Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

15Diciembre2017

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015

La más grande sorpresa de los comicios del domingo 7 de julio pasado, fue el resultado de la elección de Presidente Municipal de Torreón. Para muchos, el PRI tenía perdida dicha elección, incluso algunos opinaban que era imposible que ganara Miguel Ángel Riquelme.

Los panistas-anayistas aseguraban tener el triunfo en la bolsa desde dos semanas anteriores a la elección, se olvidaban de sus pugnas internas y le apostaron que no les iban a impactar. Las dudas entre los diferentes equipos de los candidatos de que ganara el PRI y su candidato, arreciaban en la medida que se acercaba el día de la elección.

VANGUARDIA encabezó su última encuesta así: “En Torreón van empatados PRI y PAN”.

Con 639 mil 629 habitantes, una lista nominal de 449 mil 559 electores y siete candidatos, la encuesta con 260 entrevistas vía telefónica en el municipio de Torreón, levantada entre el 19 y 20 de junio, daba 33 por ciento para el PAN y 31 por ciento para el PRI. Con el 15 por ciento de “Voto secreto” y el 12 por ciento contestó que por “Ningún partido”. Y ante la pregunta: “Si hoy fueran las elecciones, ¿por cuál candidato votaría?”, Penélope Ortiz Rivera, María Isabel Vesuña y Raúl Sifuentes Guerrero obtuvieron uno por ciento.

El resultado el día de la jornada fue de 106 mil 368 para el PAN y 105 mil 151 para el PRI. Como puede apreciarse, el PRI quedó abajo del PAN, pero el candidato Riquelme ganó por los votos de la Coalición. Con su alianza Chuy de León obtuvo

108 mil 13 votos, y Miguel Ángel Riquelme, 112 mil 545.

La encuesta de VANGUARDIA concluyó un empate para el PRI y el PAN en Torreón y los resultados dieron casi ese empate, pero como los votos se cuentan de uno en uno, aunque el PRI frente al PAN perdió, Miguel Riquelme fue el triunfador.

He leído algunos columnistas  políticos que critican que Riquelme haya ganado con partidos coaligados. Sin embargo, no reconocen que la mayoría de los  partidos más competitivos también participaron en esta contienda en coalición. Tampoco analizan que en el caso de Torreón el PRI ganó coaligado, pero en el caso del municipio de Sabinas el tricolor por sí sólo ganó la elección, y coaligado perdió: los votos de los profesores se fueron a la oposición.

No cabe duda, en cada municipio las condiciones son diferentes y las alianzas deben hacerse en función de las condiciones concretas, la política se hace sobre la coyuntura.

El PRI ganó la elección en Ramos Arizpe con un candidato emanado al principio de Acción Nacional. Fue Presidente Municipal la primera vez por ese partido; ahora, postulado por el Revolucionario Institucional, le ganó a Ernesto Saro Boardman, del albiazul, que había sido su tutor en el albiceleste y que es una especie de ícono del PAN en la Región Sureste. En cada municipio los partidos políticos, entidades de interés público para participar en las elecciones, están obligadas a hacer el análisis de la coyuntura para decidir sus estrategias y sus candidatos.

En Torreón las elecciones las ganó el Revolucionario Institucional porque supo hacer las alianzas correspondientes; al interior de su propio partido, mantuvo la unidad de las diferentes expresiones políticas, y sumó fuerzas inconformes de otros partidos, así como agentes de la sociedad civil.

También he leído que el PRI ganó porque el albiazul se presentó en esta elección dividido y secuestrado por el grupo de Guillermo Anaya; esto es, no supieron los neopanistas sumar las expresiones tradicionales y doctrinarias del PAN, las que se formaron en la oposición.

Incluso hubo panistas que invitaron a votar por Jorge Zermeño. Acéptenlo o no los albiazules, esto se dio independientemente de las explicaciones de Zermeño, por la división y la confrontación que traen, por la incapacidad para dirimir internamente sus diferencias. Y el PAN lo pagó, con la derrota.

Ahora, desde 1996 en que ganó Acción Nacional, con el triunfo de Jorge Zermeño Infante, Torreón es un municipio de alternancia, en donde ha habido seis elecciones: 1996, 1999, 2002, 2005, 2009 y 2013. De estas contiendas electorales, el PAN ganó las de 1996, 2002 y 2005 y el tricolor las de 1999, 2009 y 2013. En los últimos 17 años, entre los albiazules y los tricolores hay empate. Los otros partidos no han logrado constituirse en opción política para los ciudadanos torreonenses; cuando lo logren también nos sorprenderán.

 

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla



DEJA TU COMENTARIO

Ingresa datos requeridos(*) Código Básico HTML Habilitado

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook