Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

18Noviembre2017

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015

En la sociedad de la información, uno de los temas que cada vez más enfrentan problemas a resolver, lo es la protección a la intimidad de las personas.

 

Actualmente, la vida intima de las personas se describe bajo la fórmula siguiente: - privada + pública. En realidad poco o nada se puede reservar. La tecnología, la informática y los medios de comunicación hacen vulnerable a cualquier persona.

 

Hoy te comentaré algunas ideas para diseñar, a partir de la Constitución, el derecho a la intimidad.

La intimidad como derecho fundamental

 

- Por un principio de dignidad humana, toda persona tiene derecho a proteger su intimidad.

- ¿Y eso qué es?

- Es la libertad para decidir si compartes o no con los demás, tus pensamientos, ideas, sentimientos, creencias y demás actos, datos o hechos que forman parte de tu intimidad.

- A ver, ¿pero qué implica la intimidad de las personas?

- Mira, tú tienes un poder autónomo en tu vida personal, lo cual justifica que las demás personas no se intrometan en ella..

- ¿Y qué comprende mi vida íntima?

- Son varios aspectos de tu personalidad, sobre todo tus libertades y actividades fundamentales que te permiten desenvolverte de manera libre.

- ¿Y cuáles son?

- Por ejemplo, nadie tiene derecho a saber que haces o dejas de hacer en tu vida personal, privada y familiar. Ese es tu problema.

- La intimidad implica la protección a tu integridad física, genética y moral.

- ¿Y eso qué quiere decir?

- Toda persona debe respetar tu código genético o tu honor.

- A manera de ejemplo: nadie tiene derecho a calumniarte, difamarte o clonarte.

- Tampoco nadie puede reproducir tu imagen para comercializarla.

- ¿Qué otras libertades forman parte de la intimidad?

- La libertad ideológica. Nadie puede obligarte a saber tu ideología si tu no quieres.

- ¿Dame un ejemplo?

- Existen asociaciones que tienen lenguajes o códigos secretos: los masones, los legionarios de cristo, etc.

- Su forma de pensar debe ser respetada a lo máximo.

- Otros de los derechos que forman parte de tu intimidad, radica en que nadie puede violar tu domicilio, ni mucho menos tu correspondencia o comunicaciones privadas.

- ¡O sea que nadie puede andar de fisgón sobre tus cosas!

- Más o menos...

- Es más dentro de tu círculo intimo está el libre tránsito, para evitar que afecten o se intrometan en tus objetos personales como vehículos, maletas, bolsas u otras propiedades similares.

- O sea que nadie tiene derecho a andar oscultando tus pertenencias, sin causa justificada.

- También forma parte de tu intimidad, el respeto del secreto profesional de médicos, abogados, ministros de culto, periodistas y demás servidores públicos o particulares que traten datos personales.

- En fin, la intimidad comprende todos los derechos humanos y libertades fundamentales que salvaguarden la intimidad o la autodeterminación informativa de las personas, basadas en la dignidad, igualdad y su libre desarrollo.

Los límites a la intimidad

 

- Oye, pero lo que me dices está muy exagerado.

- Mira, el principio es que tú decides si compartes o no tu intimidad.

- Pero como todo derecho, la intimidad no es absoluta.

- ¡No te entiendo!

- Mira, nadie tiene derecho a reproducir tu imagen sin tu consentimiento. Esa es la regla.

- Pero...

- Si los medios de comunicación reproducen tu imagen porque eres una persona en ejercicio de funciones públicas, los periodistas no tienen la obligación de pedirte permiso alguno.

- ¿Y por qué?

- Por la naturaleza pública de esa información.

- Distinto es que, por ejemplo, que el reportero comunique información del ámbito privado del funcionario público, que nada tiene que ver su función pública.

- En ese caso, se debe respetar la vida privada a menos que la misma sea un pretexto injustificado para ocultar información que debe estar a la vista de todos.

- ¿Como qué casos?

- Si eres funcionario, en principio, tus cuentas bancarias forman parte de tu intimidad, pero si existen indicios de un enriquecimiento inexplicable, entonces la autoridad tiene derecho a abrir tus cuentas para investigar si hay delito o no.

- ¿Y los periodistas?

- Ellos puede revelar la información reservada siempre que la misma sea veraz o, por lo menos, obtenida profesionalmente en forma diligente.

Las tres palabras

 

No hay dignidad humana sin intimidad.

No hay intimidad sin libertad de decidir.

No hay libertad sin límites razonables a la intimidad.



DEJA TU COMENTARIO

Ingresa datos requeridos(*) Código Básico HTML Habilitado

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook