Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

22Marzo2017

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015

GOBIERNOS

Por: Lic. Jorge Luis Núñez Aguirre. 

Notario Público Número 97 y Subdirector de Nuestra Revista.


Con el ánimo de que mis alumnos de Derecho tengan además de los libros de texto y leyes vigentes una colaboración editorial, suelo escribir en estos espacios temas dedicados a cátedras que imparto de Derecho.

Naturalmente cuando una persona muere, pareciera que termino su ciclo en este mundo; lo anterior es cierto en el terreno de la medicina ya que definitivamente tu cuerpo muere y físicamente dejas de existir. En el terreno legal es muy distinto ya que podríamos decir claro está que entre comillas que ¨existe vida después de la muerte¨ y es que en el terreno legal aun después del fallecimiento de una persona existen procesos legales que se deben de cumplir; veamos de que estamos hablando.

La herencia es el conjunto de bienes de una persona física cuando esta fallece y de todos sus derechos y obligaciones que no se extinguen con la muerte, la sucesión es la substitución de una persona en la herencia de otra. ¿Verdad que por lo menos en el terreno de los derechos y obligaciones no te extingues con la muerte?

Para poder cumplir con tus obligaciones y que alguien disfrute de tus bienes y derechos existen dos procedimientos, por testamento o por disposición legal, la primera forma es la sucesión testamentaria y la segunda la sucesión legitima o también conocida como sucesión intestamentaria.

Así pues en vida queda a voluntad de las personas disponer de sus bienes y derechos y cumplir con sus obligaciones para después de su muerte si decide hacer un testamento, o bien si su deseo es no hacer testamento su herencia se abrirá por medio de disposición legal atendiendo a las personas que legítimamente tengan derecho a heredar, de forma personal creo que es más recomendable hacer el testamento, las virtudes del mismo ya las hemos comentado en su momento.

En relación a las personas que tienen derecho a la herencia veremos que podemos dividirlos en dos grandes campos, los llamados herederos quienes adquieren a titulo universal es decir adquieren la totalidad de bienes, derechos y obligaciones de la herencia, y los llamados legatarios quienes adquieren a título particular, salvo si toda la herencia se distribuya en legados los legatarios serán considerados como herederos con sus respectivas reglas legales.

Importante aclarar que ni el heredero ni el legatario pueden disponer como por ejemplo enajenar la parte que les corresponda en la herencia sino hasta después de la muerte de la persona a quien sucedan.

Complejas y a la vez interesantes resultan las disposiciones legales y los textos doctrinarios en relación a este tema del que seguiremos hablando en diversos textos.

Espero estimado lector que este artículo nos sirva para seguir transitando por el camino de la ley.



DEJA TU COMENTARIO

Ingresa datos requeridos(*) Código Básico HTML Habilitado

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook