Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

18Noviembre2017

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015

Por: Lic. Jorge Luis Núñez Aguirre.       

Notario Público No.97 y Subdirector de Nuestra Revista.

La semana que acaba de pasar platicaba en este mismo espacio del procedimiento que se debe seguir ante un Notario Público cuando una persona fallece sin haber dejado un testamento dándose apertura a la llamada Sucesión Intestamentaria a través de un Juicio Sucesorio Intestamentario.

En el presente artículo pretendo que recordemos la gran importancia que tiene realizar un testamento ya que este te permite disponer de tus bienes derechos y obligaciones para después de la muerte.

Hablemos pues de la Sucesión Testamentaria:

La Sucesión Testamentaria es aquella que se origina en virtud de que la persona que muere dejó realizado un testamento es decir, aquel acto jurídico unilateral, individual, personalísimo, solemne y revocable mediante el cual una persona estampa su voluntad y dispone para después de su muerte lo que deba de hacerse con sus bienes, derechos y obligaciones.

Vale la pena recordar que significa cada una de las características anteriormente mencionadas:

-Unilateralidad e individualidad: Quiere decir que sólo el testador es quien expresa su voluntad de manera libre al momento de realizar su testamento.

-Personalísimo: Solamente el testador puede dictar su testamento no puede hacerlo alguien más en lugar del testador.

-Formal: Debe de cumplir con todas las exigencias de la ley ya que lo que ahí se estampe es la voluntad del testador para después de su muerte.

-Revocabilidad: Como solamente surte sus efectos hasta después de la muerte, el testamento puede ser revocado cuantas veces el testador lo considere necesario.

De todo lo anterior podemos deducir que la Sucesión Testamentaria es la institución jurídica mediante la cual los herederos que ahí aparecen suceden a la persona que murió atendiendo al testamento.

En el testamento hay dos maneras de disponer de los bienes:

-A título universal: Es cuando el testador dispone de la totalidad de sus bienes.

-A título particular: Es cuando el testador dispone de sus bienes de una forma determinada, es decir, cierto bien o ciertos bienes a determinada o a determinadas personas.

Lo anterior nos obliga a definir dos figuras importantísimas que son heredero y legatario:

-Heredero: Es el sucesor a título universal, adquiere todo el patrimonio, derechos y obligaciones de la persona que murió.

-Legatario: Es la persona beneficiaria de la herencia a título particular a diferencia del heredero que sí continua con la personalidad de la persona fallecida, el legatario no.

Diríamos pues, la herencia es a título universal y el legado es a título particular.

Estimado lector es muy importante hacer su testamento, espero que como siempre estas líneas les sirvan para seguir transitando por el camino de la ley.



DEJA TU COMENTARIO

Ingresa datos requeridos(*) Código Básico HTML Habilitado

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook