Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

19Noviembre2017

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015

Fausto Alzati Araiza


El 13 de octubre de 2011, el Congreso de la Unión aprobó y ordenó enviar a revisión a los congresos estatales, a fin de completar el proceso de aprobación por el Constituyente Permanente, las reformas a los artículos 3 y 31 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que elevan a rango obligatorio la educación media superior, también llamada preparatoria. La nación mexicana sigue fincando en la educación su mejor esperanza de soberanía, paz y prosperidad compartida.

Sin embargo, dentro de este contexto esperanzador se manifiesta, por desgracia, la evidencia estadística de los altos niveles de deserción escolar que se presentan precisamente en los primeros años del bachillerato. Según datos del Censo de Población y Vivienda, efectuado por el Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (INEGI) en el año 2001, al preguntar por las razones que hacen que los jóvenes de entre 15 y 19 años de edad abandonen sus estudios, 33% de los encuestados lo atribuye a “razones económicas”. Lo que esto significa es que, a esas edades, un elevado número de jóvenes se ven forzados, por la necesidad de obtener un ingreso inmediato, a abandonar los estudios de nivel medio superior, para ingresar en el mercado laboral, así sea de manera precaria. Esta angustiante realidad se traduce en una doble pérdida: en primer término, la individual e irreparable de talentos potenciales y, en segundo lugar, del retorno social a la inversión acumulada en la educación de quienes desertan.

Ante esta problemática, el secretario de Educación del Gobierno del Distrito Federal, Mario Delgado Carrillo, ha concebido con imaginación y talento una solución tan sencilla como práctica: el programa Prepa Sí. El programa consiste esencialmente en estimular con un apoyo económico mensual a los alumnos de nivel medio superior, para que no abandonen sus estudios por motivos económicos.

Los principales requisitos que un joven estudiante debe cumplir para beneficiarse con los apoyos de Prepa Sí son: 1) vivir en el Distrito Federal; 2) estar inscrito en una escuela pública de educación media superior ubicada en México, DF y, 3), no contar con otra beca o apoyo económico similar. El beneficiario de nivel bachillerato podrá permanecer en el Programa un máximo de tres años, en el nivel medio superior, de conformidad con su año de inscripción en el mismo y únicamente el primer año de nivel superior.

El programa ha tenido tan buenos y tangibles resultados que Mario Delgado y su equipo se han propuesto como objetivo para el presente ciclo otorgar hasta 200 mil estímulos mensuales a estudiantes del nivel medio superior y del primer año de nivel superior.

Como puede verse, el programa Prepa Sí está dando ya en el Distrito Federal una respuesta eficaz y práctica a un importante problema educativo que, sin embargo, no sólo se manifiesta en el DF, sino que se reproduce a todo lo largo y lo ancho del territorio nacional, si bien en diversas regiones adquiere, sin duda, peculiaridades específicas. En verdad estoy convencido de que el programa Prepa Sí debiera ser considerado por las autoridades educativas de todo nuestro país, para su oportuna y adecuada adaptación a las realidades de cada estado y de cada región.

La transparencia y la eficaz aplicación de una política pública como Prepa Sí dejan bien a la vista las cualidades de que está dotado Mario Delgado Carrillo. Y si, como parecen indicar las tendencias estadísticas, el PRD, a pesar de sus tensiones internas, ha de seguir al frente del Gobierno de la Ciudad de México, que representa poco más de 30% del PIB nacional, sería deseable ver a alguien con las evidentes cualidades del secretario de Educación del Distrito Federal como candidato de ese partido a jefe de Gobierno.

 



DEJA TU COMENTARIO

Ingresa datos requeridos(*) Código Básico HTML Habilitado

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook