Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

22Marzo2017

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015

La Transformación de los Sindicatos

En la actualidad, los sindicatos dejaron de ser aquellas coaliciones permanentes que eran utilizadas como choque o enfrentamiento frente al capital, o bien, que intervenían de manera directa en el poder público,

vendiendo sus apoyos a  través de los votos obreros, lejos quedaron aquellos años del sindicalismo de Luis N. Morones, apoyado por Obregón y Calles, en los cuales mediatizaban las necesidades de sus agremiados y las decisiones se tomaban de acuerdo a  las alianzas de los dirigentes sindicales con los jefes políticos, y como uno de los ejemplos más claros de lo anterior se dio, cuando Obregón para agradecer el apoyo brindado nombra Jefe del Gobierno del Distrito Federal, a quien era el dirigente de la CROM, en ese momento Celestino Gasca, y a Luis N. Morones quien era secretario general de la misma, lo designa Director de los establecimientos fabriles y militares. Creciendo el poder de Morones, quien de esta forma imponía candidatos para posteriormente destituirlos cuando se le oponían. Llegando hasta ser designado por Calles como Secretario de Industria, Comercio y Trabajo.

En la actualidad estos, sindicatos pasaron a estar comprometidos con la empresa o patrón al cual se encuentran ligados por un contrato colectivo, ya que en estos tiempos  la mayoría de los sindicatos  han dejado a un lado la principal herramienta de lucha que les otorga  la ley, que es la huelga, esto a juicio de quien escribe motivado por las condiciones económicas imperantes, no solo en el país, sino en el contexto global, ya que ante todo lo que se pretende por parte de los dirigentes sindicales es preservar la fuente de empleo, y no acabar con la mismas, solicitando prestaciones infladas y fuera de toda realidad o proporción.

Actitudes estas, que hablan bien de estos líderes que prefieren sacrificar prestaciones a que la fuente de empleo cierre o se vaya, con el sabido perjuicio que ocasionaría a la base trabajadora, en tal sentido, lo que está ocurriendo y que se palpa en el Estado, es que antes que estos utilicen el arma que les da la Constitución en su artículo 123, y nuestra legislación laboral que es la huelga, prefieren convenir con el patrón antes que realizar el emplazamiento a huelga, y cuando acuden a las Juntas de Conciliación y Arbitraje, lo hacen con el fin de que se les sancione el convenio que presentan y en el cual por lo general únicamente, se modifica el tabulador salarial sacrificando otras prestaciones que implican una carga financiera para las empresas, las cuales entorpecerían su funcionamiento en caso de ser otorgadas.

Actualmente los líderes sindicalizados  se encuentran muy unidos y comprometidos con la empresa o con el patrón, y lo último que desean es perjudicar el centro de trabajo y que éste tenga que emigrar a otros lugares en donde se le facilite su operación, terminando así con el sindicalismo radical y de choque de antaño.

Fernando P. Vásquez Ramos

 

 



DEJA TU COMENTARIO

Ingresa datos requeridos(*) Código Básico HTML Habilitado

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook