Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

18Noviembre2017

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015


 

Porfirio Díaz decía: “si quieres que las cosas salgan bien, hazlas tú. Si quieres que salgan mal, pídeselo a alguien. Y si quieres que nunca salgan, haz una comisión”.

 

Desde entonces, me parece que en México el tema del federalismo lo dejamos a otros por medio de una comisión: “nunca nos ha salido bien”.

 

El problema: nos decimos federalistas, pero en la realidad, por razones históricas, culturales o sociales, practicamos tendencias contrarias al sistema federal.

 

No entendemos, por ejemplo, que el principio federal es el modelo que nos sirve para equilibrar las regiones del país. Seguimos con nuestra dicotomía irreductible: localismo vs. centralismo.

 

Tampoco hemos comprendido que es la Constitución la que explica, define y redefine el sistema federal. Cada seis años, salen programas federales que no toman en cuenta el marco constitucional. En lugar de desarrollar o tratar de entender lo que dice la Constitución, el programa federal se reduce a estrategias o programas administrativos, como si el federalismo se limitará únicamente a una forma de descentralización.

 

Hoy trataré de comentarte un principio característico que une a la federación: la fuente del orden jurídico en el sistema federal.

 

No hay federalismo sin orden jurídico

- El estado federal mexicano tiene cinco órdenes jurídicos: el nacional, el federal, el local, el del Distrito Federal y el municipal.

- ¿Cómo esta eso?

- El orden nacional es el marco de referencia para todos los que integran a la federación. Por regla general, el orden nacional es la propia Constitución y los principios que todos deben de cumplir.

- ¿A ver dame un ejemplo?

- La Constitución establece un orden jurídico en materia de derechos humanos. Ese orden deben de respetarlo las autoridades federales, locales, municipales, etc.

- ¿Otro caso?

- El sistema electoral. Mira, existen principios constitucionales que todos deben de respetar: el sufragio libre, el órgano electoral autónomo, la periodicidad de los cargos populares, el control judicial de las elecciones, etc.

- En conclusión, el orden nacional es el conjunto de normas que establece la Constitución y que vincula a todos y cada uno de los que forman la federación, sean autoridades federales, locales, del Distrito Federal o municipales.

- Y qué me dices del orden federal. ¿No es lo mismo que el nacional?

- El federal no es igual que el nacional. El régimen federal es el ámbito de competencia reservado a las autoridades federales.

- En ocasiones, las autoridades federales ejercen una competencia nacional por razones de unidad nacional, pero su régimen ordinario es diferente al de los estados.

- ¿Pero qué acaso las autoridades federales no son superiores a las locales?

- No. Las autoridades federales, aún cuando tienen una competencia en toda la República, su orden jurídico no es superior al local. Es diferente.

- Por ejemplo: los delitos federales son juzgados por el poder judicial federal. Los estados no tiene nada que ver, pero eso no lo hace inferiores sino diferentes.

- O sea: el régimen federal es un ámbito de competencia exclusivo a favor de las autoridades federales para ejercerlo en toda la República.

- ¿Y el régimen local?

- Ese es sencillo. Todo aquello que los estados no concedieron a la federación, se entiende que se lo reservaron para ellos, para su régimen interno.

- ¿Entonces los estados que orden jurídico tienen?

- Su orden jurídico se define por la competencia que la Constitución señala y por todas las materias que dentro de su régimen interior pueden desarrollar libremente.

- Su régimen local se delimita por su propia Constitución Local.

- ¿Y el Distrito Federal?

- Es un caso especial. A diferencia de los estados, el orden jurídico del Distrito Federal se rige por la competencia que exclusivamente señala la Constitución. Lo que no se establece de manera expresa, se entiende reservado para el Congreso de la Unión como poder federal.

- O sea que el Distrito Federal tiene una competencia que opera al revés que la de los estados.

- Sí.

- ¿Por qué?

- Se supone que el Distrito Federal es una entidad que no fundó a la federación, sino que fue formado por los estados, para que residieran los poderes de la Unión.

- En cambio: los estados son como los socios fundadores. Ellos concedieron sus facultades a la federación, pero se reservaron otras para su régimen interno.

- ¿Y los municipios?

- Los municipios forman parte de los estados. Su orden jurídico opera en forma exclusiva y su competencia se delimita por todo lo que la Constitución le otorga o las leyes de los estados.

 

Las tres palabras

 

- El orden jurídico en una federación es diverso.

- La diversidad jurídica se une por la Constitución.

- La Constitución es la que establece los principios que definen el ámbito de competencia para la autoridad federal, local, del Distrito Federal y los municipios.

 



DEJA TU COMENTARIO

Ingresa datos requeridos(*) Código Básico HTML Habilitado

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook