Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

26Julio2017

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015

El tema de la novela es la biografía de Leonora Carrington (1917-2011) y va de la infancia a sus últimos años.

A lo largo de tres décadas Poniatowska se reunió con Carrington y con base en esas conversaciones, y una revisión documental muy amplia, trabaja la novela. El hilo conductor es la vida de una mujer de espíritu rebelde y que nunca se deja doblegar ante nadie y por nada. Lo es también la imaginación y la capacidad creativa de esta artista original que incursionó en la pintura, la escultura y también en la literatura.

Leonora nace en el seno de una familia encabezada por un magnate de la industria textil. Sus padres son católicos practicantes. Ella desde muy pequeña se comporta de manera distinta a sus hermanos y compañeras de la escuela. Siempre está presente la rebeldía, para poder hacer lo que ella quiere y no lo que los otros esperan de ella.

Se traslada a Londres a estudiar pintura y en una cena conoce a Max Ernst. Se rencuentran en París y se hacen amantes. Ella tiene 20 años y él 47. En la novela está presente la tensión que rodea a la pareja. Ernst sigue casado y vive bajo la presión permanente de su esposa. El padre no puede aceptar esa relación y rompe con su hija. Nunca más se volverán a ver.

La obra recrea el ambiente de los surrealistas y habla de sus pleitos y conflictos, pero también de sus ideas y obras. Es evidente el liderazgo de André Breton. Se presenta la exposición surrealista de 1938 en la que también expone Leonora. Las discusiones del grupo en el Café Les Deux Magots, donde asisten Bretón, Ernst, Dalí, Artaud, Miró, Duchamp, Buñuel y a veces también Picasso. Ese es el nuevo mundo de Leonora y todos admiran su talento y belleza.

En 1938 la pareja se traslada a una población en el campo, Saint-Martin-d′Ardèche. El texto se adentra en la vida de ese año. Las caminatas, el nado en el río y el trabajo de los dos. Las irrupciones de la mujer de Ernst. El pintor alemán es hecho prisionero. Leonora pierde contacto con él y empieza sufrir una crisis emocional que se narra con amplitud. Ernst huye con Peggy Guggenheim a Portugal y Leonora, con el apoyo de sus amigos Catalina y Michele Lukács, sale hacia España.

La crisis emocional se agrava y por gestiones de su padre es internada en un hospital psiquiátrico de Santander. La obra escarba en lo que pudiera estar pasando por la cabeza de Leonora. En 1941 escapa del hospital hacia Lisboa. En la Embajada de México trabaja Renato Leduc, a quien había conocido en París. Ese mismo año se casan y viajan a Nueva York. En 1942 vienen a México y en 1943 se divorcian. En 1946 contrae matrimonio con el fotógrafo  húngaro, Chiqui Weisz y tienen dos hijos.

Leonora en México se reencuentra con varios de sus colegas surrealistas quienes aquí han fijado su residencia: Benjamin Péret, Alice Rahon, Wolfgang Paalen. El texto narra la profunda amistad que entablan Leonora y la pintora Remedios Varo, y también se adentra en su relación con Weisz y sus hijos. Se hace presente la vida cotidiana en la casa de la Colonia Roma.

Se da cuenta de la afinidad que Leonora tuvo siempre con los caballos. Desde pequeña ella se sentía uno de ellos. En la narración aparece los escritos más importantes producidos por Leonora y se sitúa bien el contexto en el que son creados. Lo mismo pasa con sus cuadros más relevantes. Nos enteramos de lo que se proponía y también podemos valorar lo que significan y representan dentro de la pintura surrealista.

Poniatowska, con una escritura sintética y muy ágil, ofrece su visión de esta mujer fascinante, que desde su niñez, como algo instintivo y después como forma de vida, desafío todo convencionalismo, para siempre ser ella. La autora, en el recorrido por la vida de Leonora,  nos comparte su simpatía y admiración por el personaje a quien nunca juzga y siempre trata de entender.

La novela se apega a la historia de Leonora, pero es claro que no se trata de una biografía y que Poniatowska, de manera libre, recrea el mundo interior de la pintora. Esta conoció la obra y nunca la desmintió. El texto se inscribe en los producidos por la autora, para reivindicar la historia de las mujeres. De mujeres notables que con su vida, más allá de los discursos, conquistaron su derecho de ser lo que ellas se propusieron y lo lograron. (La novela obtuvo el Premio Biblioteca Breve 2011).



DEJA TU COMENTARIO

Ingresa datos requeridos(*) Código Básico HTML Habilitado

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook