Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

21Enero2018

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015

En esta ocasión te platico sobre un día triste, un día en el cual, el terror se apoderó de Saltillo, olvidarlo no es posible, era el 5 de octubre de 1972 cuando un trenazo acabó con vidas saltillenses que hoy todavía recordamos y amamos.

La locomotora 8405 – 08 Norte con sus 16 furgones de pasajeros, provenían de Real de Catorce, habían asistido a la peregrinación en honor a San Francisco de Asís.

Su arribo estaba programado para las 21:00 hrs pero la salida de Real de Catorce se retrasó, por una revisión, “ya venía mal” de hecho desde que salió el 2 de octubre de esta bella ciudad de Saltillo rumbo a la ciudad minera. Decidieron, sin embargo, partir de regreso, a las 23 horas con 25 minutos del día 5, antes de llegar al llamado Puente Moreno, a unos escasos kilómetros de esta hermosa ciudad de Saltillo, sin frenos, descarriló el “tren peregrino”.

Los operadores del tren fueron a los tribunales, 9 años de su vida, dedicaron para demostrar su inocencia, investigaciones posteriores al accidente confirmaron que no fue responsabilidad de los operarios, los furgones se encontraban en mal estado y los frenos habían sido reportados con fallas. Se comprobó por empleados de Ferrocarriles de México que el pesado mastodonte no contaba con balatas por ello el frenado del tren fue imposible.

Ese día, los saltillenses se presentaron a ayudar, el olor a sangre, los gritos de dolor, fuego, los fierros retorcidos, no lograron mermar la solidaridad de los ciudadanos de esta bella ciudad de Saltillo. Ejemplo de ello fue la acción médica del Dr. José F. Badillo quien para salvar la vida de un peregrino las dos manos le amputó. Estudiantes de la Narro los primeros en llegar, alumnos de la entonces Universidad de Coahuila, policías, bomberos, ejercito, integrantes de la Cruz Roja cuya presidenta honoraria era la Profesora Eloísa Gutiérrez, prestaron sus manos y sus fuerzas para rescatar ya sea alguien vivo o el cuerpo de un caído.

Murieron más de mil peregrinos, se rescataron 250 cuerpos, muchos reclamados, otros no, pues toda la familia pereció, otros muchos encontraron su tumba precisamente ahí, donde la desgracia sucedió, por ello las autoridades decidieron tapar el lugar y que ahí muchos descansaran en paz.

Alrededor de 213 personas sobrevivieron, muchos hoy en día pueden contar la historia que quisieran borrar de su mente, pero no pueden. Una historia que no debió de haber sucedido.

Este año se cumplen 41 del fatal accidente, un acontecimiento que entristece a los saltillenses, un hecho que nubla a Saltillo cada 5 de octubre, haya o no haya sol, el cielo de Saltillo es gris.



MAS EN ESTA CATEGORIA El Amparo ¿Para qué? »

DEJA TU COMENTARIO

Ingresa datos requeridos(*) Código Básico HTML Habilitado

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook