Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

14Diciembre2017

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015

Enrique Escamilla

Desde hace muchos siglos la humanidad ha buscado formas de convivir en sociedad a través de sistemas económicos, políticos y sociales que permitan el orden dentro de una comunidad. En las primeras civilizaciones, los grupos sociales eran gobernados por el líder del grupo social, quien normalmente era el más fuerte, acompañado de aquellos que tenían conexiones divinas con los Dioses, así como los líderes militares. Los cambios de poder se establecían a través de guerras donde el líder era derrocado por la fuerza y en este proceso muchas vidas se perdían, sobre todo cuando el cambio de poder venía de un grupo social diferente o externo a través de una conquista.

Siglos después se desarrolló la figura del Faraón (Egipto), quien era una figura que fue creada a través de la conjunción del poder político y religioso, ya que se consideraba a sí mismo el hijo de Dios, por lo que lograba conjuntar todo el poder en su persona. Sin embargo, a pesar de ser el “hijo de Dios”, los Faraones también perecieron, cayendo ante la fuerza bruta de otros liderazgos sociales y militares.

Más adelante en la historia encontramos a los griegos, quienes en sus inicios fueron tribus bárbaras que pelearon incansablemente por el poder entre ellas. Los griegos crean el sistema de ciudades con auto gobierno, las cuales podían tener diferencias entre ellas y a veces terminaban en guerra. Pasado el tiempo, fundan la base para el sistema moderno de orden social, en la antigua Atenas: La Democracia.

En la antigua Atenas se crea la figura de un gobierno que era basado en las decisiones del pueblo, existía la asamblea popular y un consejo electo por la misma asamblea. También existían las figuras de magistrados, estrategas y el concepto de justicia a través de la decisión del pueblo.

También existieron los romanos con sus grandes imperios, reconocidos mundialmente por su poder de conquista y sus “Cesar”. Los elementos de la vida en sociedad han perdurando por milenios y se sigue perfeccionando, y en algunas ocasiones deteriorando, a través del tiempo y de distintas sociedades con diferentes formas de pensar.

A partir del siglo XVI se puede observar un cambio importante en Europa, los sistemas democráticos ganan fuerza y popularidad como métodos de orden social orientado al desarrollo de la humanidad y hacia la paz tan anhelada que durante muchos siglos ha estado ausente para el hombre. La Revolución Francesa y la Constitución de los Estados Unidos a partir del siglo XVIII, fueron los pilares más importantes para la creación de la sociedad democrática de hoy en día, ya que de ahí muchos países basaron sus propias leyes para su futuro.

Las guerras habían cesado, o al menos eso parecía hasta la Primera Guerra Mundial y después la segunda, donde el mundo fue capaz de darse cuenta que con el desarrollo humano y tecnológico que se había alcanzado, la extinción de la raza humana podría estar a la vuelta de la esquina. El mundo había visto el final y no quiere llegar ahí. Se opta por la paz.

A manera general vivimos en un mundo pacífico, a pesar de que existen conflictos internacionales importantes así como al interior de los países. Esta paz se debe a los sistemas sociales implementados por la humanidad y que han tenido resultados más o menos positivos. ¿Cuál será la fórmula perfecta para alcanzar la paz social y el desarrollo pleno del hombre? Tal vez algún día nuestros sucesores en el tiempo la conocerán, o tal vez no. Mientras tanto es nuestra responsabilidad como raza humana buscar los mejores métodos que permitan alcanzar la paz social en este mundo, que si un día nuestros ancestros vieron como inmenso, hoy lo vemos como si estuviera en la palma de nuestras manos.

@escamilla2000



DEJA TU COMENTARIO

Ingresa datos requeridos(*) Código Básico HTML Habilitado

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook