Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

21Noviembre2017

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015

Lunes, 19 de Noviembre de 2012 11:56

Cosmos

por  Marcos Durán Flores
Vota este articulo
(0 votos)

Cuando era un niño subía al techo de la casa de mi Abuela con mis tíos Manuel y Rogelio para tumbarnos y observar el cielo monclovense tachonado de estrellas. Intentábamos descubrir si en los planetas existía alguien parecido a nosotros y señalábamos astros e imaginarias naves preguntándonos si estábamos solos en el Universo.

Después conocí por Carl Sagan el “Cosmos” que para él significaba como “todo lo que es, todo lo que fue y todo lo que será” algo que los antiguos griegos había definido como el conjunto de todas las cosas creadas en el Universo y sus confines. Carl Sagan, astrofísico de la Universidad de Chicago fue un divulgador de la ciencia y el conocimiento como modo de vida y con su carisma personal capturó la imaginación de millones acercando las maravillas de la ciencia y explicando conceptos difíciles en términos comprensibles. “Cosmos”, su obra más conocida, es una serie documental que hace un repaso del conocimiento humano generado a lo largo de la historia y que logró motivar a una generación entera que contemplábamos el Universo desde la perspectiva del conocimiento científico y alejado de los dogmas y la superstición de la astrología. Muchos años después, mi amigo José María González Lara me obsequió una edición remasterizada de la serie completa la cual guardo como una de mis más caras posesiones.

Y es que a cuatrocientos años de que Galileo utilizara el primer telescopio, nuestra comprensión de la naturaleza y el universo se están expandiendo en todas direcciones y las implicaciones sociales, culturales y espirituales son incalculables. Hoy, que la ciencia se plantea enormes desafíos a algunos de nuestros eternos supuestos, la divulgación científica ofrece una oportunidad sin precedentes, para proteger el medio ambiente que nos sostiene. Parecería increíble creer que con un telescopio podemos observar aquellas galaxias y planetas que como decía el Maestro Borges, aun brillan sin que podamos distinguir si se trata de imperios que se apagan o se trata solo de luciérnagas.

Esa es la importancia del conocimiento, el único medio conocido para derrumbar muros y viajar con nuestra imaginación en los misterios de la vida y en la búsqueda de inteligencia en otros mundos, más como una forma de humanizarnos y respetar a nuestro planeta y semejantes. Porque tal como aseguraba Carl Sagan al defender la teoría de Darwin “Es posible que el “Cosmos” esté poblado con seres inteligentes. Pero no habrá humanos. Solo aquí, en este pequeño planeta. Somos una especie en peligro, una especie rara. En la perspectiva cósmica cada uno de nosotros es precioso y si alguien esta en desacuerdo déjalo vivir pues no encontrarás a nadie parecido en cien mil millones de galaxias”.

El sábado pasado ni “El Buen Fin” o el “mal clima” detuvieron a quienes se acercaron al conocimiento científico en  “La Noche de Estrellas”, el evento de divulgación científica más grande de México organizado en 49 sedes a nivel nacional. En Saltillo, Ramatiz Arellano y un grupo de entusiastas de la Sociedad Astronómica de Saltillo reunieron en el Museo del Desierto a miles interesados en conocer la nebulosa de Orión, navegar las turbulentas tempestades de Júpiter y observar el peligroso sistema de anillos de Saturno. En Torreón, Eduardo Hernández, Director del Planetarium y la Asociación Astronómica de la Laguna atendieron a 10,000 laguneros que esperaron con paciencia a que se despejara el cielo y atestiguar que la luna hacia un guiño a los niños. La “Noche de Estrellas” es de esos eventos que promueven el conocimiento científico que como afirmaba el poeta inglés Ben Jonson es como “El fuego, que primero debe ser encendido por algún agente externo, pero que después se propaga por sí solo”.

Cuando a Carl Sagan, un apasionado del SETI, el programa que buscaba vida e inteligencia extraterrestre le preguntaron acerca de las posibilidades de encontrarla, este respondió: “A veces creo que hay vida en otros planetas, y a veces creo que no. En cualquiera de los dos casos la conclusión es asombrosa. Y si estamos solos en el Universo, seguro sería una terrible pérdida de espacio”.

Ultima modificacion el Lunes, 19 de Noviembre de 2012 12:00
Mas en esta categoria: « El Buen Fin..al

Dejar comentario

Ingresa datos requeridos(*) Código Básico HTML Habilitado

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook