Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

19Agosto2017

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015

A principios de este 2011, cuando Humberto Moreira fue elegido como Presidente del PRI

, sus comentarios fundados y directos fueron evaluados a la ligera por sus contrincantes. Que si eran agresivos, que esa no era manera de hacer política, que a nivel nacional las cosas se manejaban de otro modo, fueron algunas de las declaraciones recurrentes.

El cambio de un paradigma supone una serie de elementos y conjunciones en un momento determinado. A nuestra generación le ha tocado vivir tantos cambios que nos parece el estado normal de las cosas, pero sin duda hay actividades del quehacer humano que viajan en distintas velocidades.

La política y los políticos suponen una velocidad más lenta que el resto. Por esto queda claro, que mientras los demás duermen en los laureles de la inacción bajo el pretexto de la cordialidad, hay políticos que han entendido que se necesitan nuevas fórmulas y maneras de plantear las cosas.

Constantemente escuchamos, desde la sociedad civil, que uno de los problemas es que los políticos viven en una realidad diferente. Su paradigma, la manera en la que analizan y digieren la realidad, ha perdido contacto con la realidad a la que se enfrentan los ciudadanos comunes y corrientes.

Desde este punto, la propuesta y la manera de plantear las ideas que utiliza la nueva dirigencia priísta, hacen que el ciudadano se sienta más identificado, alguien que cambie el tono gris en el que ha caído la discusión de las ideas, alguien que incorpore en blanco y negro las necesidades reales en las discusiones.

En el último debate con los otros dos líderes de los principales partidos políticos a nivel nacional se mostró claramente que mientras unos siguen analizando y jugando para su propio beneficio, ya hay quienes de manera simple y directa han puesto la vista en otros temas.

Lo más seguro es que a los otros partidos les cueste todavía más tiempo ajustarse al nuevo paradigma que pronto gana terreno. Esto conformará una ventana de oportunidad inalcanzable, entre el momento en el que entiendan que las reglas del juego cambiaron y el momento de la elección.

Además, una vez que hayan entendido el nuevo camino y traten de tomarlo se enfrentarán, de nueva cuenta, a lo ligero de sus evaluaciones y cuando menos lo esperen, volverán a toparse con el tren de nuevos paradigmas. Si lo dudan, que volteen a Coahuila y le pregunten a las fuerzas opositoras.



Victor De la Rosa

Licenciado en Economía de la Universidad Autónoma de Coahuila, se ha desempeñado dentro del servicio público desde 2003. Ha colaborado en temas financieros relacionados con recursos federales y pensiones. Es miembro del Colegio de Economistas de Coahuila A.C. y Asociado de la Fundación Colosio Filial Coahuila A.C.

DEJA TU COMENTARIO

Ingresa datos requeridos(*) Código Básico HTML Habilitado

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook