Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

25Mayo2017

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015

FECHA por 

Candil de la calle y luz en la casa

Difícil pensar en el exterior cuando nuestro país atraviesa por una de las peores etapas después de la Revolución.

Aún estos tiempos en que el mundo se volvió mucho más cercano y compacto, más allá de nuestras fronteras se escucha demasiado ajeno a nuestra lucha diaria: desempleo, sueldos bajos, poca competitividad, violencia extrema, gasolina inalcanzable, educación a medias, quincenas que no alcanzan. Sin embargo, México alguna vez contó con el respeto y la autoridad moral ante otros países por el excelente desempeño de su política exterior, ¿qué hacer para recuperar su liderazgo?

 

Lo primero es orientar las capacidades de México en el exterior a través del desarrollo de una minuciosa planeación a largo plazo, cuyo punto de partida sea el de reconocer el lamentable rezago en que hemos caído en los últimos lustros. Ahí se deberán integrar todos los esfuerzos en materia económica, política y social para el exterior, hasta ahora los pequeños esfuerzos han sido irrelevantes porque nacen y mueren aislados, sin integrar prioridades ni involucrar regiones de desarrollo o gobiernos locales.

 

Otro punto de inflexión puede llegar a ser, sin lugar a dudas, una exhaustiva revisión y replanteamiento del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. La igualdad de condiciones para sus socios debe prevalecer en todas sus cláusulas, así como los mecanismos a seguir en caso de que uno de los socios se encuentre en claras desventajas. La Unión Europea ha recorrido mucho camino en este sentido, y si bien no todo ha sido miel sobre hojuelas, podemos adoptar muchas de sus medidas. México es claramente el menos desarrollado de la fórmula, tendremos que sentar las bases para que ésta sea equilibrada y todos ganemos al mediano y largo plazo.

 

Lo mismo habremos de buscar en la famosa y nada efectiva Iniciativa Mérida. Algunas aportaciones de risa para la magnitud del problema y eventos con muchas personalidades no habrán de solucionar mucho. Para un problema común, soluciones conjuntas, no hay otra opción. Disposiciones radicales en la franja fronteriza que nos lleven a frenar el tráfico de armas y combatir frontalmente al crimen organizado en ambos lados de la frontera ¿Por qué no modificar Enmiendas y Constituciones de una manera responsable?

El Gobierno Mexicano debe ser inflexible ante el maltrato de migrantes. La violación a sus derechos humanos es imperdonable ya sea en el caso de los mexicanos en los Estados Unidos o de los Centroamericanos en nuestro país. Empujar hacia acuerdos de legalización y migración controlada debiera ser el papel de nuestro gobierno, nuestra capacidad de negociación debería ser mucho mayor cuando se analiza el porcentaje de la economía norteamericana movida por nuestros paisanos, así como nuestro compromiso con nuestros hermanos que día a día pasan por la frontera sur en busca de cumplir sus sueños.

 

Algunas ideas pueden ayudar a recuperar el terreno perdido: Embajadas encabezadas por personas de probada capacidad y experiencia, tomadas en cuenta no como botines de guerra sino como instituciones estratégicas para el buen desempeño de la política exterior. Oficinas de negocios que realmente operen en favor de los mexicanos que desean llevar sus negocios al extranjero y como captadoras de inversión extranjera, no como agencias de viajes con alguno que otro tour para privilegiados empresarios. Instituciones al alcance de los mejores estudiantes para que a través de ellas logren obtener la orientación y financiamiento necesarios para estudiar en el extranjero y traer sus conocimientos de vuelta a casa, intercambios de cultura y experiencias de éxito, seminarios así como promoción de todo tipo de turismo, entre muchas otras.

 

Nuestro candil está fundido y con ello reina la obscuridad en la calle y en la casa, no perdamos más tiempo en recuperar el liderazgo que algún día nos otorgó grandes satisfacciones al interior y que ahora tanta falta nos hacen.

 

 

 

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla



MAS EN ESTA CATEGORIA « Los acuerdos de San Andrés

DEJA TU COMENTARIO

Ingresa datos requeridos(*) Código Básico HTML Habilitado

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook