Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

20Octubre2017

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015

FECHA por 

Peña Nieto, con actitud y presencia de presidente

Ser, parecer y que te la crean.

 Refrán

No sé quién “ganó” el debate porque no queda claro cómo se midieron los tantos ni quiénes llevaron la cuenta. Lo que, en cambio, está fuera de duda, es que quien dominó el debate fue Enrique Peña Nieto.

Lo dominó porque de inmediato se convirtió en el centro de atención de los otros contendientes más significativos, quienes lo hicieron blanco de sus reiterados y poco efectivos ataques. Lo dominó porque mostró un aplomo, una capacidad de respuesta y concentración y, sobre todo, una capacidad de improvisación ágil, coherente y enfocada que no esperaban ni calcularon sus detractores. Las leyendas negras del “producto de la publicidad televisiva” que “era incapaz de debatir sin la ayuda delteleprompter o del chicharito” se derrumbaron estrepitosamente a la vista de todos. Quedaron descobijados los histriones de la descalificación a priori y sus seguidores de las redes sociales. Ojalá aprendan a dejar de creerse sus propias mentiras.

Enrique Peña Nieto dominó el debate porque en todo momento se comportó como quien sabe que sí va a ser Presidente de la República. Es, parece, y casi la mitad de los electores hemos demostrado, en una encuesta tras otra, que le creemos. Y creemos en él. En su inteligencia, que en el debate quedó más que probada. En su capacidad para gobernar con eficacia y resultados que de sobra probó con su desempeño como gobernador del Estado de México, el más poblado y complejo del país, y el de mayor visibilidad política y mediática, en virtud de su vecindad con el Distrito Federal. En su carácter, por su capacidad para mantenerse sereno y responder con firmeza, pero sin agresiones, a los reiterados cuestionamientos de sus competidores. Siempre trató a la candidata del partido oficial con la deferencia que se debe a una dama, y al persistente candidato de las izquierdas con infinita paciencia, ante sus gastadas historias de complots, que sólo parecen preparar la consabida protesta postelectoral ante la inminente derrota.

Enrique Peña Nieto mostró y sigue mostrando de manera consistente dotes, no sólo de Presidente, sino de líder político responsable y con visión de largo alcance. De líder que entiende, desde el compromiso con las próximas generaciones, más allá de las próximas elecciones, y desde la experiencia del gobierno, la delicada tarea política de construir consensos políticos eficaces y duraderos. Su valiente y tenaz rechazo a la tentación de la confrontación hiriente, su compromiso de no dividir a la nación, son prueba de que sabe que va a ganar y a ser presidente. Pues un presidente que aspire a gobernar sabe que para lograrlo tendrá que contar con quienes hoy son sus rivales en una contienda democrática. Y tendrá buen cuidado de no convertirlos en enemigos irreconciliables. Hay que tener carácter y grandeza de ánimo para, ante la andanada de acusaciones infundadas y provocaciones,  resistirse a la ira y evitar ofender la dignidad personal de los contendientes, a sabiendas de que más temprano que tarde habrá de sentarse a negociar con ellos los acuerdos necesarios para que México avance, con firmeza y rumbo, pero siempre dentro de la democracia.

Enrique Peña Nieto dominó el debate porque mantuvo en todo momento actitud y presencia de presidente. Sus propuestas convencen. Convence su experiencia. Su determinación de asumir públicamente compromisos precisos. Pero sobre todo convence él. Actúa como quien sabe que va a ser presidente. Habla como quien sabe que va a ser presidente. Y esa imagen de presidente es la que Enrique Peña Nieto ya consiguió dejar claramente grabada en la conciencia de millones de mexicanos que, a pesar de las opciones afortunadamente disponibles, decidimos sintonizar el debate. Y que por eso votaremos por él. Para que nos devuelva la paz y la esperanza.



DEJA TU COMENTARIO

Ingresa datos requeridos(*) Código Básico HTML Habilitado

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook