Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

24Marzo2017

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015

GOBIERNOS

Por: Lic. Jorge Luis Núñez Aguirre. 

Notario Público No.97 y Subdirector de Nuestra Revista.

Déjeme decirle estimado lector que en este mundo, uno de los elementos más importantes son precisamente “las cosas”, por ellas trabajamos, estudiamos, nos esforzamos, en ocasiones peleamos y en algunas ocasiones hasta sufrimos por las mentadas cosas.

Pero la pregunta es ¿Que son estas cosas? Pues bien, las cosas surgen en el Derecho Romano indudablemente con el nacimiento de la propiedad y de los propios derechos reales, siendo estos aquellos que facultan a su titular sobre una cosa para poder ejercer dominio sobre la misma sin necesidad de ningún intermediario para ejercerlo.

Pero continua la pregunta ¿Que es una cosa? Podemos decir que para los romanos y para nosotros también, una cosa es todo objeto que existe en el mundo exterior y que produce una utilidad para el hombre, siempre y cuando la cosa de la que estemos hablando se encuentre dentro del comercio, situación que obliga a que jurídica y humanamente sea posible de ser objeto de apropiación particular para poder comercializar con tal o cual cosa.

Por ejemplo en Roma estaban fuera del comercio:

-Por derecho divino

+ Los inmuebles consagrados al culto

+ La cosas destinadas al culto doméstico como es el caso de los sepulcros

+ Muros y puertas encomendados a la protección de alguna divinidad.

-Por razones de derecho humano estaban fuera del comercio:

+ Aquellas cosas que eran de uso común de todos los hombres como el aire o el agua

+Las cosas que pertenecían al pueblo romano considerado como un ente jurídico, como por ejemplo los edificios públicos o las carreteras

Fue precisamente en Roma donde también existió una primera clasificación de las cosas que estaban dentro de comercio, en res mancipi y res nec mancipi siendo los primeros los bienes más importantes y en los cuales tenían que llevar mayor formalidad entre estos podemos encontrar terrenos y casas propiedad de los romanos en suelo itálico así como servidumbres, esclavos y animales de tiro y carga, mientras que los res nec mancipi no exigían formalidad alguna con la simple transmisión bastaba.

Luego pues, será necesario ver y estudiar que las cosas admitían también otras clasificaciones tales como inmuebles y muebles, cosas corpóreas e incorpóreas, divisibles e indivisibles, principales y accesorias, fungibles y no fungibles, entre otras clasificaciones.

Conocer el Derecho Romano nos dará un panorama histórico importante del fascinante mundo del Derecho.



DEJA TU COMENTARIO

Ingresa datos requeridos(*) Código Básico HTML Habilitado

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook