Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

27Mayo2017

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015

FECHA por 

Construyamos la confianza ciudadana en el PRI

Para garantizar su triunfo en  el 2012 el PRI tiene que contar con la confianza ciudadana, por lo cual tiene que  demostrar desde hoy su compromiso con las reformas y las prioridades de política pública que México demanda.

 

Después del año 2000, el PRI se ha esforzado por reconfigurarse como una organización capaz de responder a las aspiraciones de las diversas clases y grupos sociales que representa, con una vida política interna mucho más participativa y dinámica, con reglas y procedimientos más claros, y en un contexto nacional de mayores exigencias democráticas.

 

El trayecto desde entonces no ha sido fácil. No todos nuestros compañeros militantes acabaron de entender que la alternancia es un efecto posible del cambio histórico de nuestro régimen político, transformación que por lo demás nosotros mismos impulsamos desde el Gobierno y desde el Partido. Hoy, muchos no acaban de comprender que la única alternativa para superar la crisis que afecta al país en todos los ámbitos es empujar una nueva generación de reformas con las cuales podamos consolidar nuestra democracia, sentar nuevas bases para el crecimiento económico y ampliar las oportunidades de bienestar, con una clara visión del futuro que queremos.

 

El PRI es parte integral de una democracia fundada en un sistema de partidos, y si aspiramos a gobernar nuevamente a este país tenemos mucho trabajo por hacer para que se mantenga como el más numeroso, fuerte e influyente en la vida nacional. De nosotros depende que sea un Partido altamente competitivo en la contienda electoral y el más apto para gobernar y responder a las demandas de la gente.

Lo anterior, es especialmente importante hoy que nos preparamos para  recuperar la Presidencia de la República en el 2012. Frente a este escenario, el factor determinante será la confianza de los mexicanos en nuestro Partido. La confianza de que el PRI trabajará por la mejora constante de nuestra democracia, de que no pretenderá restaurar viejas prácticas políticas y modos de gobernar, y de que será capaz de gobernar con eficacia para resolver los graves problemas del país. Si estamos de acuerdo en esto, sobra  prestar atención a quienes asumen que el desgaste y la impopularidad del gobierno panista nos puede hacer ganar casi en automático. Por supuesto que la incompetencia del gobierno será un elemento que evalúen los electores, pero la preferencia mayoritaria será para el Partido que cuente con la mayor confianza ciudadana por sus aptitudes para dar respuestas concretas a sus reclamos.

 

Así pues, nuestro mayor desafío es ganar la confianza de los mexicanos. En este propósito, lo más importante es demostrar en los hechos nuestra capacidad para gobernar, la madurez para anteponer en cualquier circunstancia los intereses del país y la vocación para impulsar las transformaciones que demanda la sociedad mexicana.

 

Precisamente, gracias a su gran empeño en recuperar la credibilidad de la ciudadanía, actualmente el PRI cuenta con 240 Diputados Federales que representan el 48% de la Cámara de Diputados, con 33 Senadores que tienen una importante influencia en el Senado, con 19 Gobernadores, con  mayoría legislativa en 23 Congresos Locales y con la mayoría de los Presidentes Municipales y Ayuntamientos del país.

 

Es evidente que el PRI forma parte de manera significativa de las estructuras del Estado y comparte con el Ejecutivo Federal importantes responsabilidades y en la mayor parte de los gobiernos locales es por completo responsable de las políticas públicas y de los actos de gobierno. Somos, ciertamente, un Partido en la oposición al Partido del Presidente de la República, pero en el Poder Legislativo Federal somos una parte del gobierno que puede ser determinante y en muchos estados y municipios somos gobierno.

 

Por lo anterior, será perfectamente lógico que en el 2012  la ciudadanía valore a nuestro Partido por sus logros en el ejercicio de estas responsabilidades.

 

Además de los avances que hasta hoy han sido resultado de la acción de gobierno del PRI, en especial nuestra contribución a la gobernabilidad democrática y a la vida institucional, aún existen un buen número de temas que son estratégicos y en los cuales los priístas podemos hacer contribuciones muy importantes. Necesitamos articular desde hoy una estrategia para impulsar las reformas, las políticas públicas y las acciones de gobierno que México necesita.

 

No podemos sostener  la visión, mezquina, de quienes piensan que primero debemos ganar en el 2012 y luego ya, con calma, definir la reformas necesarias. La situación en que se encuentra el país, grave y llena de zozobra, no puede esperar al reacomodo en las sillas. Nuestra responsabilidad como Partido es actuar desde hoy. Responder con oportunidad y eficacia a las expectativas de la población. Cumplir con el mandato ciudadano en cada poder y orden de gobierno en el que participamos.

 

Como Partido tenemos que analizar y promover las propuestas de reforma económica que incluyen los aspectos fiscales, de gasto público, de regulación, de nuevas normas laborales y telecomunicaciones, entre otros; las propuestas de reforma política en relación con la ratificación del gabinete presidencial en el Senado, las candidaturas ciudadanas, la reelección de diputados y presidentes municipales, el referéndum, la iniciativa popular; las propuestas de reforma social para reducir la desigualdad, mejorar la educación y la salud, y establecer un sistema universal de seguridad y protección social.

 

Los priistas  tenemos que plantear nuestra estrategia alternativa para combatir el crimen organizado y garantizar la seguridad de los mexicanos, encabezar las reformas necesarias  a los sistemas de seguridad y justicia, y prestar especial atención a los temas relacionados con los derechos humanos, la equidad de género, la estrategia para abrir nuevas  oportunidades  a los jóvenes, la protección de los grupos sociales vulnerables, la diversidad sexual, la transparencia y la rendición de cuentas, el derecho ciudadano al acceso a las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, la protección del medio ambiente, la necesidad de promover desde las comunidades locales una nueva cultura de la legalidad, la crisis inminente por la escasez de agua las relaciones de México con el mundo, entre otros temas estratégicos para el futuro.

 

De nuestra voluntad y compromiso para articular una acción concertada de los legisladores, gobernadores y presidentes municipales, con el respaldo y participación de todos los sectores, organizaciones y militantes del Partido, en torno a estas prioridades de México, dependerá la ratificación de la confianza ciudadana en el 2012 a favor de  la opción política que representamos. Construyamos desde hoy esta confianza.

 

*Vicepresidente de la Fundación Colosio,A.C.



DEJA TU COMENTARIO

Ingresa datos requeridos(*) Código Básico HTML Habilitado

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook