Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

24Julio2017

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015

La exclusión social se define en función del acceso precario o nulo a los derechos y condiciones que constituyen la ciudadanía plena. La exclusión es realmente un problema multifuncional, tanto en lo que se refiere a sus causas: desempleo, discapacidad, bajos ingresos toxicomanías, enfermedad, ruptura familiar y algunos factores más, como en lo que se refiere a las políticas públicas encaminadas a superar el fenómeno.

Me propongo aquí compartir algunos apuntes recopilados respecto a la primera causa apuntada: Al clausurar el Foro Internacional “Políticas Públicas de Empleo y Protección Social”, el Presidente Enrique Peña Nieto afirmó, en días pasados, que las reformas transformadoras que ha impulsado el Gobierno de la República en el primer año de Gobierno, sin duda detonarán el potencial económico del país en los siguientes años; y destacó que “se empiezan a ver algunos signos positivos y alentadores sobre lo que ya se ha avanzado hasta ahora”.

Así mismo, mencionó que de acuerdo con datos recientes del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en el tercer trimestre de este año el número de personas en la informalidad laboral se redujo aproximadamente en 444 mil, respecto al mismo trimestre del año pasado.
Además, aseguró que “esta mejora también se aprecia en el número de trabajadores registrados en el Instituto Mexicano del Seguro Social: a septiembre de 2013 ha habido un incremento de 475 mil 750 trabajadores, respecto al mismo mes del año pasado”.

El Presidente Peña Nieto apuntó que “esta evolución es sumamente relevante porque ocurre en un contexto de desaceleración económica donde el número de personas ocupadas se mantuvo estable; es decir, la transición a la formalidad de casi medio millón de mexicanos no se debió a una tasa elevada de crecimiento económico, sino a una Reforma Laboral, al Programa para la Formalización del Empleo que ha puesto en marcha el Gobierno de la República”.
Indicó que estos datos “nos permiten ver el futuro con optimismo, avizoramos un mayor crecimiento económico y mejores condiciones para que todos los mexicanos cuenten con un trabajo digno”.

Añadió que la política pública que instrumenta el Gobierno de la República, la modernización y actualización del andamiaje legal que deba tener el Estado mexicano, se propone “asegurar un crecimiento mucho más equilibrado, democratizar la productividad para que se extienda a todas las regiones y a todo el territorio nacional, que no sea privativo o exclusivo de algunas cuantas regiones o de algunas cuantas empresas”.

Enfatizó que el combate a la desigualdad debe seguir siendo una constante, pues “no podemos dejar que mucho sea para pocos, y que lo que quede sea para cuantos queden”.

El Primer Mandatario dijo que el sentido mayor que tienen las Reformas impulsadas por el Gobierno de la República es el de encontrar “mecanismos de política pública que permitan generar un mayor equilibrio y mayor igualdad social” en el país; y añadió: “el fruto de ellas habrá de verse, habrá de sentirse en cada mexicano en los próximos meses y en los próximos años”.

Tras precisar que hoy México cuenta con una nueva Ley Laboral que fomenta el trabajo digno y la productividad, promueve la formalidad del empleo y evita la discriminación laboral, puntualizó que “somos el cuarto país con menor desocupación dentro de las naciones de mayor desarrollo económico. Además nuestro mercado laboral enfrenta un desafío de otra magnitud, puesto que prácticamente seis de cada diez empleos se encuentran en condiciones de informalidad laboral”.

Destacó que es necesario “trabajar fuerte y con decisión para generar empleos dignos y suficientes para una gran población, especialmente joven y llena de energía y de creatividad”. Aseguró que la mejor manera de hacerle frente al desempleo y a la informalidad, así como de aprovechar el bono demográfico que registra el país, “es a través del crecimiento económico elevado y sostenido”.
Para crecer más, México está decidido a elevar y democratizar la productividad en todos los sectores de la economía, “ya que esta variable es la que permite conciliar mayores ingresos para los trabajadores con las necesidades de competitividad que exige la economía global de hoy”.

Por su parte, José Ángel Gurría, Secretario General de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), afirmó que la agenda laboral y las reflexiones para mejorar sus resultados complementan la importante agenda de reformas que con tanto éxito ha emprendido el Gobierno del Presidente Peña Nieto, que “constituyen un impresionante esfuerzo de transformación nacional”.
Subrayó que de acuerdo con un estudio, México es el segundo país de la OCDE con las jornadas más largas de trabajo y un nivel de percepción de ingresos muy bajo.

Señaló que para que nuestro país tenga los niveles de crecimiento que puede y debe tener, es momento de ejecutar e implementar, lo que requerirá unir fuerzas para incrementar el empleo formal y mejorar las oportunidades laborales. “La OCDE seguirá apoyando a México en el diseño, promoción y ejecución de mejores políticas laborales y de formación profesional para una vida mejor”.

Bernard Guy Ryder, Secretario General de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) afirmó que el Presidente Enrique Peña Nieto “ha asumido el desafío de impulsar reformas estructurales que tienen como objetivo la transformación de México, nada menos”. Reconoció que “sabemos que eso no es un camino fácil, que las transformaciones nunca son fáciles”, pero aseguró que para la OIT “es muy importante, como referente, saber que un país como México está dando pasos firmes en este camino; un camino que tiene por objetivo último al acceso al trabajo decente para todas las mexicanas y mexicanos”.

Mencionó que en materia laboral, el Presidente Peña Nieto “ha impulsado con voluntad política temas que son esenciales, como la formalización de la informalidad, la democratización de la productividad, y el acceso universal al seguro social, para nombrar algunos”. Señaló que para tener políticas públicas de calidad, se requiere un debate público de calidad, “y aquí en México lo hemos tenido”, y dijo que durante el Foro se pusieron sobre la mesa numerosas ideas sobre los rumbos a seguir. “Son temas de trabajo decente y, por lo tanto, es muy importante colocar el trabajo decente como un objetivo explícito en la agenda de las Naciones Unidas”, dijo finalmente.

El Rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), José Narro Robles, aseveró que en la tarea de todo sistema económico y social, como el proyecto de nación al que se aspira en nuestro país, debe incorporarse a los trabajadores y generar un ambiente de esperanza para alcanzar el triunfo individual y colectivo.

Señaló que en México se requiere de la participación de todos; cambiar modelos y dejar divisiones atrás para lograr un proyecto renovado de nación. “Tenemos que esforzarnos por generar mayor riqueza, por incrementar la productividad, pero también por seguir mejorando la distribución de los beneficios alcanzados. En el mundo, estoy seguro, somos muchos los que ya no queremos que la fórmula de casi todo para pocos, y lo que sobra para todos los demás, sea la manera en la que se sigan comportando nuestros sistemas”, enfatizó el titular de UNAM.

Alfonso Navarrete Prida, Secretario del Trabajo y Previsión Social, al dar a conocer las conclusiones del Foro, dijo que durante los trabajos quedó de manifiesto el compromiso del Gobierno mexicano por participar activamente en la discusión y el análisis de políticas integradas, dirigidas a alcanzar un crecimiento sólido, sostenido y equilibrado para reducir la pobreza y fortalecer la cohesión social. El tema, agregó, “se llama trabajo; el tema se llama empleos”.

En el ámbito de competencia de la Secretaría del Trabajo, en diversos foros internacionales México ha presentado sólidos planteamientos para atender los retos que los países enfrentan en materia de empleo, capacitación, productividad, innovación y empleo formal. Destacó que para llevar a México a su máximo potencial, desde el inicio de la Administración del Presidente Peña Nieto, y en el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, se planteó como una de las grandes metas nacionales lograr un México con responsabilidad global. La realización del Foro Internacional: Políticas Públicas de Empleo y Protección Social, se enmarca en ese propósito.

Dio a conocer que durante el Foro se discutió acerca del Seguro de Desempleo, el cual, aseveró, existe en 77 naciones del mundo, de las cuales sólo seis son de América Latina.

Estos son apuntes recopilados de un gran tema: El empleo, uno de los principales componentes de la lucha contra la pobreza.  

José Vega Bautista
@Pepevegasicilia
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla



DEJA TU COMENTARIO

Ingresa datos requeridos(*) Código Básico HTML Habilitado

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook