Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

12Diciembre2017

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015

Martes, 07 de Abril de 2015 19:55

El ataque de un León Vs la defensa de una manada de Lobos.

por  Victor Burciaga
Vota este articulo
(2 votos)

“EL ATAQUE DE UN LEÓN VS LA DEFENSA DE UNA MANADA DE LOBOS”

Víctor J. Burciaga Bahena

La historia comienza en Grand Rapids Michigan, EUA, ese es el lugar donde nació el alguna vez humilde Floyd Joey Sinclair (hoy conocido como Floyd Mayweather Jr.), hijo y sobrino de boxeadores, quien creció rodeado de un ambiente de violencia, tal y como él mismo lo ha afirmado su vida, ha sido una montaña rusa; a su madre le dispararon en la pierna mientras sostenía al pequeño Floyd en sus brazos, tuvo la desafortunada experiencia de ver como su padre vendía crack, además de cambiar la vida familiar por la de una prisión a una edad en que Floyd aun lo necesitaba demasiado; a su mejor amigo quien fue asesinado, lo enterraron en uno de sus cumpleaños. Se dice que le robaron el oro en los juegos de Atlanta ´96 y por si fuera poco, la persona que lo apoyó y se hizo cargo de él por un tiempo, uno de sus tíos; murió de SIDA. Contrario al Floyd que vemos actualmente coleccionando carros de lujo, cometiendo excentricidades tales como quemar literalmente billetes de 100 dólares y compartir el video por redes sociales, alguna vez su hogar fue una habitación de apartamento sin agua caliente que compartió con 7 personas más. Pareciera que el boxeo era para Floyd la única salida, más que un deporte o un trabajo, era el único medio para conseguirse un lugar en el mundo y demostrar que no era solo otra persona viviendo en pobreza y contagiándose de ese círculo de autodestrucción en el que muchos jóvenes que sin recursos se ven atrapados.

Muchos años después todo ha cambiado, Mayweather vive como una celebridad, su visión y el nombre de su equipo coinciden en la misma idea, dinero (the money team) ese que lo llevó a luchar para ser quien es ahora, el mismo que le permite pagar millones de dólares en apuestas, o bien; contratar a un chef que prepare sus alimentos por un costo de mil dólares el platillo, en su entrenamiento para la próxima pelea. Hoy es mas vendedor que boxeador, se trata del atleta mejor pagado de la historia de todos los deportes por encima incluso de Lionel Messi o Cristiano Ronaldo, con la solvencia económica o empresarial para retirarse del ring en cualquier momento. Sin embargo, ya no es la cima lo que busca Mayweather, quien lleva décadas en ella; no es un legado que ya tiene, el tema es orgullo y es dejar la huella más grande de todas. Que no haya alguien en el planeta que no lo reconozca como el mejor libra por libra, sin esa permanente observación de que nunca peleó contra Manny Pacquiao.

Emmanuel Dapidran Pacquiao (Manny Pacquiao), nacido en Kibawe, Bukidnon, Filipinas, en ese místico continente asiático que ha conquistado y seducido a los más grandes hombres durante siglos, lugar donde Alejandro Magno arriesgó todo para apoderarse de esas tierras y sacrificó a miles de hombres para lograrlo; Manny sufrió la pobreza extrema, el hambre; tuvo que abandonar su casa a los 14 años para perseguir su único sueño en la vida, ser boxeador profesional, emprender un viaje sin destino claro ni retorno en el que la alternativa era regresar como héroe o no regresar en lo absoluto. En sus inicios, peleó por una ganancia de dos dólares, de los cuales dependía el sostén de sus hermanos y madre. Para él, dormir en el ring o en la calle era parte de la rutina con tal de poder seguir peleando. Difícil derrotar a un hombre que pelea por alimento; que no lo hace por prestigio o por pasión al deporte, alguien que pelea por que le va la vida y su subsistencia de por medio; nunca olvidó esa dura etapa y al obtener dinero suficiente, compró el gimnasio donde alguna vez entrenó y construyó dormitorios para los boxeadores menos afortunados.

Hoy Manny además de pugilista, es actor, cantante e incluso político en su país de origen. Mucho menos excéntrico que su próximo rival Mayweather y un tanto reservado ante las cámaras, hombre de fe que frecuentemente agradece a Dios en cada oportunidad que tiene ante los micrófonos.

De la carrera de Mayweather, imposible dejar de mencionar que está invicto, que ha sorprendido una y otra vez al mundo entero, y se ha encargado de arrebatarle la gloria a grandes boxeadores en la cúspide, como Oscar De a Hoya, Arturo Gatti, Ricky Hatton, Carlos Baldomir entre muchos otros. Tiene un estilo de boxeo ultra defensivo, el cual ha sido criticado por quienes disfrutan más del boxeo espectáculo, del combate cuerpo a cuerpo y el intercambio franco de golpes, una velocidad impresionante, reflejos felinos y el don natural de nunca ser un blanco cómodo para recibir golpes. Además de su famoso giro de hombro bastante predecible para defenderse pero nunca superado por ningún hombre que se haya puesto los guantes ante él. Podríamos decir que es el boxeador más defensivo de la historia, para algunos es cobarde, para otros es un despliegue impresionante de habilidades y danza sobre el ring, lo más cercano a flotar como una mariposa tal y como mágicamente lo hiciera Ali en otra época; Ignacio Beristain uno de los más grandes manager del deporte, lo describe como una amenaza para el boxeo espectáculo; yo diría que estamos ante ese niño amenazado por la violencia y atacado por las garras de las accidentadas circunstancias en las que creció, que solo está intentando a toda costa evitar más daño y jamás volver a ser víctima dentro y fuera del cuadrilátero

Del otro lado, Manny Pacquiao, parte de su fama la hizo masacrando a los mejores mexicanos del deporte boxístico en su momento, siendo despiadado con los otrora héroes nacionales Marco Antonio Barrera, Erick Morales, y su más grande enemigo Juan Manuel Márquez, a éste último ganándole en tres ocasiones de manera dudosa. Además de haber enfrentado valientemente a Cotto, Margarito, De La Hoya entre otros. Un peleador zurdo, extremadamente agresivo y que sus combinaciones parecieran el ataque de un cazador furtivo que intenta acabar con su presa de manera instantánea con ráfagas intensas que se asemejan a los rayos de una tormenta que simplemente entran de manera mecánica e inesperada una y otra vez en la humanidad de sus oponentes. Sin embargo, su carrera sufrió una pausa tras el descalabro ocurrido contra Juan Manuel Márquez en 2012, cuando recibió de frente a un tren que a toda velocidad impactó su cara dejándolo tendido de manera dramática y enteramente inconsciente en el acto; se ha afirmado mucho que Manny no es el mismo de antes, que se le ve titubeante y con menos velocidad a la que nos ha tenido acostumbrados durante toda su carrera, que ha perdido el hambre de triunfo que mostró años atrás.

La organización de la pelea más importante de esta era del boxeo finalmente se dio, tras muchos años de negociaciones, se logra un acuerdo entre Mayweather y Pacquiao y la cita se acordó para el próximo dos de mayo.

Más que ver a dos de los mejores, veremos el ataque de un león que viene a reclamar su trono, contra la defensa de una manada de lobos, explosividad ofensiva; contra la ultradefensa y contragolpe, la última pelea de Mayweather contra Maidana, demostró al final del uno de los episodios que Mayweather no es tan invencible, y si no fuera por la campana, habría caído, o incluso podemos afirmar que perdió las piernas, descompuso la figura y estuvo a segundos de ser noqueado, pero curiosamente las leyendas en ocasiones reciben un poco de ayuda de la mano del destino, y en el round inmediato posterior, salió a pelear el mismo Mayweather de siempre e hizo todo lo que quiso con el argentino que brindó su mayor esfuerzo pero no fue suficiente ante la imparable condición física del peleador norteamericano.

De Pacquiao podremos tener todas las dudas posibles pero también la indiscutible certeza que no ha dejado de ser tan peligrosamente amenazante, pinta para ser la pelea más vendida de todos los tiempos, la pugna entre el príncipe de Filipinas contra el rey de Las Vegas; con el padre de Maywetaher en la esquina de su hijo, pareciera un gesto simbólico ya que es el mismo Floyd Jr. quien hace los ajustes que sean necesarios para lograr en cada round golpear y no ser golpeado, y en la esquina contraria, veremos a un arquitecto del boxeo, Freddie Roach quien ve esto como la pelea de su vida y ha incendiado los medios de comunicación con declaraciones provocadoras tratando de intimidar al "Money Team" sin saber que se trata de personas que llevan 20 años siendo los dueños de los eventos estelares.

La contundencia de una ametralladora contra la efectividad de un francotirador, no podemos hablar de favoritos, será una pelea que se llevara hasta el extremo de manera sobrehumana. Será oxigeno para el deporte que tanto necesita peleas reales y en igualdad de circunstancias.

Quien resulte ganador el dos de mayo, bajara del ring como el amo del boxeo, el campeón de campeones, sin embargo; será el rival a vencer para el resto de todos los hombres con licencia para boxear; cualquiera de los dos bien podría retirarse después de esta pelea. Pacquiao lucha contra el tiempo, contra la vigencia de su nombre, Mayweather lucha por recuperar ese cariño del público que le recrimina elegir peleas fáciles; no hay evento más grande desde la revancha de Ali vs Foreman, ganará quien sea menos hombre y mas animal en el cuadrilátero, ganará quien abandone su mente y en cada golpe brinde el corazón, a costa de entregar la sangre, el sudor e incluso la vida misma de ser necesario.

Victor Burciaga

Victor Burciaga

VICTOR J. BURCIAGA BAHENA
LICENCIADO EN DERECHO, FACULTAD DE JURISPRUDENCIA UA DE C
Twitter @Vicjbur
e-mail victorjburciaga@hotmail.com

Social Profiles

Dejar comentario

Ingresa datos requeridos(*) Código Básico HTML Habilitado

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook