Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

23Junio2017

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015


De los apuntes de Miguel Angel De la Torre Cruz

 

“Ser hombre es necesariamente ser responsable. Es conocer la vergüenza frente a la miseria que no parece depender de uno. Es estar orgulloso de una victoria que los compañeros han obtenido. Es sentir, posando uno su piedra, que contibuye a construir el mundo” (Saint Exupery).

 

Todos pueden ser dirigentes, basta sumar al deseo, el conocimiento de técnicas y mecanismos de dirección, cultivo de hábitos y seguimiento de virtudes, entre ellas la voluntad.

 

El hombre y la mujer, que se siente dueño de su destino y que quiere ponerse al frente de él, es capaz de guiar a los demás, tiene metas y un deseo de hacer historia.

 

El dirigente, supone el trabajo contínuo en la adquisición de valores, que lo lleven a asumir una posición destacada, en el grupo en que se desarrolla, se preocupa por ofrecer respuestas, dominar situaciones, controlar resultados, ser sensato, saber esperar, resistir al fracaso y no sucumbir a las mieles del éxito, crecer su horizonte.

 

Tomando unos viejos apuntes, de un maestro de preparatoria, que de cariño le decíamos el Cebú, por su particular joroba, grande y semejante a su sabiduría, decía que debíamos seguir 10 consignas, para poder ser buenos dirigentes:

 

  1. Saber dialogar, proponer razones, no voces.

 

  1. Saber perseverar; todas las grandes obras, han sido fruto de la perseverancia, de la voluntad, del combate al desaliento.

 

  1. Saber ser heróicos y fieles en las cosas pequeñas, observando, valorando.

 

  1. Saber ser solidario, saber sumarse.

 

  1. Saber luchar, poner el 150% de nuestras capacidades, descubrir las nuevas.

 

  1. Saber comprender, buscar la sabiduría en el silencio del bien que todos llevamos dentro.

 

  1. Saber ser justos, es saber ser amigo del amigo, pero más, ser amigo de la verdad.

 

  1. Saber ser sensatos, reaccionar con la cabeza, distinguir entre lo que se quiere y lo que se puede, sabiendo que lo que quiero, con los medios adecuados, lo puedo.

 

  1. Saber ser eficaces, hacer lo que me toca y saber delegar.

 

  1. Saber ser ambicioso, buscar y plantear grandes conquistas, más y mejor.

 

 

Todos tenemos en nuestras manos una misión, la primera tarea del dirigente es darse cuenta de cuál es, de ser coherente con ella y ser auténtico en su actuar. Conoce al dirigente que hay en tí, y a trabajar.



DEJA TU COMENTARIO

Ingresa datos requeridos(*) Código Básico HTML Habilitado

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook