Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

19Noviembre2017

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015

"¿Quién aplasta a una mariposa?"

 "Who breaks a butterfly upon a wheel?" es una expresión del escritor británico Alexander Pope (1735), que un editorial del Times actualizó en julio de 1967 para criticar la dureza con que el sistema judicial británico había castigado a Mike Jagger y Keith Richards tras su detención por posesión de drogas. Es una poderosa imagen --una rueda aplastando a la mariposa-- ampliamente difundida en su momento y ligada a estos ilustres personajes (http://parqueportugues.blogspot.com/).

Este caso judicial se remonta al verano de 1967 en que se arrestó a Jagger y Richards por posesión de drogas; caso que fue resuelto con una sentencia muy estricta. Fue por ello que el editor de The Times en esa fecha, William Rees-Mogg, cuestionó con un artículo titulado "Who breaks a butterfly upon a wheel (¿Quién aplasta a una mariposa en una rueda?), la sentencia de la corte  señalando que se había extralimitado y que si se hubiese detenido a otros jóvenes sin el estatus de celebridad de Mike y Keith, seguramente la sentencia hubiera sido mucho más leve. Esa joya editorial, criticó severamente la decisión de la corte, y se considera que contribuyó ampliamente al éxito de la apelación de Jagger y Richards en contra de la sentencia. El artículo concluía: "Si vamos a hacer del caso un símbolo del conflicto entre los valores tradicionales rectos de Inglaterra y el nuevo hedonismo, entonces debemos asegurarnos que los valores tradicionales rectos incluyan los de la tolerancia y equidad. Debe de ser la calidad particular de la justicia Británica la que asegure que el señor Jagger sea tratado exactamente igual como a cualquiera, ni mejor ni peor. Quedará como sospecha de éste caso, el que el señor Jagger recibió una sentencia más severa que lo que se consideraría apropiada para cualquier joven anónimo"

En el año de 1967, el establishment de Inglaterra había determinado penalizar a los Rolling Stones, el grupo pop más insolente de Inglaterra. Era una época en que el sexo, las drogas y el rock’n’ roll se estaban convirtiendo en el estilo de vida normal de los jóvenes de esa nación y el establishment veía a los Rolling Stones como los líderes del cambio. Todo empezó en un apacible domingo, en Redlands, cuando la casa de campo en Sussex del guitarrista de los Rolling Stones, Keith Richards, fue sitiada por una veintena de policías. Richards era el anfitrión de una fiesta de fin de semana a la que asistió Mick Jagger el cantante del grupo, dos integrantes de los Beatles y otros amigos y notables de la farra Londinense. Jagger y Richards fueron arrestados por posesión de drogas, en lo que se conoció como el arresto de Redlands; y fueron condenados a prisión por 3 y 12 meses. Esta decisión elevó un chubasco de protestas y apoyos por parte de sus fanáticos. En Nueva York, los seguidores tambien se apostaron furiosos afuera del consulado Británico. Lo interesante es que uno de los apoyos más significativos provino del menos esperado, del London Times, un bastión del establishment, que con el artículo de su editor, William Rees-Mogg, titulado "Who Breaks A Butterfly On A Wheel?" "¿Quién aplasta una mariposa?", había logrado que se cancelara la pena de Richards y se redujera la sentencia de Jagger a un dispensa condicional; lo que representó un mar de cambio en la cultura inglesa (http://redlandsbust.blogspot.com/).

Guardando toda proporción en nuestro contexto, por estos días los puritanos del idioma y de la política, se estremecieron al escuchar la frase "aplastaremos al pan en el 2012". Seguramente lo hicieron al sentirse como mariposas que ven venir la rueda aplastante en su contra y exclaman que esa expresión no es propia en la política ni digna de ser usada por los políticos. Veamos en detalle ese teatrito que montaron.

(Primer acto), para empezar no son ningunas maripositas. Existen evidencias y casos documentados de que en verdad son lobos con piel de cordero, como recientemente lo han advertido distintos medios en Coahuila. También

(Segundo acto), estamos ante un contexto geopolítico muy diferente, en cuanto al uso contemporáneo del español; casi a diario se lee o escucha en los medios informativos impresos o radiotelevisivos, que un equipo deportivo aplastó a otro, refiriéndose a que el marcador fue muy abultado o la diferencia muy alta (algunos sinónimos son goliza, paliza, noquear, abrumadora distancia, dominio total, etc). Por otro lado (tercer acto), como dicen los abogados, "a confesión de partes relevo de pruebas"; es una frase muy socorrida para explicar que aquel que da una explicación no solicitada, está concediendo su culpabilidad, de ésta manera, los "aplastados" reconocen implícitamente que efectivamente perderán en el 2012; y tratan de dramatizar la expresión, haciéndose los ofendidos y tratando de exhibir esa expresión cotidiana como algo fuera de contexto en la política.

(Se cierra el Telón), finalmente las guerras que enfrenta Calderón con el narco y contra sus contendientes políticos (para muestra los casos políticos de Michoacán y Guerrero; y los casos sangrientos, todo el país) son más que una acción aplastante. Hay mucha sangre inocente en su fallida estrategia. Está liquidando la seguridad del país, acabando con la confianza y tolerancia de la sociedad, induciendo a liderazgos sociales víctimas de la pobreza a convertirse en mercenarios de la política, irrumpiendo la tradicional paz de los hogares mexicanos y desgastando la imagen del ejército mexicano!

Hoy lo comenta Juan Alfredo Reyes Ramos (http://bit.ly/hAE9rc) :



DEJA TU COMENTARIO

Ingresa datos requeridos(*) Código Básico HTML Habilitado

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook