Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

17Febrero2018

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015

La política en una democracia es un juego que tiene desquite. No es una lucha de enemigos históricos que busquen aniquilarse mutuamente, sino interacción enriquecedora de adversarios, que a sus intereses inmediatos saben anteponer el interés superior de la nación. ¿Para qué alienar a un adversario, que no enemigo, con el que de cualquier manera se tendrá que seguir buscando acuerdos indispensables para la gobernabilidad democrática? La alternancia nos ha permitido ya crear las condiciones para consolidar la normalidad democrática. Y le pese a quien le pese, la alternancia llegó para quedarse.

Cuando fui profesor asistente del extinto Samuel P. Huntingtonen el curso “Democracia moderna” del core curriculum de Harvard College, de 1984 a 1987, discutí incansablemente con él sobre sus razones para negarse entonces a calificar a México como una democracia cabal. Al final, su único argumento para negarnos esa calidad era siempre “la alternancia”. Ya cumplimos a plenitud el primer ciclo de alternancia en lo concerniente a la Presidencia de la República. Pues, en opinión plasmada por Huntington en Orden político en las sociedades en cambio, sin duda su obra más importante, la alternancia plena no se cumple, sino hasta, al menos, la segunda vez en que el partido en el poder lo entrega, pacífica y ordenadamente, a una oposición triunfadora en elecciones legales y legítimas. Por ejemplo, el PRI al PAN en el 2000 con Vicente Fox como abanderado, y ahora el PAN al PRI con Enrique Peña Nieto como su candidato triunfante. Ambos en elecciones legales, legítimas y concurridas.

Sin embargo, el avance hacia la alternancia no se inició con la Presidencia de la República al ocurrir la incuestionable victoria deVicente Fox. Se inició en Baja California, cuando en 1989,Ernesto Ruffo Appel se convirtió en el primer gobernador no priista de un estado, triunfador en elecciones legales, legítimas y concurridas, desde la fundación del PRI en 1929. Desde el triunfo de Ruffo, el PAN ha conseguido mantenerse ininterrumpidamente en el gobierno de esa importante y políticamente compleja entidad fronteriza, que en aciaga hora fue escenario del magnicidio en agravio de Luis Donaldo Colosio Murrieta, que todavía cimbra a México. Cabe ahora, en consecuencia, preguntarnos si con las elecciones de gobernador en este año ha llegado la hora de que Baja California cumpla su primer ciclo completo de alternancia, es decir, si el PRI será capaz de recobrar la gubernatura de ese estado, en poder del PAN.

La carta a la que el PRI apuesta para conseguir esa hazaña es Fernando Castro Trenti. Un político joven pero experimentado, que consiguió ser candidato de unidad gracias a su indudable popularidad, claramente reflejada en las encuestas, así como a su perfil ciudadano y su carácter sereno y conciliador. Sin omitir que ha sabido ganarse la confianza del presidente Enrique Peña Nieto; del presidente del CEN del PRI, César Camacho Quiroz, y del coordinador de la fracción priista en la H. Cámara de Diputados, Manlio Fabio Beltrones Rivera, con quien colaboró como vicecoordinador. Fernando Castro Trenti nació el 14 de noviembre de 1955 y es licenciado en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México. En el PRI ha sido consejero político nacional, estatal y municipal y presidente del Comité Directivo Estatal. En su estado natal ha sido desde diputado local hasta senador y disfruta de indudable prestigio y arraigo. Es pues una buena apuesta.

Las elecciones las gana siempre quien mejor entiende los anhelos de los electores y les da la respuesta más convincente. Y quien dispone, además de la estructura y capacidad de movilización necesarias para llevar a sus partidarios a las urnas y defender el voto a la hora de los recuentos y las calificaciones. Ya veremos si Fernando Castro Trenti lo consigue y si ha llegado la plena alternancia a Baja California.

                Twitter: @alzati_phd



DEJA TU COMENTARIO

Ingresa datos requeridos(*) Código Básico HTML Habilitado

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook