Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

21Octubre2017

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015

“Y entonces el burro tocó la flauta…”

Anónimo

Luis García Abusaíd

¿Quién dijo que ser un burro era una desgracia? Otumba, uno de los 125 municipios del Estado de México, celebra cada año, el Día Internacional del Burro. Durante una semana, los otumbenses echan la casa por la ventana entre distintos festejos.

Coronan a la Reina de la Feria Nacional del Burro; presentan al Burro Mayor que liderará los festejos; exponen exhibiciones, como la titulada “El Burro y sus Atavíos”; imparten conferencias con expertos de la UNAM, como la titulada, “Programa para el ‘Santuario para Burros’”.

Mientras los niños otumbenses avivan su imaginación en el Teatro Guiñol con "La Historia de Narciso El Burro"; los jóvenes otumbenses alborotan sus esqueletos en el “Festival de Bandas de Rock de la Región "BanBURROck”. Sus padres y abuelos se desgañitarán en los torneos de “Polo sobre Burro” y “Jaripeo sobre Burro”.

El último día de la feria, niños, jóvenes y adultos aplauden a rabiar a los burros vestidos de gala en el “Carnaval de Burros Adornados”, en el cual,  “Osama Bin Laden, con todo y Torres Gemelas, fue uno de los personajes que unos pobladores eligieron para el animal de carga; otro fue disfrazado de Paloma de la Paz haciendo un llamando a la pacificación en el mundo”.

Los otumbenses concurren al señalar que "la Feria del Burro es un homenaje a la bestia de carga, compañera de trabajo de los hombres del campo, y una ocasión para la convivencia comunitaria o para disfrutar de una buena barbacoa y un vaso de pulque”. Porque para burros, como ellos mismos suelen decir, los de Otumba.

Empero, entre los gritos carnavalescos surge una ironía brutal: Mientras fuera de Otumba la demanda de burros crece; en este municipio empiezan a escasear. ¿Cómo es posible eso? Uno pensaría, por el contrario, que los burros del orbe buscarían llegar a Otumba para bien vivir y morir. Sin embargo, no es así.

Una lectura rápida a declaraciones de políticos o sacerdotes confirma esta dura realidad que pone en riesgo el futuro de las festividades del burro en Otumba.

¿Cómo es posible que Felipe Calderón se haya escapado de ser nombrado el Burro Mayor para guiar las celebraciones del burro en Otumba durante los últimos tres años? Sus merecimientos son vastos: Haber iniciado una guerra civil contra el narcotráfico y crimen organizado, sin victoria posible, en la cual han caído más de 22 mil personas. Su frase lapidaria fue: “laz bíctimas cibiles an zido las menoz importantez”. Sus méritos no paran ahí: Calderón ha hundido al país en una crisis económica sin par mientras lleva colgada en su cuello grisáceo una medalla que dice “Io ero el prezidente del empleo”.

El presidente boliviano Evo Morales no se quedó atrás al mover sus largas orejas, y declarar durante la Conferencia sobre Cambio Climático desarrollada en Cochabamba, que “el poyo que comemos está cargado de ormonas femeninas. Por eso cuando los ombres comen esos pollos tienen desbiaciones en su zer como ombres".

 

Imposible olvidar a Vicente Fox quien disfrazado del burro de Shrek se atrevió a decir que “el cura idalgo fue un promotor de la micro y pequeña industria.” Y para que no quedará duda alguna de su burrez, confirmó que el papel del ejército en Chiapas (enero 2001) "está en su punto, diría io, está de primera, está de pelos como dicen los chaboz".

Ji jau, ji jau, rebuznó Felipe Arizmendi, obispo de San Cristóbal de las Casas cuando dijo que “la misma liberalidad secxual que ha abido en el mundo en general ha disminuido las fuerzas moralez con las que nozotros tratamoz de educar a los jóvenez en los ceminarios, porque ante tanta inbasión de erotizmo no es fácil, a veces, mantenerze fiel tanto en el selibato como en el respeto a los niñoz”.

El Arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar Alas, hizo coro burril con Arizmendi al señalar que “existe una campaña difamatoria contra la Iglesia Católica contra el papa Benedicto XVI por los zeñalamientos de un zupuesto ocultamiento de casos de pedofilia dentro de la Iglesia Católica, cuando se dezempeñaba como Prefecto de la kongregasión de la doctrina de la Fe, de 1981 a 2005”.

El  cardenal Angelo Sodano con voz de burrtenor, tras las críticas lanzadas contra Benedicto XVI por su actitud pasiva ante las denuncias de abusos sexuales cometidos con menores por sacerdotes en décadas pasadas, dió un rebuzno en do mayor para decir que “el pueblo de Dioz está kontigo y no se deja imprezionar por las abladurías del momento”. Para cerrar filas de esta manera: “Eztamos kontigo los kardenales, tus kolaboradores de la Curia Romana. Contigo los colegaz obizpos dizpersados en el mundo, que guían las tres mil sircunscripciones eclesiásticas del planeta. Eztán en partikular contigo en eztos días los 400 mil sacerdotes que zirven generozamente al pueblo de Dioz”.

Es evidente el porqué en Otumba escasean los burros. Estos andan sueltos por el mundo en búsqueda de una flauta para tocarla y así entender la necesidad de regresar a Otumba para asumir la realidad en la que viven inmersos sin negarla.

¡Dios los bendiga y ponga una flauta en su camino! Por el bien de todos: ¡Ji jau…ji jau…ji jau!

 

 



DEJA TU COMENTARIO

Ingresa datos requeridos(*) Código Básico HTML Habilitado

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook