Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

27Junio2017

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015

Adrian Garza Pérez

Adrian Garza Pérez

Lunes, 25 de Junio de 2012 00:17

Salvemos a La Narro

89 años de historia, de prestigio; de enseñar, de formar, de arraigar a la gente del campo, a su sitio de vida. Don Antonio Narro y un grupo de empresarios altruistas, generosos y hasta soñadores, donaron su patrimonio a la creación de una Escuela Superior de Agricultura.

Lunes, 18 de Junio de 2012 06:24

¡Buen Ciudadano, Sociedad en Movimiento!

SOLILOQUIO

Adrián Garza Pérez

Domingo, 10 de Junio de 2012 23:24

¡Dulce Matus, DREAM ACT!

SOLILOQUIO

Adrián Garza Pérez

Lunes, 04 de Junio de 2012 09:35

La Columna de Hierro

Segunda Parte…

Lunes, 28 de Mayo de 2012 06:37

La Columna de Hierro

SOLILOQUIO

Adrián Garza Pérez

Martes, 08 de Mayo de 2012 08:34

¿Quién ganó el debate?

SOLILOQUIO

Adrián Garza Pérez

 

Domingo, 29 de Abril de 2012 22:24

Ocampo arde por hambre y sed

Soliloquio

Por razones de trabajo visite por dos días, esta semana, la hermosa tierra de Ocampo Coahuila, el Municipio más grande, territorialmente, del Estado. Fuimos a varios Ranchos y cruzamos territorio de varios Ejidos, en todos los casos (en las pequeñas propiedades y en las aéreas ejidales) hay hambre y sed…todo se muere ante los ojos indolentes de las autoridades.

Domingo, 29 de Abril de 2012 22:24

Ocampo arde por hambre y sed

Soliloquio

Por razones de trabajo visite por dos días, esta semana, la hermosa tierra de Ocampo Coahuila, el Municipio más grande, territorialmente, del Estado. Fuimos a varios Ranchos y cruzamos territorio de varios Ejidos, en todos los casos (en las pequeñas propiedades y en las aéreas ejidales) hay hambre y sed…todo se muere ante los ojos indolentes de las autoridades.

Lunes, 23 de Abril de 2012 09:41

Repsol, Oro Negro, Mar de Fondo

Soliloquio

Partamos de la base de explicar que REPSOL YPF es una empresa de capital mayoritariamente  español, que controla el petrolero y el gas; la exploración, producción y comercialización de este estratégico recurso no renovable, no de su país sino de la República de la Argentina.

¿Por que Argentina no controla su petróleo y con él su bien más preciado, que le seria soberanía y riqueza nacionales? ¿Es Argentina el único país de este continente o incluso del orbe, que no es dueño de su petróleo, que no es dueño de la empresa petrolera nacional?

Estas razones y otras que son mar de fondo, pueden explicar la decisión reciente de una mujer seria y centrada, como yo la veo, como es Cristina Fernández de Kirchner, Presidenta de Argentina, quién expropia para su nación la empresa REPSOL, y todo lo que con ella conlleva en materia de recursos petrolíferos y energéticos de su país.

“Creada en 1922, la compañía Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF) dejó de ser una sociedad del Estado para convertirse en una sociedad anónima en 1992, cuando se inició el proceso de desregulación y privatización durante el Gobierno de Carlos Menem”.

En 1999, la firma española REPSOL adquirió más de la mitad de las acciones de YPF y tomó el control de la compañía, que actualmente es la principal operadora del país, con el 54% de la producción argentina de petróleo y el 43,8% de gas.

REPSOL es la representación de los intereses españoles en el recurso energético del mundo, expresado en numerosas acciones inversiones, legales y dudosas, en especial por países como el nuestro, a donde filtran sus tentáculos dentro del poder público.

México ni por asomo es la excepción: La familia Mouriño, asentada en Campeche y fuertemente vinculada al poderío de empresas españolas metidas de lleno en el negocio energético, son una clara muestra de ello. Están ligadas a la derecha, a la ultra por supuesto.

Recordemos a Juan Camilo Mouriño Terrazo, amigo y socio de Felipe Calderón, su Subsecretario y brazo derecho casualmente en la Secretaria de Energía, en tiempos de Vicente Fox. A la postre, su Secretario de Gobernación y delfín a sucederlo en la Presidencia. El era  un as clave en la intención española del control de PEMEX y la riqueza energética mexicana.

En este sexenio, el Gobierno Federal autorizó que PEMEX (sí esta empresa que todos los días nos dicen que debe abrirse a la inversión extranjera por que no tiene recursos para exploraciones, para refinar  e industrializar el gas y el petróleo) comprara el diez por ciento de REPSOL. El Senado de la república aun no recibe la solicitud de esta “inversión”, por cierto.

La abrupta decisión de la señora Cristina Fernández de recuperar su hegemonía energética  vía la nacionalización de REPSOL, golpea en la cara las intenciones extra nacionales de Calderón Hinojosa y sus socios los baturros, parientes de Juan Camilo Mouriño, quién recordemos murió en dudosísimas circunstancias siendo titular de Gobernación.

Recuerden el golpeteo mediático reciente ante la intentona de Felipe Calderón de aumentar la participación accionaria en un diez por ciento más (es que nos sobraba un poco el dinero del erario). Esto se haría ante un intermediario ubicado en Tamaulipas. Ya los rumores de la requisa estaban en el aire.

El asunto terminó tan mal que México no solo no pudo aumentar su participación, sino que además perdió su asiento en el Consejo de REPSOL. Una cosa es andar de aprontado en negocios para cuando ya no sea Presidente y otra muy distinta estar a nivel de par con magnates de esta industria del “oro negro” y además quererse pasar de lanza.

Hay mar de fondo en el tema de REPSOL: a raíz de la nacionalización de esta industria petrolera argentina, una igual a la que México realizó en tiempos del General Cárdenas, Calderón ha criticado fuerte a Cristina Fernández y le ha insultado acusándola de “irracional e irresponsable”.

Está claro que le dolió a Don Felipe, en su bolsillo, el embargo argentino. Trajo de gira al Presidente de España Mariano Rajoy, solo para juntos, golpear mediáticamente la decisión soberana de la Presidenta Argentina, a quién acusaron de todo lo acusable.

Rajoy elogió a Calderón, quién contestó con una cascada de lisonja servil, pocas veces escuchada. Ha trascendido que Rajoy habría declarado en otro momento que los países deben defender sus recursos energéticos y su petróleo. Como dijera el conductor y humorista Jairo Calixto Albarrán: “más pronto cae un Rajoy que un cojo”…

La noticia de la nacionalización de REPSOL YPF provocó la consabida caída en la bolsa de las acciones de esta empresa, que convenientemente se abarata en el mercado. El gobierno mexicano ha olvidado explicarnos a los mexicanos que ello costó cerca de 300 millones de  euros a nuestra economía, socia de REPSOL.

Anunciar que el Estado declaraba de utilidad pública y sujeto a la expropiación el 51% de las acciones pertenecientes a Repsol-YPF, es una legal y nacionalista actitud de Cristina Fernández, quién a diferencia de Rajoy y sobre todo de Calderón, su pueblo y gobernantes la apoyan mayoritariamente.

De este modo, el Gobierno argentino contará con un 26,01% del capital final y los gobernadores con el 24,99%. Todas las acciones se le expropian a REPSOL y ninguna al grupo argentino Petersen, de la familia Eskenazi, que posee el 25% de Repsol-YPF.

Los gobernadores que recibirán su parte del pastel, tenían muchos motivos para aplaudir a la Presidenta. Fernández no aclaró en ningún momento cómo ni cuándo pretende pagar el Estado a la compañía española, que le exige 9,000 millones de euros.

Cristina Fernández: “es la primera vez en 17 años que Argentina tiene que importar gas y petróleo”. A partir de ese dato, que nadie cuestiona, marcó como único responsable del déficit energético a Repsol-YPF, que solo explota un tercio de los hidrocarburos producidos en el país.

“Proseguir con esta política de vaciamiento, de no producción, de no exploración, prácticamente nos tornaríamos en un país inviable, por políticas empresariales y no por recursos”, a dicho Cristina Fernández.

¡REPSOL, oro negro, mar de fondo! Argentina da una lección de nacionalismo y de ejercicio pleno del poder a sus paisanos, con ello exhibe, en carambola de dos bandas,  a los interesados en el gran pastel del oro negro, que sin meditar, despotricaron enseñando el cobre, en la prensa internacional.
Lunes, 23 de Abril de 2012 09:41

Repsol, Oro Negro, Mar de Fondo

Soliloquio

Partamos de la base de explicar que REPSOL YPF es una empresa de capital mayoritariamente  español, que controla el petrolero y el gas; la exploración, producción y comercialización de este estratégico recurso no renovable, no de su país sino de la República de la Argentina.

¿Por que Argentina no controla su petróleo y con él su bien más preciado, que le seria soberanía y riqueza nacionales? ¿Es Argentina el único país de este continente o incluso del orbe, que no es dueño de su petróleo, que no es dueño de la empresa petrolera nacional?

Estas razones y otras que son mar de fondo, pueden explicar la decisión reciente de una mujer seria y centrada, como yo la veo, como es Cristina Fernández de Kirchner, Presidenta de Argentina, quién expropia para su nación la empresa REPSOL, y todo lo que con ella conlleva en materia de recursos petrolíferos y energéticos de su país.

“Creada en 1922, la compañía Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF) dejó de ser una sociedad del Estado para convertirse en una sociedad anónima en 1992, cuando se inició el proceso de desregulación y privatización durante el Gobierno de Carlos Menem”.

En 1999, la firma española REPSOL adquirió más de la mitad de las acciones de YPF y tomó el control de la compañía, que actualmente es la principal operadora del país, con el 54% de la producción argentina de petróleo y el 43,8% de gas.

REPSOL es la representación de los intereses españoles en el recurso energético del mundo, expresado en numerosas acciones inversiones, legales y dudosas, en especial por países como el nuestro, a donde filtran sus tentáculos dentro del poder público.

México ni por asomo es la excepción: La familia Mouriño, asentada en Campeche y fuertemente vinculada al poderío de empresas españolas metidas de lleno en el negocio energético, son una clara muestra de ello. Están ligadas a la derecha, a la ultra por supuesto.

Recordemos a Juan Camilo Mouriño Terrazo, amigo y socio de Felipe Calderón, su Subsecretario y brazo derecho casualmente en la Secretaria de Energía, en tiempos de Vicente Fox. A la postre, su Secretario de Gobernación y delfín a sucederlo en la Presidencia. El era  un as clave en la intención española del control de PEMEX y la riqueza energética mexicana.

En este sexenio, el Gobierno Federal autorizó que PEMEX (sí esta empresa que todos los días nos dicen que debe abrirse a la inversión extranjera por que no tiene recursos para exploraciones, para refinar  e industrializar el gas y el petróleo) comprara el diez por ciento de REPSOL. El Senado de la república aun no recibe la solicitud de esta “inversión”, por cierto.

La abrupta decisión de la señora Cristina Fernández de recuperar su hegemonía energética  vía la nacionalización de REPSOL, golpea en la cara las intenciones extra nacionales de Calderón Hinojosa y sus socios los baturros, parientes de Juan Camilo Mouriño, quién recordemos murió en dudosísimas circunstancias siendo titular de Gobernación.

Recuerden el golpeteo mediático reciente ante la intentona de Felipe Calderón de aumentar la participación accionaria en un diez por ciento más (es que nos sobraba un poco el dinero del erario). Esto se haría ante un intermediario ubicado en Tamaulipas. Ya los rumores de la requisa estaban en el aire.

El asunto terminó tan mal que México no solo no pudo aumentar su participación, sino que además perdió su asiento en el Consejo de REPSOL. Una cosa es andar de aprontado en negocios para cuando ya no sea Presidente y otra muy distinta estar a nivel de par con magnates de esta industria del “oro negro” y además quererse pasar de lanza.

Hay mar de fondo en el tema de REPSOL: a raíz de la nacionalización de esta industria petrolera argentina, una igual a la que México realizó en tiempos del General Cárdenas, Calderón ha criticado fuerte a Cristina Fernández y le ha insultado acusándola de “irracional e irresponsable”.

Está claro que le dolió a Don Felipe, en su bolsillo, el embargo argentino. Trajo de gira al Presidente de España Mariano Rajoy, solo para juntos, golpear mediáticamente la decisión soberana de la Presidenta Argentina, a quién acusaron de todo lo acusable.

Rajoy elogió a Calderón, quién contestó con una cascada de lisonja servil, pocas veces escuchada. Ha trascendido que Rajoy habría declarado en otro momento que los países deben defender sus recursos energéticos y su petróleo. Como dijera el conductor y humorista Jairo Calixto Albarrán: “más pronto cae un Rajoy que un cojo”…

La noticia de la nacionalización de REPSOL YPF provocó la consabida caída en la bolsa de las acciones de esta empresa, que convenientemente se abarata en el mercado. El gobierno mexicano ha olvidado explicarnos a los mexicanos que ello costó cerca de 300 millones de  euros a nuestra economía, socia de REPSOL.

Anunciar que el Estado declaraba de utilidad pública y sujeto a la expropiación el 51% de las acciones pertenecientes a Repsol-YPF, es una legal y nacionalista actitud de Cristina Fernández, quién a diferencia de Rajoy y sobre todo de Calderón, su pueblo y gobernantes la apoyan mayoritariamente.

De este modo, el Gobierno argentino contará con un 26,01% del capital final y los gobernadores con el 24,99%. Todas las acciones se le expropian a REPSOL y ninguna al grupo argentino Petersen, de la familia Eskenazi, que posee el 25% de Repsol-YPF.

Los gobernadores que recibirán su parte del pastel, tenían muchos motivos para aplaudir a la Presidenta. Fernández no aclaró en ningún momento cómo ni cuándo pretende pagar el Estado a la compañía española, que le exige 9,000 millones de euros.

Cristina Fernández: “es la primera vez en 17 años que Argentina tiene que importar gas y petróleo”. A partir de ese dato, que nadie cuestiona, marcó como único responsable del déficit energético a Repsol-YPF, que solo explota un tercio de los hidrocarburos producidos en el país.

“Proseguir con esta política de vaciamiento, de no producción, de no exploración, prácticamente nos tornaríamos en un país inviable, por políticas empresariales y no por recursos”, a dicho Cristina Fernández.

¡REPSOL, oro negro, mar de fondo! Argentina da una lección de nacionalismo y de ejercicio pleno del poder a sus paisanos, con ello exhibe, en carambola de dos bandas,  a los interesados en el gran pastel del oro negro, que sin meditar, despotricaron enseñando el cobre, en la prensa internacional.
Página 1 de 7

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook