Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

12Diciembre2017

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015

FECHA por 

Migración, Ocupación y Bono Demográfico

Los años de crecimiento insuficiente y oportunidades escasas de ocupación altamente productiva y bien retribuida, han resultado en un fenómeno masivo de emigración por hambre, pobreza y desesperanza. La demanda de fuerza de trabajo poco calificado generada por los sectores agrícolas y de servicios en Estados Unidos se convirtió en irresistible polo de atracción para millones de mexicanos depauperados. Perdimos así en buena medida los frutos del bono demográfico y sufrimos la desintegración social de numerosas familias y comunidades.

A cambio, obtuvimos la transferencia del capital humano consistente en las habilidades, conocimientos, hábitos, actitudes, valores y experiencias que los migrantes acumularon en su inserción temporal o duradera a la sociedad y la economía más rica del planeta. También benefician a México las remesas de divisas que envían a sus familias, aunque el superpeso ha erosionado su valor, así como su contribución a la modernización de las comunidades a las que retornan, de manera transitoria o definitiva.

Es notable, sin embargo, que en el curso de este proceso, la mayoría de los migrantes han mantenido intacta, en sus usos y costumbres cotidianos y en sus valores y anhelos más íntimos, su identidad cultural como mexicanos y su sentido de pertenencia a una gran nación mexicana, por encima de límites territoriales y políticos. Es hora de recuperar para el gran reto de crecimiento incluyente que confronta México, la vasta reserva de recursos y talentos de los mexicanos que no residen en México. Se hace indispensable reintegrarlos en las redes de producción, inversión, comercio, docencia, creación intelectual y cultural, solidaridad social y construcción institucional democrática de México. Así recuperaremos con creces el bono demográfico que perdimos. 

El prolongado periodo de crecimiento insuficiente y las limitaciones cuantitativas y cualitativas de la oferta educativa han resultado en la acumulación de un pasivo social de desocupación y ocupación de escasa productividad, erosión del acervo de capital humano y deterioro de los indicadores de salud. El bono demográfico se ha convertido en un pasivo social de pobreza, insalubridad, ausencia de habilidades y conocimientos con relevancia productiva, y hasta analfabetismo funcional. Sólo el crecimiento suficiente e incluyente puede revertir este deterioro y reconvertir nuevamente el aparente pasivo social en bono demográfico. Sin embargo, el puro crecimiento económico no bastará para lograr la reinserción de millones de excluidos en la dinámica de la ocupación altamente productiva y retribuida.

Mantener una economía de plena ocupación es indispensable para hacer un aprovechamiento social óptimo del acervo nacional de capital humano y para dar al crecimiento un carácter incluyente. A fin de alcanzar este objetivo será necesario rediseñar los sistemas públicos y sociales de alimentación, pensiones, seguridad social, prevención y atención sanitaria, para que integren un sistema nacional de atención universal integral. Pero esto habrá de hacerse sin elevar la carga tributaria sobre las actividades de alta productividad y su contribución al crecimiento. Esto conlleva la necesidad de reducir a todos los niveles y de manera decidida el gasto corriente del sector público que no contribuya de manera tangible a la seguridad, el crecimiento y el bienestar social, reasignando los recursos así liberados a la alimentación, la seguridad social, la educación y la salud. Pero esto tampoco será suficiente en ausencia de un esfuerzo de movilización social orientada a reconstruir, ampliar y fortaleces las redes ciudadanas, comunitarias, familiares y privadas de solidaridad social. A eso apunta ya la política social del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto. Pero urge avanzar en ese terreno, antes de que la paciencia de los excluidos se agote.

                Twitter: @alzati_phd



DEJA TU COMENTARIO

Ingresa datos requeridos(*) Código Básico HTML Habilitado

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook