Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

23Julio2017

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015

FECHA por 

Servicios en fraccionamientos irregulares

Los asentamientos humanos irregulares son un serio problema. Millares de familias habitan predios sin título de propiedad, lo que les impide el acceso a los servicios públicos básicos. Son también fuente de falta de certeza jurídica y saca millones de metros cuadrados de tierra del comercio.

No podemos pasar por alto que los asentamientos irregulares tienen como origen la falta de cobertura de los servicios de vivienda protegida o subsidiada. Del mismo modo no podemos omitir que muchos asentamientos tienen al propietario como principal instigador. No es extraño que una persona permita una invasión en su predio para después ejercer presión sobre las autoridades. En algunas ocasiones cobrando a los posesionarios y luego a alguna autoridad encargada de regularizar.

Para fines prácticos el mayor de los problemas es que toda esa gente no tiene acceso a servicios básicos como el agua potable y el drenaje. Los organismos operadores exigen contar con título de propiedad o contrato de arrendamiento para contratar el servicio. Aun cuando la ley obliga a propietarios y poseedores a contratar el servicio, en la práctica la única posesión reconocida por los operadores es el arrendamiento. El criterio es que dar servicios a estos predios implicaría reconocer una posesión legal o incluso la regularidad de dichos fraccionamientos.

Pero estos criterios pudieran estar a punto de cambiar. Ya en otro artículo hablamos del derecho al agua y del amparo que se concedió a un poblado de Morelos para conectar un asentamiento irregular a la red. Pero la lógica tras este fallo es que el derecho al agua y al saneamiento no puede supeditarse al derecho de propiedad. Este cambio de criterio obedece a la reforma de derechos humanos de 2011. Desde entonces lo que dicen los tratados internacionales se ha convertido en parte de nuestra constitución.

El reporte de Catarina de Albuquerque, relatora especial de las Naciones Unidas sobre el derecho humano a al agua potable y al saneamiento, muestra diversas maneras de abordar el acceso de servicios públicos en asentamientos irregulares. Va desde el servicio con pipas, con depósitos, tomas comunitarias, letrinas comunitarias, hasta el omitir el exigir el título de propiedad o la legal posesión para introducir el servicio.

La ley local dice lo mismo que antes de junio de 2011, pero ahora la Constitución obilga a una interpretación con perspectiva de derechos humanos. 

La ley señala claramente que el servicio se presta a propietarios o poseedores y no especifica si la posesión debe ser regular o no. Esto genera una ventana para suministrar servicios a lotes irregulares. Implica frenar el negocio de personas que se autoinvaden para lucrar con la miseria.

El conflicto se da entre el derecho de propiedad de una persona y el de los posesionarios a recibir servicios básicos. Este conflicto se resulve hasta ahora a favor de la propiedad, pero es indispensable revisarlo bajo una perspetiva de derechos humanos. La ONU ya se ha prounciado al respecto, un Tribunal Colegiado del Estado de Morelos también.



DEJA TU COMENTARIO

Ingresa datos requeridos(*) Código Básico HTML Habilitado

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook