Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

17Agosto2017

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015

GOBIERNOS

Por: Lic. Jorge Luis Núñez Aguirre. 

Notario Público No.97 y Subdirector de Nuestra Revista.

Prácticamente, sin mover un solo dedo todos los seres humanos desde que nacemos y hasta que morimos tenemos atributos propios de toda persona.

Digo desde que nacemos y hasta que morimos en virtud de que nuestras Leyes nos protegen durante toda esa temporalidad que es el ciclo normal de todo ser humano, comenzamos nuestra existencia al momento de nacer y la concluimos al momento de morir, concluye con la muerte también los atributos que explicaremos mas delante, no sin antes dejar en claro que una persona si puede seguir haciendo su voluntad aun después de su muerte, en el caso del Testamento, tema del que ya hemos hablado en anteriores ocasiones.

En materia jurídica todo debe de ser demostrado y estos dos acontecimientos vitales, nacimiento y muerte, se deben demostrar con las actas tanto de nacimiento como de defunción respectivamente, la primera para demostrar que ya existes en la vida jurídica y la segunda para demostrar que ya concluiste tu existencia, dando paso a otros procedimientos jurídicos llamados sucesorios, mismos que se abren después de la muerte de una persona.

Debemos precisar que toda persona dentro de sus atributos tiene la llamada CAPACIDAD, pudiendo esta ser de goce o de ejercicio, la primera es decir la capacidad de goce la tenemos todas las personas por el simple hecho de ser personas y es la capacidad de tener derechos y obligaciones, la capacidad de ejercicio la tiene solamente el individuo que es capaz según la Ley por sí mismo de disfrutar de derechos y de contraer obligaciones, los que estudiamos y aplicamos el derecho le llamamos también la capacidad de contratar y obligarse por si mismo válidamente.

Todas las personas tenemos también un ESTADO CIVIL y NACIONALIDAD, necesariamente como miembros de una sociedad pertenecemos a un país y por lo tanto nos hacemos acreedores a tener una nacionalidad y claro está también pertenecemos a un núcleo social principal que es la familia y por lo tanto nuestro estado civil puede ser estar casado o ser soltero, atributos que son de vital importancia en el ámbito jurídico y que en otros artículos explicaremos más a fondo.

Resulta lógico que otro de nuestros atributos como personas sea tener un NOMBRE, atributo que nos sirve para distinguirnos de los demás miembros de la sociedad, es obligatorio pues tener un nombre seguido de un apellido, el primero, es decir el nombre se tiene libertad de elección y en el caso del apellido atiende a factores familiares y que el apellido se toma del padre y de la madre.

Otro atributo de las personas es el DOMICILIO pudiendo definirse como el espacio físico donde reside una persona de forma permanente, en caso que por alguna razón la persona no tenga un domicilio permanente deberá considerarse su domicilio el espacio físico donde tenga el principal asiento de sus negocios y ya en el último de los casos si la persona no tiene ninguno de los dos domicilios antes mencionados, se considerara su domicilio, el lugar donde se encuentre la persona.

Por último debemos mencionar que toda persona tiene un PATRIMONIO, mismo que podemos definir como la universalidad de bienes, derechos reales, personales, y obligaciones que tiene una persona y que pueden ser apreciados en dinero, independientemente que sea amplio o disminuido un patrimonio, todas absolutamente todas las personas tienen un patrimonio.

En siguientes artículos trataremos de estar ampliando por separado cada uno de los atributos de las personas, espero estimado lector este articulo nos sirva para seguir transitando por el camino de la Ley.



DEJA TU COMENTARIO

Ingresa datos requeridos(*) Código Básico HTML Habilitado

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook