Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

18Noviembre2017

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015

Soliloquio

Como una novedosa y hasta inusual forma de hacer política, de hacer campaña, Pedro Joaquín Coldwell, Presidente del CEN del PRI, manda a su homologo del PAN una carta, que dice que les invita a formar una “Mesa de  la Verdad”, para confrontar la información, en dialogo de altura y apegado a la verdad, sobre el cumplimiento de los compromisos de EPN.

Cuando Josefina Vázquez Mota, Candidata panista a la Presidencia, en semanas pasadas, se reflejo en el “espejo de la verdad”, se vio  decadente en su campaña y en el lugar que le ubican las encuestas, a según de las preferencias ciudadanas: “cambio o le cambiaron el equipo, modificaron su vestido y endurecieron el lenguaje; ataca ahora a sus oponentes, en lugar de proponer ideas, diagnósticos y soluciones propuestas.

Chepina había provocado directamente a Enrique Peña Nieto, el puntero incomodo, diciéndole mentiroso, y asegurando que no había cumplido algunos compromisos firmados, cuando era Gobernador de EDOMEX. Claramente el objetivo panista era mermar la  tónica de la campaña priista de firmar compromisos, jugada que ya le ha funcionado y dado “yardas políticas”.

El PRI, vía algunos militantes había contestado a Josefina que EPN si cumplió y que las pruebas estaban en el terreno, que por el contrario ella había presumido en sus spots que había construido pisos firmes en el país, siendo Secretaria de Desarrollo social y que  los números no solo eran exagerados en casi un millón de metros (que ella  si mentía) sino que además eran más metros los presumidos que las casas existentes sin piso firme, en la época referida.

La respuesta del PAN, vía funcionarios de la campaña de Vázquez Mota fue tan barata y peligrosa, dijeron que esos eran  los datos duros que le pasaron a la Candidata. Dejaron tan mal parada a “La Jefa, versión dos”, que ya no se sabe si ella desconoce la información de los trabajos que se supone ella dirigió o si le queman las naves” con fuego amigo, lo único claro es que no se negó la mentira electoral.

La nueva tónica de la campaña panista, que sigue en franca picada, que sigue siendo el ataque a los opositores del PRI y PRD, pudiera explicarse en la conseja de los asesores negros (Solá, Molinar, etc.) de que en tanto crece el discurso, acartonado y flojo, de la Candidata, habría que desprestigiar y golpear duro al puntero, que les lleva más de 25 puntos.

Para rematar el segundo arranque de la campaña albiazul, el ex Presidente Vicente Fox declara fuerte: Dice que la tendencia es casi irreversible, que el puntero tiene casi asegurada la elección y que se requeriría un milagrito para cambiar los resultados. El PAN le contesta a Fox, le dice “desubicado”. Peña Nieto le agradece, dice que el si sabe, pero que no se confiara, que si es simpatía de Chente a su proyecto, es algo bueno.

Ahora aparece esta estrategia del PRI: Invitar mediáticamente a esta “Mesa de la Verdad”, pide se designen seis del PAN contra igual número de priistas; que se reúnan en el salón Ciudad de México, de un Hotel en el DF,  sesionando en debate de información. Que dejen claro frente al opinión pública, quien miente.

Advierte la” Carta de Coldwell “que de ser desairada por el Presidente del CEN del PAN Gustavo Madero Muñoz, la convocatoria (para el día de mañana), se estaría dejando claro que era solo un estrategia panista, el golpeteo al Candidato del PRI.

En principio refleja esta carta que el PRI y su Candidato se sienten seguros en los datos que tienen, quizás apuestan a ganar un debate no convocado por el IFE, evidenciando una vez más a la “Jefe Chepina”, tan enfermada políticamente.

Ojalá no tenga un efecto boomerang y este bien medida la “novedosa idea” ocurrida en el cuarto de guerra del PRI. Para un ganador virtual los riesgos tendrían que ser siempre muy calculados, casi habría que transcurrir la campaña firmando compromisos y nadando de muertito.

Saben en el equipo cerrado del Candidato Peña Nieto, que los dos debates ya programados serán de golpeteo a EPN por parte de López Obrador y de Vázquez Mota, que las propuestas brillarán por su ausencia ante al prioridad de la denostación al puntero.

No sé a esta hora que contestó el PAN a la “Carta de Coldwell”, pero de decir que acepta, será una jornada interesante la que nos espera. De decir que no, por la justificación que sea, quedará muy mal parado el PAN y será el arranque de una despiadada  guerra sucia, recurso panista preferido, ante su rezago electoral.

 La carta de Coldwell…,  es hoy una nueva forma de hacer campaña, confrontando a la verdad, aquella que puede asistirles políticamente o no… La novedad electoral optada ante los debates en puerta, es una moneda al aire.



DEJA TU COMENTARIO

Ingresa datos requeridos(*) Código Básico HTML Habilitado

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook