Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

12Diciembre2017

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015

En esta ocasión te platico que el día 14 de diciembre de 1941, el señor Camilo Ayala se presentó ante el Ministerio Público, aquí en Saltillo, para denunciar un robo muy peculiar.

Don Camilo declaró que el día anterior a la denuncia, visitó los Baños Hidalgo para asearse, y al llegar a su casa de regreso se percató que le faltaba de entre sus pertenencias un chaleco, un poco de efectivo, pero lo que realmente le preocupaba eran los dos “cachitos” de la Lotería Nacional marcados con el número 5960 y que jugarían por el premio del sorteo mayor.

Varios agentes del ministerio público fueron asignados para investigar el caso, las averiguaciones arrojaron que el señor Ayala llegó a los Baños Hidalgo con unas copitas de más y que al retirarse dejó olvidado su chaleco, por el cual regresó, encontrándolo tirado en el suelo, percatándose que tanto el efectivo como sus dos boletos de lotería ya no se encontraban en los bolsillos de su vestimenta.

En su declaración precisó que lo más importante para él eran sus billetes de lotería, por los cuales había gastado diez pesos por cada uno. Don Camilo los quería de regreso, no fuera ser que salieran premiados.

Dos personas fueron detenidas, ellos empleados de los Baños Hidalgo, uno conocido como “El Médico”, con esta detención se buscaba aclarar el paradero de los billetes, ya que según los indicios los trabajadores eran los únicos en el lugar cuando Camilo se bañó.

Los detenidos alegaron inocencia, en realidad todo era muy dudoso, el estado etílico de don Camilo no le ayudó, ya que el efectivo y los billetes de la lotería los pudo haber perdido ahí o en cualquier otro lugar.

Los inculpados quedaron libres, el efectivo nunca apareció y los boletos otro los jugó, pero para consuelo de don Camilo sus boletos no salieron premiados en el sorteo mayor de la Lotería Nacional realizado el 24 de diciembre de 1941, con seguridad quedó tranquilo, pues nadie disfrutó de la fortuna que tenía soñada para él, aunque, un defeño ese día fue feliz, ya que el premio mayor cayó en la Ciudad de México.

 

Así es, sólo en Saltillo podemos contar que aquí, en esta hermosa ciudad, una persona perdió sus boletos de la Lotería Nacional en los Baños Hidalgo y los quería recuperar, no fuera ser que salieran premiados.



DEJA TU COMENTARIO

Ingresa datos requeridos(*) Código Básico HTML Habilitado

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook