Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

23Julio2017

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015

FECHA por 

Educación de calidad para todos los mexicanos

México puede seguir confiando en la educación para que sea la palanca clave de su porvenir de prosperidad. Hoy se hace indispensable dar acceso a la educación a los mexicanos que aún están excluidos de ella.

Ninguna tarea debe tener mayor prioridad que la de garantizar que ni un solo mexicano se vea excluido de la oportunidad de recibir educación de calidad. La reforma educativa del presidente Enrique Peña Nieto avanza gracias a la experiencia, talento y solidez política de Emilio Chuayffet Chemor, secretario de Educación Pública. Al mismo tiempo, ha llegado el momento de revisar desde una base cero la suficiencia y la composición tradicional del presupuesto educativo, a fin de garantizar educación de calidad para todos los mexicanos y para reestructurarlo integralmente de acuerdo con las prioridades de inversión y gasto corriente que se derivan de los objetivos y metas implícitos en la reforma educativa.

En este contexto, no perdamos de vista que la gran tarea de la reforma educativa tiene aún mucho camino por andar. México destina el menor gasto en educación por alumno dentro de los países miembros de la OCDE, con dos mil 875 dólares, y de esa cantidad prácticamente 91.7% se canaliza a salarios. Casi una cuarta parte de las personas de 15-29 años de edad no está ni en la escuela ni empleada. Esta cifra es la tercera más alta entre los países de la OCDE, detrás de Turquía e Israel. Cerca de 18.6% de los mexicanos de 15-29 años de edad son ninis (ni estudian ni trabajan), mientras que 30% de los de 25-29 años están en esa categoría. Esta problemática reclama una solución integral y urgente. Cada joven “rechazado”, cada nini es una vergüenza nacional y una semilla de violencia.

Y la clave de ese logro está en transformar la riqueza no renovable de la nación mexicana, sus hidrocarburos, en riqueza inagotable: educación que genere más y mejor capital humano. Alcanzar un presupuesto educativo suficiente y eficaz, replanteado desde una base cero para adecuarlo a las nuevas prioridades, debe ser un objetivo inaplazable. La reforma educativa es un paso decisivo para el porvenir de la nación. Obstaculizarla es atentar contra el presente y el porvenir de México.

La otra clave está en aprovechar las múltiples y cambiantes opciones educativas que resultan del avance de la creciente y cada vez más dominante economía digital. Éstas son para México un reto formidable, a la vez que una oportunidad irrepetible. Un reto que definirá nuestro porvenir como nación exitosa, próspera y democrática o nuestro cada vez más acelerado descenso en la espiral de la violencia y la desintegración nacional. Pero confrontar con éxito este reto y sacar provecho de esta oportunidad que, exige el despliegue de nuevas infraestructuras y nuevas arquitecturas institucionales de las que, hoy, México no dispone con suficiencia ni idoneidad.

El objetivo es crear condiciones prácticas para que todos los mexicanos, sin excepción, puedan tener acceso al  potencial informativo, educativo y de entretenimiento de la televisión digital. Pero, sobre todo, al formidable instrumento de productividad, enriquecimiento y educación que es la red digital global. La solución de fondo a los problemas de violencia e inestabilidad del México de hoy pasa inevitablemente por el reto de integrar plenamente, y sin desventajas severas, a la población dispersa y marginada a la vida de la nación y del mundo, y a las oportunidades y desafíos de la civilización contemporánea. Y es evidente que la única manera de lograrlo en un plazo política, social y moralmente aceptable es llevar a sus poblados y a las escuelas rurales más distantes y precarias el acceso a internet, poniendo a su alcance, por ese medio, los contenidos educativos y culturales que les permitan convertirse en participantes de pleno derecho en la economía y la civilización globales del siglo XXI.

                Twitter: @alzati_phd



DEJA TU COMENTARIO

Ingresa datos requeridos(*) Código Básico HTML Habilitado

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook