Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

27Mayo2017

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015

Qué cosas tiene la vida

Nos da algunas veces la satisfacción de contar con hermanos o hermanas que nos llenan de orgullo, nos honramos de pertenecer a la misma familia consanguínea o legal, según sea el caso, y, es que generalmente, con los principios, la ética, la moral, la humildad, la buena educación, los valores y tantas otras cosas que nos hacen ser mejores seres humanos no nacemos, lo aprendemos. Siempre y cuando contemos con quien nos oriente y si aparte de eso nos aman, pues mucho mejor.

Pero existe la contraparte, siempre hay un negrito en el arroz, del mismo modo que siempre existe una oveja negra en la familia, o un inconforme...

Pero en las familias “normales” cuando hay un integrante que no produzca orgullo, sino lo contrario, simplemente no se menciona, por prudencia; en cambio, los que no pertenecen a ella, pero en cierta manera envidian lo bien que les va a determinado número de miembros de la familia que logran sobresalir de una manera decente y digna, terminan por hacer daño o denigrar la imagen de una buena relación familiar. No pueden ver el éxito ajeno y tratan de desprestigiar la imagen con jugarretas burdas y juegos sucios y mal jugados, que lejos de dañar a los demás dañan su propia imagen haciéndolos quedar en el más grande de los ridículos, pues demuestran su carencia de valores y moral haciendo estas tretas con sus malas mañas. Y al final de cuentas, lo que logran es dar más publicidad a quienes ellos tratan de sobajar. ¡Eso no es de alguien inteligente!

Éste no es el caso que quiero comentar, sino el de unos amigos de todos nosotros, que siendo siete hermanos, todos ellos luchan y viven por un mismo ideal y con un mismo fin: El bienestar social. Mismo ideal que los ha llevado a incursionar en la política desde hace muchos años, ellos son gente de pueblo, saben las carencias y saben luchar por salir adelante en lo que se proponen, cuentan con una muy buena educación y excelentes valores que sus padres el profesor Juan Humberto Q.P.D. y la profesora Evangelina siempre les inculcaron. Movidos por estos valores es que han sabido hacer las cosas muy bien y sin pleitos ni escándalos, sino con unión familiar y buenas costumbres, dedicados a ayudar y servir a los que más lo requieren cuando más se requiere. ¿Saben a quiénes me refiero? En efecto ellos son Montserrat, Elisa, Carlos, Álvaro, Humberto, Rubén e Iván. Siete hermanos con diferentes gustos, diferentes características, pero con un mismo ideal. Muy inteligentes e integrados a una sociedad que por mayoría los conoce y sobre todo los quiere.

Lejos de lo que los envidiosos opinen, esta familia es un ejemplo a seguir, aquí se ve la manera en que como equipo que son, han sabido colocar a Coahuila en el marco de los valores y la unión familiar. Y sólo en unión se puede llegar a una mejor convivencia y una mejor comunicación entre los miembros de un equipo como el de los Moreira. Indudablemente están en la mira del cazador furtivo, pues hay gente que desea a lo fácil lo que ellos con años de esfuerzo y superación han logrado, no son ningunos improvisados, como en el PRI, partido al que todos ellos pertenecen, son gente preparada y estudiada que quiere un mejor mañana para todos.

Y pésele a quien le pese, seguirán siendo parte de nuestro entorno, pues han demostrado que son gente de confianza y de trabajo, que no nos defraudarán sino al contrario, cada vez nos enorgulleceremos más de haber depositado nuestra confianza en una familia que ha sabido ganarse nuestro respeto en base a acciones y a logros que en equipo han sabido manejar y con este ejemplo de unión y de esfuerzo, juntos lograremos hacer de Coahuila el estado Más unido y con el Mejor resultado, puesto que contamos con unos valores basados en el amor a nuestros semejantes y el respeto a los demás, porque no sabemos jugar sucio, no perdemos el tiempo en hacer cosas que dañen a los demás, mejor nos ponemos a hacer lo que la mayoría de los coahuilenses sabemos hacer que es prepararnos y trabajar. Con la frente en alto podemos decir que en nuestro estado queremos Más gente como ellos para seguir teniendo un Mejor futuro y seguir fomentando la unión familiar y los valores que desde el seno de un hogar brotan y sí, ahora son los Moreira, quizás mañana sean los Núñez, los González o los Pérez, qué más da el apellido, lo que importa son los resultados.



DEJA TU COMENTARIO

Ingresa datos requeridos(*) Código Básico HTML Habilitado

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook