Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

24Marzo2017

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015

Salvador Hernández Velez
Fractalidades

La elección del presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido Revolucionario Institucional (PRI) calentó el ambiente de opinión en la escena política. Este proceso político partidista dejó en un segundo plano la elección del presidente de Acción Nacional que será este próximo domingo 16 de agosto. Todo esto se da en el marco de los autodestapes rumbo a la sucesión presidencial del 2018. En el PAN, en el PRD y sobretodo en Morena ya hay cuadros políticos de esos partidos que han manifestado sus aspiraciones por la grande. Entre ellos Andrés Manuel López Obrador, Margarita Zavala Gómez, Miguel Ángel Mancera Espinosa y los que ya amenazan irse por la vía independiente, como es el caso de “El Bronco”, gobernador electo de Nuevo León. El tricolor se había quedado atrás en ésta carrera, hoy las circunstancias colocan de facto a Manlio Fabio Beltrones en el arrancadero por la disputa del 2018.

Se acepte o no Manlio Fabio se convirtió en el hombre del momento, su postulación a la dirigencia del PRI es un triunfo, contundente. Beltrones generaba ruido, resquemor, suspicacias en el equipo cerrado del presidente Peña Nieto. En cierta medida generaba miedo, preocupación, y varias dudas: ¿Qué posición asignarle al término de su tarea como líder de la Cámara de Diputados? ¿Promoverlo a una Secretaría de Estado? ¿Dejarle el partido para que construya su candidatura rumbo al 2018, como ya en su momento lo hizo Roberto Madrazo? Muchas de estas preguntas estuvieron en las mesas de café y en los escritorios de los analistas, la gran pregunta era: ¿Qué no será capaz de hacer Manlio Fabio? Ya encarrilado a asumir el control de la maquinaria político—electoral del tricolor, la respuesta a esta última pregunta la conoceremos a finales de 2017.

Por ahora es un hecho: Manlio Fabio obtuvo una conquista solo de él. Venció todo tipo de obstáculos, las resistencias del círculo compacto del presidente y las que se inventaron en las mesas de café. Algunos comentaristas celebran la apertura del círculo mexiquense—hidalguense: Nuño, Videgaray y Osorio Chong.

¿Quién es el próximo presidente del CEN del PRI? Un priísta de cepa sin lugar a dudas, de una larga trayectoria. Manlio Fabio Beltrones (Sonora, 1952) ingresó al partido en 1968. Terminó la carrera de economía en la Universidad Autónoma de México en 1974. Su primer cargo público: jefe del Departamento de Delegaciones Distritales en el Distrito Federal. En 1982, ganó la primera diputación federal por el IV Distrito Federal Electoral de Sonora. En 1985, lo nombran presidente estatal del PRI en Sonora y, más tarde, Secretario de Gobierno en la administración del gobernador Rodolfo Félix Valdés. En 1988, alcanza la primera curul en el Senado, donde pide licencia para asumir el cargo de Subsecretario de Gobierno de la Secretaría de Gobernación bajo el amparo de Fernando Gutiérrez Barrios. Postulado en 1991 como candidato a la gubernatura de Sonora, gana la elección y ejerce el cargo hasta 1997. Luego vendrían cinco años de autoexilio interior, que empezó en el sexenio de Ernesto Zedillo. Ya en el gobierno de Fox en 2002, fue electo secretario general de la CNOP; en 2003, obtuvo la segunda diputación federal, en 2006, la segunda curul senatorial y la coordinación de la bancada priísta. En el Senado se convirtió en operador y estratega eficaz del tricolor cuando era oposición en el 2006-2012. En el 2012 llega por tercera vez a San Lázaro, y lo eligen coordinador de la bancada del PRI.

Otra lectura sin lugar a dudas es que en ésta jugada del Revolucionario Institucional casi todos ganan. El presidente Peña Nieto de una manera muy pragmática garantiza la unidad del tricolor y coloca a su partido en la delantera por la carrera presidencial. El priísmo en pleno, tanto bases y dirigencias, reconocen en Manlio Fabio al cuadro político que en esta coyuntura puede conducir con éxito los destinos del Revolucionario Institucional.

La tarea que le aguarda a Manlio Fabio es conducir en primer término los procesos internos para seleccionar a los mejores candidatos o candidatas en las doce entidades que renovaran la gubernatura en el 2016 y las dos del 2017, entre ellas Coahuila.

Del desempeño partidista y los resultados electorales dependerá su posibilidad para pasar de dirigente del partido a candidato presidencial.

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla



DEJA TU COMENTARIO

Ingresa datos requeridos(*) Código Básico HTML Habilitado

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook