Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

17Agosto2017

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015

Por: Lic. Verónica González Serna

¿Por qué a mí? Es la típica pregunta que la gente se hace a sí misma cuando algo inesperado y desafortunado pasa. Y es que, es tan angustiante cuando nos damos cuenta de que pudimos haberlo evitado, con solo salir de la mala costumbre de dejarlo todo para después, la vida de cada uno de nosotros no tiene un después, la vida solo conoce el aquí y ahora, el pasado se fue, el futuro es incierto.

Es tan fácil decir: “Te lo dije”, “Hubiera prevenido”, “Me da pena”, “No se me ocurrió”, e infinidad de pretextos, que no sirven ni para escudarnos en nuestra propia conciencia. Sí, es fácil, mucho muy fácil, pero más fácil es vivir sanas, sin temor a dejar a nuestros seres queridos desolados, con la pena de no tenernos, en muchas ocasiones, desamparados.

Nuestra vida solo depende de nosotras mismas, si nos queremos y queremos vivirla a plenitud, cuidémonos, pongamos un poco de atención a lo mucho que se difunde acerca de los padecimientos que nosotras las Mujeres podemos llegar a sufrir, el cáncer de mama es un mal muy común en nuestros días, está comprobado que cada vez ataca a más temprana edad, y sí es posible combatir y vencer a ese enemigo que nos acecha.

En nuestro estado se hacen campañas de detección temprana, se llevan pláticas y conferencias a diversos puntos estratégicos, con el fin de llegar a la mayor parte de la población y de esta manera informar y educar a la gente en cuanto a lo que al cáncer de seno se refiere, se hacen pruebas gratuitas en diferentes hospitales y módulos de salud, para que nadie se quede sin revisar, aún y con todo esto, es muy triste saber que cada hora mueren entre 10 y 13 personas a causa de éste terrible padecimiento. El cáncer, en cualquiera de sus presentaciones, es el enemigo silencioso de cada una de nosotras, y debemos estar preparadas para combatirlo y exterminarlo.

Amig@s, les invitamos a auto explorarse, a conocerse, para de ese modo, poder protegerse, lean, investiguen, cuiden su peso y su dieta, de ser posible, eviten fumar, tomar bebidas alcohólicas en exceso, actívense diariamente y tratemos de llevar una vida sana, sobre todo preocupándonos y ocupándonos de nuestra salud, por nosotras mismas y por nuestros seres queridos. Sobre todo, si vienes de una familia que ha padecido cáncer, no dejes de revisarte cada año, pues el hecho de que un año los resultados de los estudios sean negativos, al año siguiente es incierto lo que va a pasar y el resultado te puede llegar de sorpresa.

Vayamos un paso adelante en el cuidado de nuestra salud, con la vida no se juega. En nuestras manos está el bajar aún más el índice de mortandad causado por el cáncer de mama.

Mujer, quiérete, cuídate, sé el reflejo de ese gran amor que solamente nosotras las Mujeres podemos brindar y sentir.



MAS EN ESTA CATEGORIA « Estamos locos...¿ O qué?

DEJA TU COMENTARIO

Ingresa datos requeridos(*) Código Básico HTML Habilitado

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook