Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

27Abril2017

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015

SOLILOQUIO

Adrián Garza Pérez

(Gálatas 6,7), “De dios nadie se burla”…

 

El destino juzga, la gente califica y la elección ratifica, por ello luego de las campañas electorales en Coahuila vendrá el voto de castigo o de premio que la ciudadanía otorgará a los candidatos. Si como candidato sembraste odio, infamia, división, calumnia, encono, cosecharás votos abundantes, de castigo.

 

Guillermo Anaya sucumbió, por débil y arrogante, ante la frustración del Presidente y sus “asesores negros”, esos de las campañas negras, y entregó su campaña para que se privilegiara la suciedad, el ataque, la descalificación y se usara a las delegaciones e instituciones de justicia y de seguridad para intentar desestabilizar al Estado. En la decisión llevara la penitencia, el PAN será derrotado con amplio margen y Anaya sepultará su futuro político.

 

El dinero del erario federal ha corrido sin recato, se ha gastado en propaganda sucia millones de pesos de los impuestos y se ha dedicado una gran cantidad de recursos a pagar medios de comunicación para golpear al aventajado contrincante. “Si siembras vientos cosecharás tempestades”, el juicio del 3 de julio caerá como losa de mármol, cual aquella de la tumbas, sobre el PAN, sobre Guillermo Anaya y “salpicará” tan fuerte al Presidente que el descalabro será público y visible.

 

Las rencillas de un Presidente rijoso quisieron ser cobradas en la elección de Coahuila, por ello Anaya creyó que como compadre incomodo, del Presidente compadre, le dedicarían toda la atención. Pero olvido Anaya que había campaña y elecciones en EDOMEX y que allá, tiene Felipe Calderón, otras rencillas y otros miedos, que Peña Nieto representa para su compadrito: el próximo Presidente, el que lo sustituirá y que lo auditará…y quizás, solo quizás, el que lo encarcelara, por sus pillerías.

 

A Memito no le enviaron a desfilar a los aspirantes panistas a la Presidencia, acá no le hicieron cargada de notables, a Memo no le hicieron las propuestas ni le relanzaron la campaña como a Bravo Mena. A Anaya solo le dictaron un guión y le enviaron a Antonio Solà a dirigir la guerra sucia, la campaña negra. Quiso proponer cosas, dicen sus allegados, ¿será? (yo no lo creo), le dijeron que no podría contradecir la política federal, que no podría decir que el ejército mata gente inocente y que debería regresar a los cuarteles, que la guerra unilateral de Calderón y el hambre de la gente fortalecen cada día más a los carteles de la delincuencia.

 

Dicen que Guillermo Anaya no es falto de ideas y de propuestas, que es “buen chico” y que, sí quería proponer cosas: que su compadre le dijo que no podía hablar de la economía, de los gasolinazos injustos e inhumanos, del IETU que ya debió quitarse, del poco crecimiento del país, de los empleos que hay que crear, porque Calderón prometió ser el Presidente del empleo y no cumplió. El caso es que el PAN y Anaya no propusieron nada en campaña, porque no traen nada y que por esa ausencia de compromisos y de ideas pagarán caro el día de la elección.

 

Los candidatos a diputados del PAN están flacos, pudieron haber “motivado” a empresarios destacados para representarlos pero no, optaron por cartas jugadas y por compromisos tradicionales. En Saltillo, fuera de un empresario mediano inexperto políticamente, peleonero y sobre actuado, los demás son más de lo mismo, en el PAN. Tal fue el caso que los empresarios ligados a ellos como Manuel López Villarreal que apadrino a su sobrino político en su candidatura por el PRI, solo a Guiza de ejemplo.

 

Perderá el PAN la gubernatura y lo hará con una diferencia grande que inhibirá, por si misma, su tentación revanchista de “impugnar a ultranza”. Perderán también sus candidatos a diputados, entregarán al PRI el control absoluto del Congreso Local, herramienta útil para consolidar un proyecto de gobierno, por cierto. Habrá, claro está, algunos colados de pluris, aquellos protegidos o que negociaron bien para ganar perdiendo, ¡vergonzoso!

 

Coahuila elegirá a su Gobernador limpiamente el 3 de julio, elegirá a quien le propuso como mejorar al Estado y le dijo como. Elegirá la gente al candidato que le aporto soluciones concretas a sus problemas, al candidato que le convenció con argumentos ¿Cuál debe ser la infraestructura a construir para resolver deficiencias en salud, cultura y educación? Votara la ciudadanía libremente al candidato que le dio la cara, que le dio la mano, que cerca de él firmo sus compromisos, aquellos que continuaran el progreso de Coahuila. Votará Coahuila mayoritariamente por RUBEN MOREIRA VALDEZ, el candidato de las propuestas.

Coahuila demanda un Gobernador que sepa a donde quiere conducir al Estado y que tenga claro cómo hacerlo, un Gobernador que, como candidato responsable, recogió en campaña el ánimo popular, que tomo en campaña ideas y propuestas de la gente, que escucho a los profesionistas, que intercambio razones y debatió temas con jóvenes y mujeres, que dialogo con la gente y con esas energía y propuestas formulo un `programa de gobierno que llevara a buen puerto, luego de la elección que lo encamine al triunfo y legitime su campaña incluyente.

 

Un Gobernador que este consiente del rol que el toca jugar en el país como conductor de los destinos de Coahuila. Un Gobernador que con honestidad y decisión conduzca a Coahuila por la senda del progreso. Un Gobernador recio, humano, inteligente y muy trabajador que estructure un programa de gobierno temático: que en cada rubro dedique el presupuesto a resolver problemas, a solucionar deficiencias y que vigile con celo profesional la buena conducción del gabinete para el logro eficiente de los compromisos de campaña, que hará realidad como obra de gobierno.

 

Un gobernador como lo será Rubén Moreira Valdés, porque lo legitima, sin duda alguna, el haber sido el candidato serio, el candidato conocedor, el candidato del juego limpio y la frente en alto, el candidato ciudadano que se comprometió seriamente y que cumplirá la palabra empeñada, los compromisos firmados. Coahuila tendrá nuevo Gobernador Electo el 3 de julio, Rubén Moreira cosechará lo que sembró.

 

Rubén sembró ideas y propuestas y cosechará votos de premio y de respaldo popular, muchos votos que mayoritariamente lo harán Gobernador.”Lo que siembras cosecharás”, de Dios y el pueblo nadie se burla”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



MAS EN ESTA CATEGORIA « Últimos días

DEJA TU COMENTARIO

Ingresa datos requeridos(*) Código Básico HTML Habilitado

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook