Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

16Diciembre2017

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015

Te dan sencillo más te exigen doble,

sangras ante la lay cada conquista,

en la maternidad, sustancia noble.

Griselda Álvarez

México, como buena parte de los países del mundo, sobre todo del llamado mundo occidental, ha evolucionado en un sin número de asuntos de tipo socioeconómico, político y cultural. Sin embargo, con el paso del tiempo, se corre el riesgo de pensar que resultó sencilla la tarea de  alcanzar esas grandes conquistas a favor de los derechos ciudadanos; de manera particular, a favor de los derechos de las mujeres.

En el marco de la conmemoración del 60 aniversario del reconocimiento del sufragio femenino en México (17 de octubre, 1953), me parece conveniente hacer un breve repaso respecto a los temas más significativos que enmarcan esta celebración.

De acuerdo a los documentos básicos de las Naciones Unidas, los derechos políticos de las mujeres se pueden sintetizar de la siguiente manera: las mujeres tienen derecho a votar; las mujeres tienen derecho a ocupar cargos públicos y a ejercer las funciones establecidas por la legislación nacional, en igualdad de condiciones con los hombres y sin discriminación alguna.

Sin embargo, como lo señala la Ministra Margarita Luna Ramos, el otorgamiento de derechos políticos a las mujeres no ha implicado necesariamente la modificación automática de las conductas sociales, por lo que es una obligación de todos, partidos políticos incluidos, hacer lo necesario para garantizar la participación de las mujeres en la toma de decisiones.

Aun cuando México ha firmado los acuerdos internacionales más representativos en la materia: Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer CEDAW, Plataforma de Acción de Beijing, y Estrategias de Nairobi, entre otros, tenemos mucho por hacer y las cifras nos lo dicen.

Actualmente, la presencia de mujeres en el Senado alcanza el 33.6% y en la Cámara de Diputados el 36.8%; asimismo, de acuerdo a datos del Programa Nacional para la Igualdad de Oportunidades y no Discriminación contra las Mujeres PROIGUALDAD, la representación femenina en lo que se refiere a puestos de alta dirección en el país apenas alcanza un 14.6%, y la presencia de mujeres en los Poderes Ejecutivos de los tres órdenes de gobierno se encuentra lejos de la paridad: de los puestos directivos superiores, las mujeres ocupan sólo el 24%.

Al conmemorar el 60 Aniversario del reconocimiento del derecho de las mujeres a votar y ser votadas, es necesario reconocer los logros que hemos alcanzado como país y honrar la memoria de aquellas mujeres que fueron pioneras en el ejercicio de estos derechos: Elvira Carrillo Puerto, primera diputada local 1923; Aurora Jiménez de Palacios, primera diputada federal 1954; María Lavalle Urbina y Alicia Arellano Tapia, primeras senadoras 1964, y Griselda Álvarez Ponce de León, primera gobernadora electa (Colima) 1979.

Hoy, las mujeres cuentan con una mayor presencia en las diferentes esferas de la vida pública mexicana, y al resaltar el hecho de que más de la mitad de la población estudiantil de las universidades está compuesto por mujeres, vale la pena admitir que los retos son muchos.

Es necesario asegurar la igualdad a través de garantizar el desarrollo económico de las mujeres, razón por la que resulta fundamental apoyar las acciones implementadas por gobiernos transparentes, sensibles y respetuosos de estos temas. En este sentido, es justo reconocer que el presidente Enrique Peña Nieto ha sido por demás escrupuloso al incluir en su Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, aquellas medidas encaminadas a posicionar a las mujeres como factor fundamental en la vida democrática de nuestro país.

De igual manera, en el marco de la conmemoración de esta importante fecha, hace unos días el presidente de la República suscribió una iniciativa que busca garantizar la paridad de género en las candidaturas de los partidos políticos; es decir, que el 50% de candidaturas sean para mujeres, lo cual significará un avance fundamental en la construcción de un Estado de derecho donde la equidad de género sea un eje transversal en el quehacer público.

A todos nos corresponde abonar a favor de lograr mejores espacios para las mujeres, fundamentalmente a quienes tenemos la dicha de ser madres o padres, educando a nuestros hijos con la convicción de que vivimos en un mundo donde las mujeres y los hombres somos iguales por nuestra condición de seres humanos y, en consecuencia, merecemos igualdad de oportunidades y condiciones en la construcción del México que todos anhelamos.

Alma Carolina Viggiano Austria

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

www.carolinaviggiano.com

twitter @caroviggiano



Carolina Viggiano Austria

"Es abogada por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y tiene especialidades en las materias civil, procesal civil y mercantil en la Ciudad de México, así como diversos diplomados en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y en el Centro de Investigaciones y Docencia Económica (CIDE). Ha sido secretaria general del PRI en Hidalgo y coordinadora estatal de campaña de Miguel Ángel Osorio. Anteriormente ha sido Diputada Local por el Distrito XV y Diputada Federal por el 01. Fue la primera mujer en presidir el Tribunal Superior de Justicia de Hidalgo; fue integrante fundadora del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial. Fue coordinadora estatal de la Comisión Interinstitucional para el Nuevo Sistema de Justicia Penal en Hidalgo; secretaria de Planeación y Desarrollo Regional, secretaria de Desarrollo Social en la misma entidad y Diputada Federal en la pasada Legislatura LXI."

SITIO WEB www.caroviggiano.org

Social Profiles

DEJA TU COMENTARIO

Ingresa datos requeridos(*) Código Básico HTML Habilitado

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook