Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

25Marzo2017

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015

Videgaray está poniendo ya en práctica una política hacendaria orientada a detonar y sostener una alta tasa de crecimiento.

Alexis Tsipras ha logrado una hazaña de trascendencia histórica mundial: la derrota de la austeridad. Su gobierno goza de una indiscutible legitimidad democrática. Pero para estar más seguro convocó a un amplio referendo para que fuesen los griegos, y no unos cuantos eurócratas, quienes decidieran si sacrificar o no el bienestar y el porvenir de otra generación en aras de una austeridad sin sentido. Los griegos dijeron no. No más austeridad. No más desempleo. No más sacrificio. No más futuro sin porvenir. Es hora de imitar su ejemplo. A los mexicanos nos ha llegado por fin la hora de irnos aproximando a un equilibrio coherente con una economía de plena ocupación. El desempleo masivo no será ya la variable de ajuste de la economía mexicana.

La austeridad es la mejor receta para la violencia. Ya lo entendieron en Grecia. Y actuaron en consecuencia. Pronto lo entenderá todo el mundo. Es tiempo de dar un golpe de timón para recobrar el crecimiento rápido y sostenido. Urge atraer flujos masivos de inversión extranjera directa, que traigan consigo innovaciones capaces de generar nuevos sectores e industrias, con potencial para incrementar la productividad y el dinamismo de cadenas productivas y regiones enteras. El 2015 debe pasar a nuestra historia como el inicio de una nueva era de crecimiento.

El secretario de Hacienda está poniendo ya en práctica una política hacendaria orientada a detonar y sostener una alta tasa de crecimiento, y a que ésta sea lo más incluyente que resulte posible en vista de la difícil coyuntura económica global a la que México se enfrenta. Además, lejos de ser un tecnócrata, sin sensibilidad política y social, el secretario Videgaray está mostrando los resultados del aprendizaje que obtuvo de su experiencia como legislador y de su intensa labor como dirigente partidista en el Estado de México, primero, y como coordinador de la campaña electoral del hoy Presidente de la República, después.

Por eso, el doctor Luis Videgaray Caso sabe que para reiniciar con vigor el crecimiento en una economía estancada, como la mexicana, cuyo dinamismo ha sido por décadas insuficiente para ocupar productivamente a toda su fuerza de trabajo, no bastan las inyecciones de recursos financieros ni los enfoques “keynesianos”, que buscan generar incrementos en la demanda agregada interna. Es indispensable provocar un “shock schumpeteriano” del lado de la oferta que, al introducir nuevas industrias o modos innovadores de producción en industrias ya establecidas, permita vincular a regiones e industrias enteras de México con la demanda creciente de nuevos productos y servicios que generan los sectores, regiones y países en expansión en la economía global.

Aun en medio de la “crisis” existen industrias, sectores y regiones en franca expansión. Se trata de aquellas empresas e industrias que han logrado desarrollar productos y servicios innovadores cuya demanda global crece sin cesar. Como ejemplos se puede mencionar a Apple y Google, aunque hay muchos más ligados a los grandes avances en la economía digital y en la revolución biotecnológica. Una segunda esfera global de crecimiento, de importancia para México, proviene de la expansión que experimentan las “clases medias” en las grandes y medianas economías emergentes del planeta. México es uno de los países que crecerán más en la próxima década, gracias a innovaciones globalmente exitosas, audacia y firmeza en la voluntad reformadora para consumar la derrota de la austeridad.

Twitter: @alzati_phd



DEJA TU COMENTARIO

Ingresa datos requeridos(*) Código Básico HTML Habilitado

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook