.

De pie, cantar

el pueblo va a triunfar

millones ya,

imponen la verdad,

de acero son

ardiente batallón

sus manos van

llevando la justicia y la razón

mujer

con fuego y con valor

ya estás aquí

junto al trabajador.

 

Twitter: @escamilla2000

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Domingo, 17 de Febrero de 2013 22:25

Alcaldes

El puesto de Presidente Municipal es el rango político más alto dentro de un municipio. Jurídicamente, es el líder de los destinos del municipio. Este puesto es también conocido como Alcalde, y cuenta con obligaciones y responsabilidades propias, enfocadas al bienestar de la comunidad que dirige.

El origen de la palabra Alcalde proviene del árabe “alqádi” y significa “juez”. Antiguamente, en los reinados españoles, los alcaldes tenían funciones de jueces. Hoy no es así, ya que corresponde a un puesto del poder ejecutivo, no judicial.

Los alcaldes son electos por periodos de tiempo determinados y en México no se permite la reelección inmediata. El objetivo final es velar por los intereses de la ciudadanía y por el desarrollo del municipio, mejorando la calidad de vida de quienes lo habitan.

En México el puesto de alcalde es de vital importancia para el funcionamiento de la República. El municipio tiene autonomía y libertad, y responde directamente a la federación, en muchos casos incluso “saltando” al poder del gobierno estatal. El municipio es administrado por un Ayuntamiento que está conformado por el Presidente Municipal, Síndicos y Regidores.

Los alcaldes tienen grandes responsabilidades, las actividades más importantes que debe procurar la administración municipal son: agua y drenaje, alumbrado público, seguridad, tránsito, cementerios, parques, entre otros. Además participa directa e indirectamente en temas que les corresponden a los gobiernos estatales o el federal, como salud, educación, medio ambiente y otros.

Hoy en Coahuila estamos presenciando el inicio de los procesos de selección de candidatos a alcalde para todos los municipios del estado. Existen muchas personas interesadas en participar, pero al final el voto de la gente decidirá quién será el encargado de liderar los destinos de su municipio. Estamos viendo que hay perfiles con mucha experiencia en la política, incluso varios de ellos han sido alcaldes con anterioridad. Para estos perfiles que buscan repetir, es un proceso de calificación de la ciudadanía, ya que si anteriormente lo hicieron bien, entonces seguramente la ciudadanía les volverá a dar el voto y la confianza para dirigir el destino del municipio. Si por el contrario la ciudadanía no estuvo conforme con su administración anterior, entonces será improbable que vuelvan a ser electos.

También hay perfiles nuevos, gente que incluso nunca ha participado en la política y que buscarán convencer a la ciudadanía de que son la mejor opción, a pesar de que será difícil demostrar cómo realizarán su trabajo, si nunca han participado en puestos públicos.

La ciudadanía tendrá en el mes de julio la responsabilidad de seleccionar a través del voto libre y secreto a quien consideren tiene el mejor currículo, experiencia y deseos de trabajar por mejorar el municipio. El ciudadano deberá pensar en el bienestar de su comunidad y en el desarrollo de su municipio. Esta elección será de vital importancia para la vida de todos los coahuilenses, ya que la próxima elección de alcaldes será junto con la elección de Gobernador y tendrá una connotación completamente distinta.

Participemos en este ejercicio democrático. Analicemos conscientemente quién será el mejor alcalde a través de su experiencia, capacidad política y todos los factores de gobernabilidad que son necesarios para el buen funcionamiento de un municipio, y démosle el voto de confianza. Solo participando podremos ser parte de este gran organismo social llamado municipio.

Twitter: @escamilla2000

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Domingo, 27 de Enero de 2013 21:45

Transparencia y Recaudación

Para que un gobierno funcione requiere recibir ingresos por diferentes conceptos, entre estos conceptos están las participaciones federales, los impuestos como el predial y la tenencia, cobro de derechos por trámites, participaciones por sistemas de administración de bienes, entre otros. Uno de los ingresos más importantes para el municipio es el cobro del impuesto predial, y para el estado es el cobro de tenencia vehicular. Ambos impuestos se recaudan desde el inicio del año ofreciendo descuentos si se pagan en el mes de enero. Estos impuestos son fundamentales para que la administración gubernamental cuente con recursos para el buen funcionamiento del gobierno, para la implementación de programas sociales, mantener la buena imagen de las calles y edificios, los servicios públicos, la promoción para la atracción de inversiones y turismo, y todas aquellas actividades que generen bienestar para el estado y sus habitantes.

Cuando un ciudadano no cumple con estas obligaciones se puede hacer acreedor a recibir sanciones como lo son las multas, recargos, o en algunos casos hasta sentencias penales por evasión de impuestos. Sin embargo no es el temor al castigo lo que hace que la gente cumpla con sus obligaciones, el ciudadano cumple con sus obligaciones, primero, porque considera que tiene que cumplir con la ley, y segundo, porque no quiere ser señalado como incumplido. La velocidad con la que cumplirá con estas obligaciones estará basada, primero, en su capacidad económica, segundo, en su posibilidad de recibir descuentos atractivos, y tercero, por la confianza que el ciudadano tiene con su gobierno.

La confianza que genera un gobierno está fuertemente ligada a la transparencia del uso de los recursos que recibe. Si el ciudadano percibe que el gobierno no está utilizando los recursos públicos en favor de la sociedad que gobierna, entonces el tratará de evitar las políticas que el mismo gobierno imponga, incluyendo el pago de impuestos; por el contrario si el ciudadano percibe que su gobierno es transparente y que los recursos se están utilizando adecuadamente en favor de la ciudadanía y el territorio que gobierna, entonces participará activamente en el pago de sus obligaciones.

En Coahuila estamos viendo, en la administración estatal y en los municipios, una forma de gobierno que promueve la transparencia y el uso adecuado de los recursos públicos. Estas políticas hacen que los ciudadanos tengan confianza en sus gobernantes y participen de las políticas que se promulgan en su comunidad. Esto se convierte en un círculo virtuoso de mayores ingresos para el gobierno que son utilizados adecuada y transparentemente, generando confianza en la ciudadanía y volviendo a una buena participación de la sociedad a la hora del pago de impuestos.

Si observamos la velocidad con la que la gente está pagando sus impuestos de tenencia y predial este año, podemos observar que la gente tiene confianza en su gobierno, ya que ha demostrado que es un gobierno que está haciendo las cosas bien, que transparenta el uso de los recursos públicos, que trabaja profesionalmente a favor de la ciudadanía y que está atacando, con buenos resultados, los problemas que a la población realmente le preocupan.

Un gobierno transparente y responsable genera un ambiente de prosperidad y confianza que resultará en mejores condiciones de vida para sus ciudadanos. Coahuila es un gran ejemplo de este trabajo, el cual deseamos que continúe para que los coahuilenses tengamos un mejor estado que promueva la transparencia, el trabajo profesional y el bienestar de la población. 

Martes, 22 de Enero de 2013 10:22

La Estadística en la Administración Pública

La administración pública es la administración de los bienes que pertenecen a un Estado con el fin de promover el bienestar social. Se utiliza diariamente en los municipios, estados y países de todo el mundo a través de los servicios públicos. Este tipo de administración permite que las sociedades funcionen, y se mejoren constantemente las condiciones de vida de quienes las habitan.

Por otra parte, la estadística es la ciencia que se encarga de recolectar, analizar y medir datos para poder tener información confiable para la toma de decisiones. Esta ciencia es fundamental para el desarrollo de las sociedades, ya que genera información acerca de lo que está sucediendo en todos los aspectos y permite a la administración pública tomar decisiones en base a “datos duros” y no a “corazonadas”.

El ejemplo más importante en nuestro país acerca de la estadística en la administración pública es el INEGI (Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática) quien es el organismo del Estado Mexicano encargado de generar las estadísticas necesarias para que en diferentes partes de la estructura de la administración nacional se puedan tomar decisiones y optimizar las acciones que se realizan para el buen funcionamiento de la sociedad mexicana.

Entre los datos más populares generados por el INEGI podemos encontrar el índice de precios, bienestar general, ocupación y empleo, población y PIB. Estos datos son la base para la toma de decisiones de la administración pública mexicana y permiten generar proyectos con intenciones específicas de acuerdo a la realidad presentada.

El dinero, el comercio, la delincuencia, el transporte, el turismo, la agricultura, y prácticamente todas los temas relacionados con las áreas de la administración pública son medibles y presentados estadísticamente para su análisis. Uno de los mayores usos de esta ciencia es también la medición de resultados de programas o acciones específicas de la administración pública. Por ejemplo si un programa contra la pobreza fue implementado en el 2005 y queremos ver el resultado, tenemos que acudir a las estadísticas de pobreza que desde ese año se generaron. Si se observa disminución de la pobreza a partir del 2005 se pudiera interpretar que el programa tuvo éxito, si por el contrario la pobreza aumentó o se mantuvo igual, se pudiera decir que el programa no cumplió con su objetivo. Hay que tomar en cuenta que existen una serie de factores internos y externos que pueden afectar las investigaciones estadísticas. Por ejemplo, si en el 2008 hubo una gran crisis económica internacional y ese mismo año la pobreza no disminuyó, no podemos decir que la pobreza aumentó exclusivamente por el fracaso del programa.

El análisis de las estadísticas para la toma de decisiones es un trabajo que requiere de amplios conocimientos, ya que los datos por si solos no generan soluciones. Los estadistas son aquellos que pueden interpretar adecuadamente la información analizada por la estadística y en base a los resultados generar recomendaciones, planes de acción, programas, lineamientos o políticas públicas, entre otros.

La estadística en la administración pública es la base para el buen funcionamiento del un Estado. El profesionalismo con la que se realiza esta ciencia es parte fundamental para que se den las condiciones necesarias para el crecimiento de un país.

TW: @escamilla2000

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Domingo, 06 de Enero de 2013 22:19

La Tierra de la Libertad

La tierra de la libertad. Frase acuñada como símbolo de la nación más poderosa del mundo, base de la ideología política y económica de los Estados Unidos de América. La tierra de la libertad es uno de los mayores logros políticos de la historia, representa la unión de un pueblo que se convirtió en un gran país. En EUA el ciudadano es libre de ejercer su culto, de trabajar en lo que desee, de expresarse, de generar riqueza, entre otras libertades. Pero también es libre para poseer y portar armas, y de consumir drogas.

Página 5 de 9

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook