Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

19Noviembre2017

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015

FECHA por 

Reseña: El celibato sacerdotal: Su historia en la Iglesia católica

Reseña "El celibato sacerdotal: Su historia en la Iglesia católica"

El autor hace un recorrido por los 2000 años de discusión en torno al celibato sacerdotal y de las y los religiosos en las iglesias cristianas. Se centra en la iglesia católica,

pero se adentra también en la postura adoptada por las iglesias cristianas de Oriente y también en lo que plantea la reforma protestante del siglo XVI.

Inicia con el análisis de la postura en la primitiva comunidad cristiana donde ya existen posiciones diversas en torno al celibato. Es evidente que una parte de los apóstoles están casados, pero también que desde aquel entonces se propone como un ideal de vida la entrega total al trabajo por el reino de los cielos. En todo caso, en ese momento no es un tema central de la discusión.

La posición que van a adoptar las iglesias de Oriente queda establecida en el séptimo de los concilios universales citado por el emperador Justiniano II. Se le conoce como Concilio "in Trullo" de 692, por el nombre de la sala imperial donde se celebraron las deliberaciones de los 215 obispos que asistieron en aquella ocasión. Se asume el celibato como algo opcional. Los sacerdotes se tienen que casar antes de la ordenación y los obispos se eligen entre los célibes. Desde ese entonces esa es la tradición de las diversas iglesias orientales.

En la Iglesia romana la discusión siguió otros caminos. Un referente fundamental es san Agustín (354-430), hombre complejo y apasionado, que sostenía la superioridad de los clérigos castos sobre el conjunto de la comunidad cristiana. El ideal del sacerdote célibe está siempre presente en esta tradición. A lo largo de los siglos un sector importante de los sacerdotes están acompañados por una mujer y tienen una familia, aunque pocos están formalmente casados.

 

Reformas al interior de la iglesia vienen y van. El tema del celibato está siempre presente. Hay que exigir su cumplimiento. En ciertas épocas hay presión, para tomar el ejemplo de las iglesias de Oriente, pero nunca prospera. A partir del Concilio de Trento (1546-1564), que marca la reforma al interior de la Iglesia, como respuesta a la Reforma protestante, la exigencia de hacer realidad la norma del celibato empieza a tener mayor importancia y también éxito. El celibato se vuelve una norma que es observada por la gran mayoría de los sacerdotes y sin duda de los religiosos y religiosas. Desde ese entonces nada ha cambiado en la iglesia romana.

El texto documenta bien la manera que la reforma protestante, con sus diversas vertientes, suprime el celibato. El cristianismo queda fracturado en Occidente. Hay ahora dos maneras de administrar la institución y de practicar la fe. A lo largo de los siglos la discusión sobre el celibato implica también la manera de comprender y valorar el matrimonio. De eso también da cuenta Meyer.

Es un libro didáctico que conduce al lector por la extraordinaria complejidad de la discusión. Es un texto que permite un recorrido objetivo, sin prejuicio alguno, sobre el tema. No hay juicios a priori. Se deja que hablen las épocas y sus hechos. Se ofrece la voz a quien está en contra y a favor. No se esconde nada. La investigación ofrece una gran cantidad de textos oficiales y revisa también lo que se ha escrito sobre el tema. La bibliografía es enorme.

La obra de Meyer me pareció muy interesante. Es capaz de seguir la práctica del celibato y la discusión sobre el mismo desde la primitiva comunidad hasta el día de hoy. Es capaz -no es una tarea fácil- de articular, sin que se pierda la secuencia histórica, cuál ha sido la valoración del celibato, qué argumentos se han dado a favor y en contra, cuál ha sido la práctica y cuáles las normas. Los interesados en el tema encontraran en esta obra una visión de conjunto muy bien estructurada.



DEJA TU COMENTARIO

Ingresa datos requeridos(*) Código Básico HTML Habilitado

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook