Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

27Marzo2017

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015

Gracias al favor de ustedes que nos leen, con la presente publicación llegamos a la edición número 100 de Nuestra Revista; el sitio que un grupo de amigos creamos para dar espacio a quienes desean expresar ideas y pensamientos. Bajo la premisa dictada por Oscar Wilde, de que “no existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo”, incursionamos en este proyecto. Para auxiliarnos, invitamos a articulistas de gran experiencia a que nos acompañaran a iniciarnos en este arte del periodismo editorial. Mi agradecimiento por su solidaridad.

La experiencia ha sido extraordinaria, escribir es una gran práctica, es hasta una terapia. Aunque no lo parezca, dice Tito Monterroso, “escribir es un arte; ser escritor es ser un artista, como el artista del trapecio, o el luchador por antonomasia, que es el que lucha con el lenguaje”; para esa lucha, el autor del cuento más corto recomienda: ejercítate de día y de noche. Nosotros pretendemos incentivar a más gente a que incursione en este arte; para ello les decimos lo que indica Monterroso: “Cuando tengas algo que decir, dilo; cuando no, también. Escribe siempre”.

Agradezco a todos los que se han integrado a Nuestra Revista, los pioneros y quienes en el transcurso de estos dos años han aportado con sus artículos puntos de vista e ideas sobre los diferentes quehaceres de nuestra vida en sociedad. Con sus contribuciones suman su esfuerzo al de la formación de la opinión pública.

Herman Heller ha señalado: “La sociedad civil, despierta a la autoconciencia política, solo puede engendrar una vida pública donde sea posible una comprensión en el mismo lenguaje sobre intereses comunes”. “La opinión pública, tal como nosotros la entendemos, es opinión de voluntad política en forma racional, por lo cual no se agota nunca en la mera imitación y en el contagio psicológico colectivo”. La importancia de la opinión pública para la unidad estatal, dice Heller, es tanto mayor cuanto más precisa y comprensivamente se haya condensado en juicios políticos firmes y a menudo indiscutidos.

La opinión pública es una condición de la unidad estatal, la enorme importancia de ésta consiste en que, en virtud de su aprobación o desaprobación asegura aquellas reglas convencionales que son la base de la conexión social y de la unidad estatal. Por tales razones hoy es de gran valor la participación de todos en los espacios  que forman la opinión pública, para que esta sea también, la opinión del público, la del pueblo.

George Orwell, escritor y periodista británico, al ser cuestionado por su motivo para escribir decía: “Deseo de empujar al mundo en cierta dirección, de alterar la idea que tienen los demás sobre la clase de sociedad que deberían esforzarse en conseguir”. Ésa es la idea buscar entre todos empujar al mundo hacia la transformación del presente para lograr un mejor futuro. Nuestra Revista brinda este espacio que ya es de todos. Gracias por acompañarnos en los primeros cien números.

José Vega Bautista

 

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

@Pepevegasicilia



DEJA TU COMENTARIO

Ingresa datos requeridos(*) Código Básico HTML Habilitado

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook