Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

25Junio2017

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015

Domingo, 07 de Octubre de 2012 20:51

Contrato de Arrendamiento

por  Jorge Nuñez
Vota este articulo
(2 votos)

Por: Lic. Jorge Luis Núñez Aguirre.

Notario Público Número 97 y Subdirector de Nuestra Revista.

Los acuerdos de voluntades no solamente son aquellos donde trasladamos el dominio de alguno de nuestros bienes a cambio de una contraprestación económica, sino también cuando única y exclusivamente trasladamos el uso o goce de algún bien a cambio de igual forma de una contraprestación, para el caso particular del arrendamiento veamos las siguientes generalidades.

El contrato de arrendamiento utilizado por millones de ciudadanos es aquel mediante el cual una persona llamada arrendador concede el uso o goce temporal de una cosa a otro denominado arrendatario mediando siempre un precio cierto y determinado al que llamamos “renta”.

De la definición anterior podemos destacar que el contrato de arrendamiento reúne las características que mencionaremos sin necesidad de explicarlas, ya que fueron ampliamente explicadas en artículos anteriores a este:

El arrendamiento es un contrato:

-Bilateral

-Oneroso

-Conmutativo

-Formal

-Nominado

-Voluntario

-DE TRACTO SUCESIVO

-Principal

-Traslativo de uso

Salta a la vista el “Tracto Sucesivo” ya que es un contrato que se va cumpliendo de momento a momento.

De  la misma esencia del contrato de arrendamiento podemos desglosar  los siguientes elementos:

-Personales: Son aquellas partes que intervienen (Arrendador y Arrendatario), el primero de ellos requiere además de la capacidad general para contratar y obligarse es necesario que cuente con las facultades para poder dar en arrendamiento la cosa de que se trate, el segundo es decir el Arrendatario, basta con que cuente con la capacidad legal para obligarse y contratar, claro está con las propias limitaciones de ley de en determinadas situaciones no poder fungir como arrendatarios (Tutores o funcionarios públicos).

-Reales: Mencionaremos tres elementales; la cosa, el precio y el tiempo; el primero de ellos pudiendo ser mueble o inmueble; el precio que debe ser cierto y determinado, pudiendo ser en dinero o en especie; y el tiempo que es el fijado por las partes como plazo.

-Formales: Aunque pudiera ser un contrato consensual generalmente el arrendamiento debe constar por escrito y cumplir con todas las formalidades de ley.

Dentro de las obligaciones de las partes mencionaremos las principales:

Arrendador:

  • Entregar el bien objeto del arrendamiento.
  • Conservar el bien en buen estado para el uso convenido.
  • Garantizar el uso útil del bien (Abstenerse de perturbar, proteger contra perturbaciones de terceros, responder por los vicios ocultos).
  • Reembolsar al arrendatario por las mejoras necesarias e indispensables que este haya realizado.

Arrendatario:

  • Pagar la renta.
  • Usar el bien de la manera convenida.
  • Conservar el bien en buen estado.
  • Devolver la cosa dada en arrendamiento al término del contrato.

Este tan utilizado contrato puede terminar comúnmente por cualquiera de las siguientes causas:

-Vencimiento del plazo.

-Recisión del contrato.

-Por mutuo consentimiento.

-Desaparición del bien arrendado.

Espero estimado lector que esta serie de artículos relacionados con el arte de contratar le permitan conocer un poco más de estos tan importantes temas.

Ultima modificacion el Domingo, 07 de Octubre de 2012 20:54

Dejar comentario

Ingresa datos requeridos(*) Código Básico HTML Habilitado

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook