Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

23Julio2017

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015


De los apuntes de Miguel Angel De la Torre Cruz

 

Un misterio muy grande se encuentra en aquello que nos pensamos dominado.

 

La tecnología exterior, focos de colores, cables, pantallas…, deslumbran, tentativamente para ayudar al alcance de nuestro anhelado confort, de la producción de nuestro bienestar y comodidades…, no tiene la certeza de ser útil en todos los momentos.

 

Los instantes en que entramos en el rinconcito, en que no hay cabida más que a lo cierto, en la búsqueda de respuestas, que claros somos, nadie nos podría dar.   El fondo donde la fe desvela, y a la gala de la paciencia corona, con el delicado tono de ánimo de la 9ª. sinfonía de Beethoven, gritando el …escucha hermano la canción de la alegría, el canto alegre del que espera un nuevo día, ven canta, sueña cantando, vive soñando un nuevo sol…1

 

Es ahí donde quizá no pasa nada y pasa todo, es donde está el vórtice de nuestras actividades, las que van en proceso y las de tinte de éxito, traducido en haber alcanzado lo planeado, junto a los premios fortuitos de un avance natural de las cosas. Pareciera de ahí brotar la luz que iluminara nuestro rostro, para hacer la fotografía, a mostrar como el ideal de nuestra vida. Me pregunto yo si a ese cuadro le podemos poner el título de alegría.

 

Tomás de Aquino (1225-1274), en su obra de la Suma Teológica, describe como adquirir la Alegría através de 5 consejos: -1. Disfrutar de los pequeños placeres o gozos, tan caseros que tiene la vida cotidiana. -2 Poder llorar y contar mis penas a alguien que me quiere bien. -3 Compartir con los amigos. -4 Hacer de verdad oración mental.   -5. El dolor se mitiga con el sueño y los baños.

 

En un mundo que suele ser áspero, impaciente, a veces duro, con amarguras y rostros disgustados. Una penosa desesperación que se ve en la calle, convertiéndose en algo habitual. Un mundo sediento de respuestas. Un mundo en que la Alegría se percibe como una virtud.

 

La alegría es una forma de manifestarse ante la maravilla de la vida, es la manera de desplegar el gozo del humilde reconocimeinto de lo que son las cosas, no es pues un artículo que falte o algo que se busque, es la manifestación radiante de quien sabe agradecer lo que tiene sin merecerlo, de apreciar los instantes que la vida le regala vistos con ojos de magnanimidad. La alegría se produce como consecuencia de la posesión del bien amado.

 

“La clave de la felicidad del ser humano está en el interior de sí mismo y radica en buena medida en la alegría, ya que éste es “el máximo bien”2.. “El hombre alegre no necesita ser rico, joven o bello…, posee una salud interior profunda” que le permite enfrentarse a cualquier cosa, “incluso a los momentos de soledad máxima” dice Pérez-Borbujo3.

 

La alegría es dar gracias por todo lo que vemos, lo que somos, lo que tenemos y lo que decimos que nos falta, aceptándolo quizá sin comprenderlo. La alegría que logramos percibir son gotas del Amor de Dios, él nos la envía a chorros, está en nosotros salir a empaparnos.

 

1 Fuente: musica.com   Miguel Rios

2 Pompeu Fabra catedrático de la Universidad de Barcelona, experto en filosofía alemana

http://www.filosofia.mx/index.php?/perse/archivos/perez_borbujo_la_clave_de_la_felicidad_radica_en_la_alegria

 



DEJA TU COMENTARIO

Ingresa datos requeridos(*) Código Básico HTML Habilitado

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook