Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

17Agosto2017

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015

Los embarazos de adolescentes son un gran problema. Reflejan graves atrasos sociales y un adeudo con miles de personas cuya vida se ve amenazada incluso por la muerte al sostener relaciones sexuales sin protección. Sin mencionar el riesgo por enfermedades de transmisión sexual, nos referiremos hoy sólo a los embarazos.

En México, según el Fondo de Población de las Naciones Unidas, el 40% de las mujeres de entre 15 y 19 años tienen embarazos no deseados.

Lo terrible es que esta cifra puede aumentar. Si tan vemos que sólo el 58% de las mujeres en edad fértil usan métodos anticonceptivos. Estas cifras arrojan muchos embarazos de adolescentes, muchos abortos practicados en condiciones insalubres y un abuso de métodos abortivos como la pastilla del día después.

En el Congreso del Estado se discute en estos días una propuesta para modificar la Ley Estatal de Salud, para obligar a poner a disposición de los jóvenes preservativos e información para ejercer una sexualidad responsable. En ella se incluye la distribución de preservativos en lugares estratégicos como centros educativos, universidades, centros nocturnos y hoteles, entre otros.

Y es que es de preocuparse, tan sólo en el 2012 se presentaron más de 56 mil embarazos, de los cuales el 19.45% fueron adolescentes (menores de 19 de años) y, para rematar, un promedio de 2.6 son menores de 15 años. En el municipio de Ciudad Acuña de 3 mil nacimientos ocurridos en 2010 más de mil 200 fueron de jóvenes adolescentes.

El sector Salud nos da cifras claras, de enero a junio del 2013, se registraron 27 mil embarazos, de los cuales más de 5 mil son de adolescentes.

Pero lo peor se encuentra en las cifras de la muerte materna. Si vemos las cifras del 2012 nos damos cuenta de que se registraron 22 defunciones en todos los grupos de edad, de estos 3 fueron adolecentes. En lo que va del 2013 se tiene registro 17 muertes, en donde se presentaron 2 de adolescentes menores de 19 años.

Tenemos que entender que los adolescentes que deciden iniciar una vida sexual se han convertido en una población vulnerable.

Son muertes que se pueden evitar mediante la generación de políticas públicas encaminadas al control de embarazos no deseados.

Es cierto que existe un debate que busca llevar este tema a la moralidad, tratando de relacionar el sexo con el pecado. Por eso estamos en un buen momento de revisar la educación sexual en las escuelas, es una gran oportunidad de revisar los programas de difusión en este tema, así como los programas de abstinencia. Todo eso suena genial, pero qué hacemos hoy con las jóvenes que se embarazarán en los siguientes días. Qué haremos con los casos de cáncer que seguramente se darán en algunos años ante el uso generalizado de pastillas abortivas. La pastilla del día después funciona con dosis enormes de hormonas que se relacionan con padecimientos como el cáncer.

Mientras tanto a la autoridad le corresponde diseñar políticas públicas para reducir este lacerante fenómeno. Aún cuando pudiera parecer una obviedad, a veces es necesario decirlo. Las relaciones sexuales no seguras tienen altísimas posibilidades de originar embarazos no deseados.

Aunque es una historia infantil es bueno recordarlo. En la película de Disney “Dumbo”, la señora elefanta Jumbo fue visitada por una cigüeña, ella trajo a su bebé, de nombre Dumbo, pero ése es sólo un cuento. Pudiera parecer una verdad evidente, no por eso hay que dejar de decirlo: “Los niños no vienen de París”-



DEJA TU COMENTARIO

Ingresa datos requeridos(*) Código Básico HTML Habilitado

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook