Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

17Febrero2018

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015

¿Estamos dispuestos a invertir en otros? “Ningún hombre puede vivir feliz si solo se interesa y trata de tener ventaja en todo”. Lucio Anneo Séneca.

En esta semana, analicemos este factor tan importante que muchas de las veces es el más olvidado, incluimos algunos principios que a continuación analizaremos.

El Principio de la Huerta.- Todas las relaciones requieren ser cultivadas. ¿Qué significa cultivar una relación? Se enfoca en los siguientes aspectos; Compromiso: Toda relación duradera sufre tensiones e inconvenientes de todo tipo, y no existen dos personas que estén siempre de acuerdo en todo. Hasta en las mejores amistades puede esperarse que tengan algún conflicto. La pregunta es, ¿qué vamos a hacer cuando lleguen los problemas? Comunicación: El autor Sydney Harris dice que es imposible aprender algo importante sobre una persona hasta que esa persona esté en desacuerdo con nosotros. Amistad: Se aconseja que mantengas a tus amigos en “reparación” constante. Crecimiento: Benjamín Franklin dijo: “Una promesa puede ganarte amigos, pero es tu desempeño lo que determina si los conservas”.

Las cuatro ventajas de este principio de la huerta son: Prepare el terreno para el cambio.- Si usted quiere influir en otra persona, no debería tratar de empezar el cambio en un área en la que no están de acuerdo. Encuentre un terreno común, el cual se convierte en un punto de partida para el cambio. Evite conflictos innecesarios.-Cuando usted se enfoca en la zona en que está de acuerdo con la otra persona, está en terreno seguro porque ambos tienen la razón. ¿Cuántas relaciones se han perdido porque te enfocas en las diferencias en lugar de los puntos en común? Le ayuda a sentirse bien.- La gente que busca lo mejor y se enfoca en los puntos en común pueden sentirse bien al saber que hicieron su parte.

El Principio de la Paciencia.- El viaje con otros es más lento que el viaje a solas (pero llegamos más lejos). HACER DE LA PACIENCIA UNA VIRTUD.- Los que más necesitamos la paciencia somos los menos inclinados a cultivarla. Se requiere de paciencia para tener paciencia. Se recomiendan los siguientes pasos para volverse una persona más paciente:

Considere a la paciencia como una virtud digna de adquirir.- El pollito es resultado de incubar el huevo, no de romperlo. Usted descubrirá que tener paciencia con la gente es beneficioso para usted, pero es posible que no vea ese rendimiento de inmediato. Toma tiempo desarrollar buenas relaciones.-Hasta en las mejores circunstancias, cuando hay “química” con la otra persona, se necesita tiempo para construir bien la relación. Todas las buenas relaciones toman su tiempo. Practique el principio del intercambio.= Necesitamos apreciar cómo piensan los demás, y ser sensible a lo que sienten. Cada persona piensa que: Sus problemas son los más grandes, sus victorias son las más apantallantes, sus faltas deberían de ser pasadas por alto. En otras palabras, cada uno de nosotros pensamos que nuestras circunstancias merecen atención especial, y que la gente debería tener más paciencia con nosotros. La gente tiene y crea problemas.-Todo mundo tiene broncas, debilidades y malos hábitos. Trate de darles a los otros la misma gracia que le gustaría recibir por sus imperfecciones.

Y por ultimo les dejo el principio más importante de todos, el Principio de la Celebración.- La prueba verdadera no es solo lo leales que somos cuando a los amigos les va mal, sino cuánto nos alegramos al ver que les va bien. Mucha gente se identifica con el fracaso y pocos con el éxito.- Como la gente está dispuesta a identificarse con el fracaso, a veces tienen problemas para conectarse a través del éxito. Si no se conectan con el éxito de otra gente, es posible que lo resientan. Lo que obstaculiza el éxito de otras personas es usualmente lo que impide que celebren el éxito de otros. Se comparan con los demás y en su opinión se quedan cortos.

Hay 4 cosas que pueden causar la caída de un líder: Culpa, codicia, ira y envidia.

Y como acostumbro, los dejo con algunas preguntas de discusión: ¿Está de acuerdo que la mayoría de la gente se solidariza más con el fracaso que con el éxito de los demás ¿Qué situaciones en especial le llevan a usted a ser impaciente con los demás? ¿Cómo trabaja eso es su contra? ¿Ha permitido que una relación importante se le escurra de las manos porque no encontró un punto en común que le sirviera como base para conectarse?

Y la última pregunta para discusión y quizá algo doloroso para algunos: ¿Tiene amigos, colegas o familiares que le animan y aplauden? Si la respuesta es no, entonces necesitas otros amigos.

 

 



Guillermo Ruiz

Licenciado en Administración por el Instituto Tecnológico de Piedras Negras

DEJA TU COMENTARIO

Ingresa datos requeridos(*) Código Básico HTML Habilitado

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook