Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

16Diciembre2017

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015

Quito. El presidente Rafael Correa (49), que inicia su nuevo mandato (2013-2017) en mayo, se ha propuesto en los próximos cuatro años “cambiar la matriz productiva” de Ecuador y ha dicho que “es ahora o no será nunca”. Llama la atención que en este momento de la Historia latinoamericana e incluso mundial, el presidente de un país se comprometa con una iniciativa de esa magnitud que de antemano parece imposible de lograr. 

El Presidente ecuatoriano es maestro en Economía por la laUniversidad Católica de Lovaina, Bélgica, y doctor por la Universidad de Illinois. Antes de ser presidente escribió libros sobre la economía ecuatoriana e impartió clases en la universidad. Su proyecto implica pasar del modelo primario-exportador, que ha caracterizado la economía del Ecuador, a uno donde los ejes de la reproducción económica sean la industria y los servicios. El modelo implica reducir el peso que tienen en la economía las exportaciones primarias (petróleo, plátano…) para privilegiar la producción de bienes con valor agregado. 

Según Correa, los elementos que harán posible ese cambio, parte central de su “revolución ciudadana”, son: 1) Realizar la reforma agraria; 2) Garantizar la redistribución del agua para el riego; 3) Impulsar el crédito a todas las actividades productivas; 4) Impulsar la investigación científica-tecnológica y la educación superior articuladas con la economía productiva; 5) Aplicar mecanismos que garanticen el control y la salida de capitales y divisas; 6) Promover la ocupación plena de la infraestructura para las actividades productivas; 7) Implementar programas de inclusión de las unidades económicas populares; 8) Ampliar la base de productores-propietarios; 9) Aumentar la recaudación tributaria.

A nivel político “cambiar la matriz económica” implica la descentralización de la estructura del aparato público y la construcción de una nueva arquitectura institucional basada en distritos que tenga equilibrio poblacional. Críticos al Gobierno plantean que la inversión pública llega al 70% y la privada sólo al 30%. Critican también que el Gobierno, para impulsar el crecimiento ha recurrido al endeudamiento que asciende al 23% del PIB. 

Correa ha presentado buenos resultados económicos en los seis años de gobierno. El PIB creció a un promedio anual del 4.3%. El ingreso público pasó de 13 mil 450 millones de dólares en 2007 a 35 mil 158 millones de dólares en 2012. El precio promedio del barril de petróleo ha sido de 77.56 dólares. La población en pobreza extrema pasó del 36.7% en 2007 al 27.3% en 2012. Correa y Alianza País, su partido, que ganó la mayoría en la Asamblea Legislativa, están seguros de poder lograr el “cambio de la matriz económica”. Las dudas son muchas, pero sin duda que vale la pena dar seguimiento a esta propuesta que se antoja utópica, pero que resulta atractiva en un mundo globalizado donde parece que ya todo está hecho y es imposible imaginar nuevos modelos económicos. Ya se verá.



DEJA TU COMENTARIO

Ingresa datos requeridos(*) Código Básico HTML Habilitado

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook