Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

17Diciembre2017

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015

FECHA por 

La geopolítica del petróleo hace urgente la reforma energética

Para Agustín Avecia  Escobedo, con afecto.

En la industria petrolera, los horizontes de planeación y los tiempos de reacción efectiva ante cambios radicales en la geopolítica petrolera global son, al menos, de lustros y hasta de décadas. El presidente Enrique Peña Nieto, el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, y el director general de Pemex, Emilio Lozoya Austin, entienden esta realidad inapelable. Por eso han impulsado con oportunidad una reforma energética que, aunque en mucho perfectible, apunta a crear las condiciones para reposicionar a México como actor relevante en el mercado petrolero mundial y a darle a la industria petrolera mexicana márgenes de maniobra frente a los grandes y quizá bruscos cambios que se avizoran en el escenario geopolítico del petróleo.

Según el economista jefe de la AIE,“los cimientos del sistema energético mundial están a punto de tambalearse”. Los hidrocarburos no convencionales harán del mercado energético más demandante del planeta, Estados Unidos, aquel en el que también se registre la mayor oferta. Según la AIE, la demanda mundial seguirá creciendo (China, India y Oriente Medio, explicarán 60% de la expansión), aunque también lo hará la oferta, y el mercado estadunidense desempeñará un papel central en ese sentido, además de volverse autosuficiente. Las importaciones de Estados Unidos seguirán decayendo (hoy equivalen a 20% de sus necesidades totales de energía) y EU se convertirá en un exportador neto de petróleo para 2030, con autosuficiencia energética total para 2035. Así, México perderá en pocos años su principal mercado para las exportaciones de crudo que seguirán siendo, por más de una década, elemento fundamental en el financiamiento de nuestro desarrollo nacional.

A la luz de estas previsiones, la más elemental responsabilidad global obliga a todas las naciones a detener y reexaminar la participación de la opción nuclear en sus balances energéticos de largo plazo y a buscar fuentes alternas de suministro de crudo y gas natural fuera del Medio Oriente y el Norte de África. En oportuna respuesta a estos cambiantes escenarios globales la reforma energética propuesta por el presidente Enrique Peña Nieto tiene precisamente como uno de sus objetivos fundamentales atraer hacia la industria petrolera mexicana los flujos adicionales de inversión y las capacidades tecnológicas innovadoras capaces de hacer de ella una poderosa palanca del crecimiento.

Se vuelve así más apremiante que nunca la necesidad de apresurar el paso en la configuración de las alianzas y la adquisición de las tecnologías y los capitales que, compartiendo el riesgo de emprendimientos formidables, nos permitan llevar al mercado global los hidrocarburos de nuestras reservas de aguas profundas. Sin olvidar que, al mismo tiempo, esas alianzas se vuelven, ahora más que nunca, indispensables para encontrar nuevos mercados que sustituyan al de Estados Unidos.

Para ello será necesario no sólo el despliegue de una gran estrategia de fina y eficaz diplomacia petrolera, en la que deberán emplearse a fondo todos los talentos de José Antonio Meade y su equipo de la SRE, sino construir a toda velocidad la infraestructura necesaria para enviar crudo y gas mexicanos a nuevos destinos. Además, si no logramos abaratar en México sustancialmente los costos de la electricidad, también nuestras exportaciones manufactureras se quedarán sin mercados. Un desastre nacional. La geopolítica de la energía nos obliga a cambiar y a hacerlo a tiempo. Este nuevo escenario energético global no hace sino subrayar la urgencia de que se apruebe la reforma energética propuesta por el presidente Enrique Peña Nieto, pues responde adecuada y oportunamente al escenario  mundial. Sería trágico que intereses mezquinos o politiquerías trasnochadas la frenaran. El futuro de México está en juego.

            Twitter: @alzati_phd



DEJA TU COMENTARIO

Ingresa datos requeridos(*) Código Básico HTML Habilitado

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook